Diario y Radio Universidad Chile

Año XV, 10 de junio de 2023

Escritorio

Gobierno deroga decreto de Piñera que suprime 18 zonas turísticas

Finalmente el Comité de Ministros decidió derogar el polémico decreto 140 que quitaba la calificación de zona de interés turístico a 18 localidades del país. La medida fue firmada un día antes del término del Gobierno de Sebastián Piñera y había provocado la molestia de organizaciones y parlamentarios.

Claudio Medrano

  Lunes 21 de abril 2014 15:31 hrs. 
valdivia

Compartir en

San José de Maipo, San Pedro de Atacama o el Lago General Carrera en la región de Aysén, eran parte de las localidades que se quedaban fuera de la calificación de “zona de interés turístico” de acuerdo al decreto 140, firmado por presidente Sebastián Piñera el 10 de marzo del presente, es decir, un día antes de abandonar el Gobierno.

Esto porque de los 24 polos turísticos existentes en nuestro país, solo 6 presentaron los antecedentes para repostular en el plazo establecido por el Ejecutivo, cuya fecha vencía el 13 de mayo de 2013. Los afectados por la medida alegaban que no se presentó ni la información, ni los tiempos adecuados para presentar los documentos.

Precisamente esta fue una de las razones esgrimidas por el Comité de ministros para revocar este decreto, por lo que se iniciará un nuevo proceso, como sostiene el ministro de Economía, Fomento y Turismo, Luis Felipe Céspedes.

“El comité ha acordado revocar el Decreto 140 aduciendo que efectivamente que no se cumplieron todos los requisitos que estaban contemplados en el propio reglamento que regulaba la materia. Lo que hemos hecho hoy es dar inicio a la derogación del Decreto 140 y vamos a iniciar un nuevo proceso para evaluar las zonas de interés turístico que existen en el país”, señaló el secretario de Estado.

La subsecretaria de Turismo, Javiera Montes, confirmó que el decreto de derogación se firmará no más allá de este miércoles, luego vendrá la instalación del trabajo con los municipios y cámaras de turismo y otros entes de las diversas zonas involucradas y que incluían localidades y conocidos atractivos de norte al sur del país.

“Nosotros ahora informaremos a cada uno de los territorios y será un trabajo que realizaremos de manera coordinada con los Servicios de Turismo de cada región, con las autoridades regionales, ya sea con los gobiernos regionales, con los intendentes para que se puedan reunir todas las zonas de interés turístico de cada región, s ele pueda dar la información y nadie pueda decir que no es un proceso”, afirmó.

“Inicialmente se había definido un plazo de trabajo de seis meses, pero nosotros queremos establecer un plazo que permita llevar a cabo el proceso”, dijo la subsecretaria quien agregó que “paralelamente vamos a presentar un nuevo reglamento que permite revisar que no sea una corporación privada -de manera independiente y que ni siquiera pueda ser parte de un municipio, la que genere la agenda de trabajo, sino que se sea un ente público privado”.

Para los representantes de las zonas que perdían su estatus de “interés turístico” esta es una buena noticia, aunque adviertan de las debilidades de la norma, como señala el Consejero Aymara de Conadi, Wilson Reyes.

“El marco legislativo en Chile es muy débil y además hecho a la medida de intereses, en este caso de empresas o de gobiernos de turno. Por eso hay que buscar un mecanismo más amplio de protección para que esto no sea realmente la voluntad de un gobierno y después llega otro gobierno y la modifica”, indicó Reyes.

El Consejero repara en el hecho que la pérdida del estatus de “zona de interés turístico” abría la puerta para las empresas relacionadas a la generación de energía para la instalación de centrales, por lo que observaban con preocupación lo que ocurría con el decreto 140.

Cabe señalar que en los territorios declarados como Zonas de Interés Turístico, los gobiernos regionales deben priorizar la inversión pública en obras e infraestructura que desarrollen el turismo por sobre otras actividades.

Pese a que no implica una prohibición, sí es un antecedente a la hora de evaluar proyectos energéticos o productivos distintos que puedan afectar el turismo.

Síguenos en