Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 25 de mayo de 2024


Escritorio

Los colores de Brasil se ven también en Santiago

Hasta el 31 de diciembre estará disponible la muestra “Al ritmo de Brasil. Arte Naif, Popular y Moderno” en el Centro Cultural Palacio de La Moneda. La instancia, que reúne 291 obras, busca acercar la cultura de un pueblo que posee un importante legado y que cruza lo rural, urbano, moderno y contemporáneo, en contraste del clásico imaginario.

Diana Torres

  Lunes 22 de septiembre 2014 12:58 hrs. 
IMG_1840

Compartir en

“Al ritmo de Brasil. Arte Naif, Popular y Moderno”, corresponde a la última gran exposición que organiza el CCPLM. Reúne algunas de las obras más representativas de la historia de este país, tanto en sus costumbres y cultura, como así las influencias de los movimientos artísticos mundiales  en las nuevas formas de representación.

A partir de la colaboración de diferentes instituciones, como el Museo Folclore Edison, Carneiro de Río de Janeiro; Museo Internacional de Arte Naif de Brasil, la colección de Hecilda y Sérgio Fadel y la Fundación Salvador Allende; se reunieron 291 obras en diferentes soportes: pintura, fotografía, instalaciones, video, entre otros, que revelan una cara desconocida y muy rica en simbolismos del país vecino.

Para la directora del centro cultural, Alejandra Serrano, la exposición permite llegar al interior de un país de la región. “Aquí vemos la multiplicidad, vemos un Brasil desde el arte más popular, al arte ingenuo, moderno y contemporáneo. Estamos abarcando la totalidad: la academia y lo popular. Tenemos, a través de todas estas expresiones, una diversidad que habla de este monstruo de vecino que tenemos. Nuestra intensión es darle más profundidad y enriquecer la relación que Chile mantiene con este país”, indicó.

Al ritmo de Brasil. Arte Naif, Popular y Moderno. CCPLM

Al ritmo de Brasil. Arte Naif, Popular y Moderno. CCPLM

Arte popular

La primera mirada hacia Brasil se centrada en dos ejes: lo naif y popular. Mediante el trabajo exploratorio de pintores, que no recibieron formación alguna (de ahí lo naif), y la producción de artesanos se da cuenta de la dualidad campo – ciudad.

Aquí veremos un Brasil multicolor que se sustenta de sus actividades ganaderas y agrícolas, que mantiene una relación de dependencia con la tierra, tanto por la producción como por sus rituales, entre ellos lo mágico y religioso. Destaca lo exótico de su vegetación, las influencias nativas extranjeras, el fútbol y la danza.

"Mi tierra tiene palmeras donde canta el zorzal", Lia Mittarakis, 1984. Al ritmo de Brasil. CCPLM.

“Mi tierra tiene palmeras donde canta el zorzal”, Lia Mittarakis, 1984. Al ritmo de Brasil. CCPLM.

Asimismo, la exposición deja en manifiesto el entramado social. La vida en ciudad, las favelas, lo cotidiano, las grandes urbes como Río de Janeiro en contraste con el repliegue hacia el interior de la selva y los campos.

Indumentaria de cazumbá toca-cascabel, Abel Teixeira 1983.  Al ritmo de Brasil. CCPLM.

Indumentaria de cazumbá toca-cascabel, Abel Teixeira 1983. Al ritmo de Brasil. CCPLM.

Brasil hacia la modernidad

En esta sala, se puede observar el impacto que han tenido los movimientos artísticos europeos, las vanguardias de principios del siglo XX, en el desarrollo de las tendencias. Artistas que trabajan temáticas populares y locales como Eliseu D’Angelo Visconti, José Pancetti representan la realidad sin imitarla, haciendo alusión al expresionismo;  el futurismo de la obra de Belmiro de Almeida, o el expresionismo de Lasar Seguel al interpretar la escena local, entre algunos.

Esta parte de la muestra la componen pinturas, instalaciones y fotografía. De ésta última destacan los autorretratos de Fernando Lemos, pertenecientes a la colección del Museo de la Solidaridad Salvador Allende. Lemos retrata a poetas, críticos y pintores, como José Cardoso y José Bernardito Blac, además de su autorretrato.

"Gloria del artista", Alberto Da Veiga Guignard, 1933.  Al ritmo de Brasil. CCPLM.

“Gloria del artista”, Alberto Da Veiga Guignard, 1933. Al ritmo de Brasil. CCPLM.

Al respecto,  la curadora Daniela Berguer, explicó la importancia de la muestra en la representación de los procesos culturales: “Teníamos la mirada hacia el arte popular y eso lo quisimos complementar, porque sentimos la necesidad de interiorizarnos en el arte más contemporáneo y trabajar una escena de alto impacto, tanto en Latinoamérica como escenas más lejanas. Queríamos acercarnos al arte contemporáneo y dar cuenta, temáticamente, de ciertas preguntas que habían trascendido durante el siglo XX”, señaló.

Resulta interesante conocer la cultura brasileña desde la obra de sus artistas, las representaciones de la realidad cotidiana y los movimientos sociales ocurridos en el país vecino, ya que permiten un acercamiento que revela coincidencias.

En ese sentido, la curadora señaló: “esta exposición nos habla  de un país que es un ejemplo en asumir su multiculturalidad, profunda y compleja. Que asume sus raíces mestizas, africanas, portuguesas, cristianas y extranjeras. Me parece que en ese sentido nos muestra un Brasil más allá de la caipiriña, el bikini o el mundial, sino que es un Brasil profundo que tiene una conciencia social, ya que hay lucidez social en estas obras. Me parece que al ver en profundidad el desarrollo cultural y social de un país tan cercano puede gatillar la acción de mirarnos a nosotros mismos en profundidad”, finalizó.

"Las Bahianas", John Graz.  Al ritmo de Brasil. CCPLM.

“Las Bahianas”, John Graz. Al ritmo de Brasil. CCPLM.

“Al ritmo de Brasil. Arte Naif, Popular y Moderno” cuenta con actividades de extensión y educativas está abierto para todo público hasta el 31 de diciembre en el Centro Cultural Palacio de La Moneda.

Síguenos en