Diario y Radio U Chile

Año XI, 25 de agosto de 2019

Escritorio

Foro Económico Mundial pone atención en concentración de la riqueza

La ONG Oxfam advirtió sobre la preocupante concentración económica como un factor de inestabilidad democrática y como emplazamiento a las grandes instancias deliberativas en la materia a nivel mundial. Por su parte, economistas hacen la advertencia de que estos informes pueden significar iniciativas para respaldar el mismo modelo de mercado y sociedad que derivó en esta crisis.

Héctor Areyuna

  Miércoles 22 de enero 2014 13:37 hrs. 
foro economico mundial

Este miércoles se inicia un nuevo encuentro del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza. Uno de los temas a tratar será la preocupación que genera en algunos expertos la diversidad de factores que puedan significar “impactos sistémicos”.

En la rueda de prensa, previa al inicio del Foro en el que dos mil 500 presidentes de grandes empresas y líderes políticos analizarán el contexto global, se expresó “cautela” sobre la recuperación económica.

En el foro además se advertirá sobre los peligros de la creciente desigualdad. En la oportunidad, la organización británica OXFAM hará un emplazamiento, solicitando a los participantes del FEM comprometerse en el tema.

La ONG hace algún tiempo trabaja en el tema. En un reciente informe aseguran que la desigualdad económica crece rápidamente en la mayoría de los países. Asimismo se insiste en que la riqueza mundial está dividida en dos: casi la mitad está en manos del 1% más rico de la población, y la otra mitad se reparte entre el 99% restante.

La responsable de estudios e investigaciones de Oxfam, Teresa Cavero, aseguró que esto puede derivar en una grave crisis democrática: “Que hayamos llegado a este nivel de desigualdad es el resultado de una serie de decisiones políticas que comenzaron en los años ochenta, que se han ido superponiendo a nivel de economía doméstica y de política internacional y que se han acelerado todavía más durante la crisis, permitiendo que una elite, unos pocos muy ricos sigan acumulando riqueza sin repercutir a través de impuestos y de beneficios en las sociedades donde están operando, que es de dónde sale esa economía. Son decisiones tomadas por el efecto que produce esta acumulación de la riqueza que es la corrosión de las instituciones democráticas”.

Los resultados del informe coinciden con lo planteado por los investigadores de la Universidad de Chile Ramón López, Eugenio Figueroa y Pablo Gutiérrez, durante 2013. Los académicos concluyeron que la distribución del ingreso del país resulta ser mucho más concentrada que lo que habitualmente se señala.

Gonzalo Durán, economista de Fundación Sol, comparte la visión de la situación chilena. Sin embargo, fue categórico en advertir la precaución con este tipo de informes y sus recomendaciones, por cuanto pueden configurarse en iniciativas para respaldar el modelo neoliberal que ha derivado en esta crisis.

““El tema central, como puede ser el análisis distributivo y de la distribución de ingresos, puede ser también visto por las mismas elites como una situación con la que hay que tener cuidado, para que el sistema capitalista pueda seguir reproduciéndose. Dado que, si es que no se preocupan por el tema de la desigualdad lo que podría producirse a nivel sistémico es un colapso del propio modelo neoliberal. En ese sentido, estas recomendaciones que hacen las ONG también apuntan hacia allá, para proteger un modelo y no hacerlo colapsar”, indicó el economista.

Las recomendaciones que Oxfam hará a Davos apuntan a que no se utilicen paraísos fiscales para la evasión de impuestos; que no se utilice la riqueza para favores políticos, la publicación de todas las inversiones de las empresas, el respaldo a la fiscalidad progresiva sobre riqueza e ingresos, exigir a los Gobiernos utilizar la recaudación en servicios como educación, salud y previsión; que las empresas ofrezcan salarios dignos; y que las élites adhieran a estos compromisos.

Además, la organización da cuenta que estos grupos privilegiados aumentaron su patrimonio con la reciente crisis económica, las leyes les favorecen y aumentan los impuestos que pagan los ciudadanos, en paralelo a la evasión fiscal de los grandes contribuyentes.