Diario y Radio U Chile

Año XIII, 9 de marzo de 2021

Escritorio MENÚ

“La Democracia Cristiana no va a ceder al canto de sirena de la derecha”

Continúan los coletazos y reacciones a las palabras del nuevo presidente de Renovación Nacional Cristián Monckeberg. Su llamado a rescatar la DC de la Nueva Mayoría provocó molestia en sus aliados de la UDI y un rechazo tajante de gran parte de la Democracia Cristiana. “Si se llega un acuerdo, el 80% de la DC sale por la puerta trasera”, enfatizó el diputado René Saffirio.

Cristián Pacheco

  Lunes 2 de junio 2014 20:35 hrs. 
monckeberg11


Más que un guiño a la Democracia Cristiana fue el que realizó el presidente electo de Renovación Nacional, el diputado Cristián Monckeberg.

“Hay que empezar una suerte de rescate y salvataje de la DC, de esa Nueva Mayoría que la tiene capturada y que la tiene con camisa de fuerza”, fueron las primeras palabras del parlamentario en reemplazo del también polémico ex senador Carlos Larraín.

La tarea de Monckeberg será recuperar el electorado y para eso debe generar Alianzas hacia el centro político, esa fue la estrategia de Larraín y la que el nuevo presidente de RN trabaja desde que se inició el nuevo período legislativo.

Sin duda existe afinidad entre el sector de RN que representa Monckeberg y el sector que representa Ignacio Walker en la DC. Por eso, las miradas estaban puestas sobre lo que pudiera decir el líder de la falange.

Al respecto este fue claro. “No está en el horizonte de la DC construir una coalición política o un acuerdo electoral con RN”. En la misma línea y algo más polémico, el diputado René Saffirio afirmó: “La democracia cristiana no va a ceder al canto de sirena de la derecha”.

“Si hay un pequeño sector que vería con buenos ojos un acuerdo con RN”, reconoció Saffirio, pero aclaró que esto provocaría un quiebre en la colectividad.

“La historia de Chile no permite pensar siquiera en la posibilidad de que un partido como Renovación Nacional pueda llegar a un acuerdo político con la Democracia Cristiana, Si ello ocurriera, no tengo la menor duda de que la Democracia Cristiana sale por la puerta trasera”, aclaró el parlamentario.

Estas declaraciones causaron incomodidad en la Nueva Mayoría, posiblemente el objetivo de Monckeberg. Sin embargo también causaron molestia en sus aliados de la Unión Demócrata Independiente.

“No es la mejor frase para iniciar una etapa de unidad. Una institucionalización de la Alianza no pasa por tratar bien a los adversarios y tratar mal a los socios”, reclamó el presidente de la UDI, Ernesto Silva.

En la misma línea, el diputado UDI Arturo Squella criticó la actitud de Renovación Nacional y advirtió que, si por afinidades se tratara, hay mucho en común entre los tres partidos.

“La gran diferencia que tenemos con la Democracia Cristiana es que nosotros llevamos a los hechos lo que pensamos y ellos tienen un discurso que puede sonar súper bien, pero a la hora de los “quiubo” la verdad es que votan totalmente distinto”, criticó duramente Squella.

Sobre esta polémica, el también diputado DC Ricardo Rincón descartó cualquier posibilidad de pacto, ya que insiste, al igual que dijera Walker, “la Democracia Cristiana tiene un domicilio político archiconocido”.

Rincón le bajó el perfil al conflicto y le dio la vuelta a esta polémica llamando a los representantes de Renovación Nacional a sumarse a la Nueva Mayoría.

“Invito a RN a sumarse a la Nueva Mayoría y a dejar a la UDI con sus ambivalencias, preocupaciones y legítimos planteamientos. No es una mala invitación, ahora si alguien se opone que la Nueva Mayoría vaya creciendo y eso permita procesos de cambio más profundos en nuestro país, eso es otra cosa”, ironizó el diputado Rincón.

Sin duda, la entrada de Cristián Monckeberg a la Comisión de Constitución que sesionó este lunes tuvo más caras de amigos en la Nueva Mayoría que en los parlamentarios de la UDI, quienes no aplaudieron ni tampoco saludaron al nuevo presidente de RN.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.