Diario y Radio U Chile

Año XIII, 16 de enero de 2021

Escritorio MENÚ

Polémica Matthei-Parisi marca primer debate entre los nueve candidatos presidenciales

Educación, reformas sociales, Asamblea Constituyente, políticas indígenas e interpelaciones varias tuvo el debate organizado por la Asociación de Radiodifusores de Chile (Archi). Esta fue la primera oportunidad en que coincidieron los nueve candidatos presidenciales.

Claudio Medrano

  Viernes 25 de octubre 2013 16:46 hrs. 
archi



Dos horas y 18 minutos duró el debate presidencial organizado por la Asociación de Radiodifusores de Chile, Archi, el primero en contar con la presencia de los nueve candidatos presidenciales.

Las repercusiones de la polémica entre los candidatos Franco Parisi y Evelyn Matthei marcaron gran parte de las primeras intervenciones, en las cuales la abanderada oficialista justificó la acusación presentada en contra del economista por el no pago de imposiciones a profesores de los colegios La Fontaine y Las Américas, durante la administración de los hermanos Parisi.

Al respecto, Evelyn Matthei aseguró que no se arrepiente de sus dichos. “Sabía que estaba jugando con fuego cuando hice una denuncia grave por traer trabajadores paraguayos a Chile. Recibí similares ataques del mismo periodista que hoy trabaja con Parisi, entonces sabía que vendrían ataques feroces, pero consideré que el no pagar cotizaciones era algo suficientemente grave como para que la ciudadanía lo sepa”, explicó la candidata de la Alianza.

Franco Parisi de inmediato reaccionó y reafirmó su molestia con estas denuncias, acusando “matonaje político”. “Esta semana vimos lo peor de la política, porque no fue una denuncia. Había que dejar que los tribunales funcionen. No podemos olvidar el matonaje de intervenir teléfonos, curiosamente esa causa debió llevar alguien a la cárcel, alguien que está de candidata. Vimos acusar a sus amigos de consumo de drogas, los que están a su lado, eso es maldad. Quiero erradicar eso de la política, lo sufrí con ataques a mi familia, ocupando todo el poder de esa derecha clásica y añeja que yo quiero dejar en el pasado”, expresó..

A este duelo de interpelaciones se sumó Marco Enríquez-Ominami, que calificó a Parisi como “el asistente de Antonino”, en relación a la responsabilidad que el presidenciable endosa a su hermano en torno a la administración de los colegios. A esto, el aludido replicó que “prefiero ser asistente de mi hermano que de Max Marambio”, aludiendo a que el empresario fue uno de los financistas de la campaña del candidato del PRO el 2009.

Dentro de los candidatos que llamaron la atención por el tono enérgico de sus declaraciones, destacó Roxana Miranda, quien reafirmó su intención de convocar a una Asamblea Constituyente Social en caso de ser electa.

“Hay que refundar el Estado, lo que es derecho es derecho, no puede estar privatizado en mano de siete familias. La refundación se hace con una Asamblea Constituyente y social, no como lo que se dice hoy. Hoy la Nueva Pillería está preparando algo para la elite política, ellos van a diseñar eso y sólo nos van a llamar a votarla. A eso nosotros decimos que no”, manifestó.

Emplazamientos a Michelle Bachelet

Esta fue la primera ocasión en la que la aspirante de la Nueva Mayoría, Michelle Bachelet, compartió con todos los candidatos a la presidencia, ocasión que fue aprovechada por el resto de los postulantes a La Moneda.

En la ocasión, se le consultó por sus propuestas en materia energética y los motivos que tuvo para aprobar la instalación de 42 centrales termoeléctricas, a lo que respondió que “es la hora de asegurar que podamos tener energía y de manera limpia. Las termoeléctricas a carbón fueron una urgencia cuando se acababa el gas y no había como asegurar energía. Tenemos que ir a termoeléctricas a gas, hay proyectos hídricos, tenemos energías renovables como eólica, solar y otras. Tenemos que hacer un fuerte programa de eficiencia energética, y que la institucionalidad ambiental haga cumplir lo que corresponda”.

La candidata del Partido Igualdad, Roxana Miranda, emplazó directamente a la abanderada del pacto Nueva Mayoría. “Señora Bachelet, yo tengo magíster en economía, porque con su bono de 40 lucas tengo que llegar a fin de mes”, declaró.

“Nosotros llegamos para limpiar la política, salir de este circo. Ratifico que esta gente ha prostituido la política. Todos tienen derecho a ser candidatos, pero yo soy pueblo, yo ando en Transantiago. No dimos permiso a la Nueva Pillería ni a la derecha para que hicieran lo que hicieron. Queremos que se vaya la Concertación, la derecha y los empresarios macabros”, recalcó Roxana Miranda.

En tanto, Marco Enriquez-Ominami aprovechó la ocasión para encarar a la candidata de la Nueva Mayoría por sus ideas en educación, al señalar que “mi diferencia con Matthei y Bachelet es que una era senadora y otra era presidenta cuando yo era diputado. El fondo es que Bachelet le escuché que ella creía que era importante la educación pública, pero hizo una ley con Matthei para que se pueda usar un colegio para ganar plata. Yo voté contra la LGE, y hoy veo que Bachelet vuelve a confirmar que tolera el lucro”.

Tomás Jocelyn Holt criticó la búsqueda de un segundo mandato de Michelle Bachelet y le enrostró a  sus políticas en materia indígena. “Señora Bachelet, en su Gobierno usted mantuvo en funciones al asesino de Matías Catrileo”, puntualizó.

Regionalismo, reformas y Nueva Constitución

El representante del movimiento Todos a La Moneda, Marcel Claude, en tanto, consideró que “Chile requiere una reforma profunda a la educación”. En ese sentido, afirmó que desde el Movimiento Todos a La Moneda “hemos planteado una educación pública y gratuita para todos financiada por el Estado”. En sus intervenciones reiteró, además, su intención de modificar la actual Carta Magna: “La Constitución fue impuesta por la dictadura, por tanto, hay deber de no cumplirla”, expresó.

En ese sentido, Michelle Bachelet aseguró que una reforma a la educación, una reforma tributaria y una nueva Constitución son bases de su propuesta de gobierno.

Alfredo Sfeir por su parte, afirmó que “existen posibilidades de cambio. Proponemos una sociedad sustentable, otro camino” y prometió “tolerancia cero para los transgénicos”. “No podemos seguir con un sistema neoliberal que destruye el mediomabiente, contamina las aguas y nos tiene a todos con enfemedades”, sostuvo.

Ricardo Israel, insistió en su postura regionalista. “Chile nunca será desarrollado mientras no tenga igualdad territorial”, afirmó, subrayando que su candidatura busca parlamentos regionales y provinciales, plebiscitos locales y regionales, además de transformar a las municipalidades en verdaderos gobiernos locales para evitar que sea una decenas de ciudades las que definen el destino del país.

Los candidatos volverán a debatir esta vez por la televisión los próximos 29 y 30 de noviembre, en el foro organizado por Anatel.