Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio

Avión de Evo Morales viaja rumbo a Bolivia luego de 14 horas de espera en Austria

El incidente disparó un conflicto diplomático al que de inmediato se sumaron los países de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur). A su vez este hecho generó numerosas expresiones de rabia de usuarios en redes sociales en América Latina. La convocatoria a la reunión fue confirmada esta madrugada por los mandatarios de la Argentina, Cristina Kirchner, y de Ecuador, Rafael Correa, en un intercambio de mensajes por Twitter.

Diario Uchile

  Miércoles 3 de julio 2013 9:52 hrs. 
evo morales

El presidente de Bolivia, Evo Morales, se encuentra en el camino de regreso a su país, luego de pasar 14 horas en el aeropuerto de Viena, Austria. Según el mandatario, el avión presidencial fue impedido de entrar al espacio aéreo de España, Italia, Francia y Portugal, debido a que se pensó que llevaba a bordo al ex agente de inteligencia estadounidense Edward Snowden, buscado por su país por filtrar información confidencial.

El incidente disparó un conflicto diplomático al que de inmediato se sumaron los países de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur), como a su vez generó numerosas expresiones de rabia de usuarios en redes sociales en América Latina.

Se presume que las sospechas de que Snowden viajaba con Morales se iniciaron luego de que el mandatario boliviano -durante su participación el lunes y martes en una cumbre de exportadores de gas en Moscú- dijese que “debatiría y consideraría” un pedido de asilo del estadounidense.

Para expertos en aviación civil y diplomacia, sin embargo, el hecho y la requisa de un avión presidencial son extremadamente inusuales. Morales y funcionarios de su gobierno indicaron que tanto Francia como Portugal habrían actuado por presiones de Estados Unidos. Washington no se ha pronunciado al respecto.

Reunión de urgencia de UNASUR

Después del rechazo generalizado que provocó esta situación la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) convocará a una reunión de urgencia para analizar la situación.

La convocatoria a la reunión fue confirmada esta madrugada por los mandatarios de la Argentina, Cristina Kirchner, y de Ecuador, Rafael Correa, en un intercambio de mensajes por Twitter.

La organización de la cita, en lugar y fecha a confirmar, estará a cargo de la presidencia de turno de Unasur, a cargo del peruano Ollanta Humala.

“[Correa] me avisa que Ollanta va a convocar a reunión de Unasur. Mañana va a ser un día largo y difícil. Calma. No van a poder”, fue el último mensaje de una catarata de tuits de Cristina Kirchner. La Presidenta también indicó que habló con su par uruguayo, José “Pepe” Mujica, y que él “está indignado”.

Previamente, confirmó que fue Correa quien le avisó de la situación de Morales en Viena y que de inmediato se puso en contacto telefónico con el mandatario boliviano. Por Twitter, relató ese llamado: “Llamo a Evo. Del otro lado de la línea, su voz me responde tranquila: «Hola compañera, ¿cómo está? (.) No voy a permitir que revisen mi avión. No soy un ladrón»”.

También el ecuatoriano Correa se comprometió a promover junto a Humala la convocatoria a la cumbre. “Horas decisivas para Unasur: o nos graduamos de colonias o reivindicamos nuestra independencia, soberanía y dignidad. ¡Todos somos Bolivia!”, expresó el mandatario en la red social.

Apoyos desde Europa

El eurodiputado de Izquierda Unida, Willy Meyer, ha denunciado este miércoles el “trato vejatorio” que, a su juicio, ha recibido el mandatario de Bolivia, Evo Morales, por parte de algunos países de la Unión Europea, ya que “no se corresponde al de un presidente”.

Así lo ha manifestado Meyer en una carta remitida a la Asamblea Parlamentaria de la Unión Europea-América Latina y Caribe, en la que propone “que la mesa directiva elabore un comunicado de solidaridad con el presidente Evo Morales y con el pueblo de Bolivia”.

“Considero absolutamente inaceptable el trato inamistoso e intolerable dado a Evo Morales”, señala en la misiva, en la que también pide recriminar la actuación de las autoridades de Francia, Portugal, Italia y España”, antes de conocer en este último caso que el Gobierno de Mariano Rajoy sí ha dado luz verde finalmente a que el avión de Morales realice una “escala técnica” en Canarias.

Mandan a llamar a embajadores

El Gobierno boliviano anunció hoy que convocará de urgencia a los embajadores de Francia e Italia y a la cónsul de Portugal en La Paz para que expliquen las razones por las que ayer denegaron el sobrevuelo y el aterrizaje al avión del presidente Evo Morales.

La cancillería boliviana llamará “en las próximas horas” a los tres representantes diplomáticos “para que rindan explicaciones de estos desagradables, prepotentes, abusivos acontecimientos del día de ayer”, dijo en rueda de prensa el vicepresidente, Álvaro García Linera.

El ministerio de Exteriores informó de que aún no tiene una hora para la convocatoria a los embajadores de Francia, Michel Pinard, y de Italia, Luigi De Chiara, y a la cónsul de Portugal, cuyo nombre no ha sido precisado por la Cancillería. Portugal no tiene embajador en La Paz.

Los incidentes diplomáticos se produjeron a raíz de la sospecha de los países de que a bordo del avión de Morales iba el ex contratista de la CIA, Edward Snowden, solicitado por EEUU, aunque García Linera destacó que la prensa ya informó de que el informático sigue en Moscú.

También dijo que Bolivia presentará una denuncia ante el Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU “para iniciar un proceso a los responsables de esta violación del derecho internacional” y “esta puesta en riesgo de la vida del presidente Evo Morales”.