Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 28 de septiembre de 2022

Escritorio

Expertos miran con desconfianza eventual salida pactada a conflicto en Siria

La Conferencia de Paz en Ginebra sobre Siria debiera evaluar un plan aceptado por todas las partes para iniciar un proceso de transición en ese país, que culmine en elecciones y terminen la guerra civil que ya lleva más de dos años. Sin embargo, analistas no prevén resultados alentadores ante el aparente fortalecimiento del régimen por sobre los rebeldes moderados y el empoderamiento de yihadistas y sectores más radicalizados.

Héctor Areyuna S.

  Sábado 28 de diciembre 2013 12:13 hrs. 
siria

Compartir en

Desde el 26 de enero del 2011 que en Siria se enfrentan fuerzas oficialistas y rebeldes en un conflicto bélico que ha llamado a la tensión en el mundo.

Las consecuencias civiles han sido de impacto internacional lo que provocó  que al inicio de este año se intensificaran los esfuerzos de paz, aunque no tan rápidamente como la crecida violencia en la zona provocada por los enfrentamientos armados.

Ahora, según han señalado diversos medios de comunicación internacional, se están acelerando los preparativos para la Conferencia de Paz Ginebra sobre Siria que va a presidir el emisario especial de la ONU y la Liga Árabe, Lakhdar Brahimi.

En la ocasión habrá representantes de la Coalición Nacional Siria, opositora al régimen de Bashar Al-Assad, así como también del Gobierno. El encuentro está previsto para el 22 de enero.

Se espera que el encuentro llamado Ginebra 2 impulse la aplicación de un plan que las grandes potencias adoptaron en el mismo encuentro de junio de 2012 sobre una solución política al conflicto, aunque analistas internacionales no tienen expectativas muy optimistas.

El especialista Guillermo Holzmann asegura que forzar la salida de Al-Assad podría recrudecer aún más la guerra civil: “La verdad es que la postura de Bashar al-Assad‎ y la postura de Rusia, además, es bastante dura en el sentido de que dejar sólo a al- Assad o sacarlo del poder o conminarlo a que lo abandone significaría en la práctica abrir una brecha para una guerra civil que sería intestina y que no tendría en la práctica los resultados que se esperarían en términos de que no hay una alternativa en la oposición que sea lo suficientemente sólida como para poder establecer un gobierno que logre niveles razonables de cohesión o adhesión a un nuevo  régimen”.

Para Holzmann la ocasión también sirve para observar el equilibrio de influencias de los países que apoyan a uno u otro sector. Mientras que también a su juicio se marcará una decidida condena a los actos terroristas.

Es por esto que el sociólogo y periodista Raúl Sohr, consideró como preocupante el hecho de que la Guerra Civil se incline hacia el régimen y en la oposición tomen fuerzas los rebeldes yihadistas más radicalizados.

A su juicio la conferencia será un espacio para llamar a una salida alternativa al conflicto, que incluso podría tener importante influencia desde otros países, como Irán.

En este sentido, el analista internacional explicó que “lo que es relativamente claro es que el plan original de los rebeldes fracasó y que hoy de cara a los islamistas extremos va a ser muy difícil conseguir una transición pactada, quizás lo que puedan obtener es otra figura dentro del propio sistema que garantice cierta libertad y cierta apertura, esto está todo muy vinculado a la situación de Irán en la medida que haya una detente con Irán la situación en Siria se va a comenzar a abrir también y va a ser más fácil una transición”.

El conflicto ya ha dejado más de 120 mil muertos desde el 2011, por lo que la reunión buscaría la instalación de un gobierno de transición que prepare unas elecciones presidenciales, sin que esto signifique la salida de Bashar Al-Assad.

Este viernes el ministro de Relaciones Exteriores de Siria, Walid al-Moallem, dijo hoy que la instancia debe enfocarse en el combate al terrorismo “y en obligar a los países que apoyan a los grupos armados a detener el financiamiento, armado y albergue de estos grupos”, según informó la Agencia Árabe de Noticias de Siria (SANA).

Síguenos en