Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 17 de mayo de 2024


Escritorio

Raúl Sohr: “Vietnam empezó igual que Irak”

Diario Uchile

  Viernes 19 de septiembre 2014 9:43 hrs. 
Raúl Sohr
Analista InternacionalRaúl Sohr Analista Internacional

Compartir en

En conversación con Radio Universidad de Chile, el analista internacional Raúl Sohr se refirió a la situación que se vive entre Estados Unidos y Medio Oriente. El Estado Islámico y los apoyos que cada país entrega dependiendo de sus intensiones y cómo los dirigidos por Barack Obama van configurando sus modos de operación internacional, acciones que se repiten en la historia.

Las acciones de Estados Unidos contra el territorio del ISIS (por sus siglas en inglés), en Irak; entre ellas, un campo de entrenamiento en Mosul, mientras la Casa Blanca examina los planes para atacar a los yihadistas desde el aire también en Siria, son parte de cómo se ha ido configurando este nuevo escenario mundial.

¿Qué significado real tiene esta declaración y acuerdo tomado por un conjunto de países que deciden erradicar al Estado Islámico hasta su exterminio?

Es una declaración de intención que ha sido motivada e impulsada por Estados Unidos. Distintos países tienen diferentes intereses en el Medio Oriente y van a participar como les convenga. Para todos ellos les resulta bien quedar bien con occidente, por ejemplo, Egipto que es una dictadura militar, es una forma conveniente de legitimarse. Así una serie de regímenes que están muy distantes de la democracia como Arabia Saudita y algunos de los Emiratos, están todos muy entusiasmados en combatir a estos fundamentalistas que, además, son bastante radicales y presentan una amenaza para los regímenes establecidos de la región.

Para occidente el tema es más complejo. Esto es intervenir en una guerra civil. El estado islámico es parte de la guerra civil que se vive en Siria e Irak. Es una lucha entre las dos grandes corrientes del Islam, chiitas y sunitas.

Los sunitas, que se revelaron en Siria contra Bashar al Assad, y que han estado llevando esta guerra que ha causado más de 150 mil muertos, tiene decenas de facciones. Una de ellas es el Estado Islámico.

Esta misma guerra se ha venido librando en Irak, donde se acusó al gobierno de Al Malik, al ex primer ministro de haber sido muy sectario y haber hecho prevalecer los intereses chiitas en detrimento de los sunitas. Muchos de los sunitas laicos se han terminado uniendo a ese grupo. Por lo tanto, es un tema tremendamente complejo, porque hablamos de una guerra civil que abarca a dos países donde las fronteras son artificiales, puestas por ingleses y franceses sin tener que ver las realidades en terreno.

 

¿Qué significa que la autoridad de defensa de Estados Unidos haya anunciado la posibilidad de enviar fuerzas terrestres a la zona en una especie de asesoría a quienes combaten a ISIS? ¿Esto significa que vamos a volver a la invasión?

Es una posibilidad, el Presidente Obama, que ha sido muy reacio a utilizar el concepto de guerra, lo hace en esta oportunidad. Están hablando abiertamente de guerra contra esta organización que tiene poco de islamista, independiente de ello, uno ve que se asoman a una ladera por la cual se van a deslizar fácilmente, así empezó Vietnam. Mandando asesores que no fueron suficientes y empezaron a tomar misiones de combate calificadas y específicas que fue creciendo y terminaron con una intervención masiva de cientos de miles de soldados, no digo que esto vaya a pasar con Irak.

La pregunta que uno se hace es si Estados Unidos entró en el año 2003 a Irak y tuvo todo ese tiempo para formar un ejército iraquí y entregarle armas y entrenarlo y todo se evaporó en semanas, qué les hace pensar que hoy las cosas van a ser diferentes. Lo que no pudieron hacer en once años porqué lo van a hacer en seis meses.

Cuál es el grueso del armamento que tiene el Estado islámico, son armas norteamericanas entregadas al ejército iraquí que dejaron botadas y quedaron en manos de estos insurgentes. Además, mucha de la ayuda que llegó a Siria, para los rebeldes sirios, también en una guerra cuestionada, muchas de esas armas han terminado en manos de fundamentalistas.

Desde afuera las cosas se ven diferentes. Las lealtades no son políticas o religiosas, son tribales y cuando una tribu llega a acuerdo con otra, no tienen empacho en unirse y hacer una alianza y lo que era un juramento a occidente queda totalmente en el olvido y eso ha sido así también en Afganistán, es una historia recurrente.

¿Cuánto le conviene a Estados Unidos esta situación?

No le conviene para nada. Este es un rompecabezas que si mueves una pieza desajustas el resto. Lo lógico sería hacer una alianza coyuntural con Bashar al Assad y combatir al enemigo mayor, al estado Islámico, pero si te acercas a él, te hechas encima a todos los sunitas moderados que Estados Unidos quiere que en algún momento llegue a gobernar Siria.

Lo mismo ocurre con Irán. Estados Unidos ha mantenido fuera al protagonista más importante de la región. En definitiva Irán siendo chiita tiene una influencia sobre los chiitas en Irak y todo este conflicto es una guerra civil entre ellos dos. Si no tienes a Irán de tu lado va a ser muy difícil avanzar. Por lo tanto si ajustas una pieza, se desajustan otras. Y Estados Unidos ha demostrado una grosera capacidad estratégica. Cuando invadieron Irak no sabemos qué tenía Bush en la cabeza, porque desestabilizó y quebró para siempre ese país, nunca volverá a ser lo que fue. En esa guerra civil Estados Unidos tiene una responsabilidad en ello.

Yo creo que la situación se le fue de manos a Estados Unidos. Yo creo, realmente, el Presidente Obama quería salir y terminar con estas dos guerras que han sido las más largas que han tenido. Venía cambiando su eje de gravedad y cambiarlo hacia Asia, en estos momentos Estados Unidos ve a China como la potencia emergente y quiere asegurarse de fijarle los límites y que opere dentro de las condiciones que Estados Unidos plantea, por lo que estos factores son distractores y van en contra de lo que planificaron.

Gaza

¿Qué significa esta tregua duradera que firmó Israel?

Gaza es una herida abierta, va a seguir siéndolo mientras no haya un Estado palestino. Estas son restauraciones humanitarias frente a una situación atroz, en que una pequeña región fue sometida a un bombardeo y destrucción tremenda.

Todo progreso es bienvenido, pero el conflicto de fondo sigue. Allí también vemos el mismo conflicto, porque Hamas es parte de la hermandad musulmana, y ellos eran quienes gobernaban Egipto hasta 2013, por lo tanto, este conflicto se amplía.

En este caso, lo primero que Egipto le dice a Estados Unidos cuando hablaban de alianza para combatir el Estado Islámico fue que los ayudaran a combatir a la hermandad musulmana en Egipto. Aquí cada uno afila su hachita.

Israel no tiene una solución para Gaza, lo que (Ariel) Sharón quiso hacer en 2005 fue dejarlos a su suerte en paupérrimas condiciones. En 2007 cuando Hamas toma el control de la Franja, ellos como facción fundamentalista, Israel impone el bloqueo.

Lo que Israel hace es entrar en ciertas regiones y causar destrucciones mayúsculas, donde los que la sufren tardar tres o cuatro años en reponerse.

 

Síguenos en