Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 4 de julio de 2022

Escritorio

Seis listas se disputan presidencia de la FECH

Seis listas se enfrentarán este año para intentar liderar la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECh) el 2015, periodo clave para incidir en las reformas que el Gobierno busca implementar en materia de Educación. Entre los ejes centrales de la discusión está la crítica al desempeño del movimiento estudiantil el 2014, la cercanía de este con el Ejecutivo y el rol en la Confederación Nacional de Estudiantes de Chile (Confech).

Paula Correa

  Viernes 24 de octubre 2014 15:33 hrs. 
universidad-de-chile-607x330

Compartir en

Ya comenzaron las campañas de las listas en carrera para presidir la FECh el 2015 y seis listas están en disputa: Somos Fuerza, Vamos Construyendo, Juventud en Lucha, Avancemos, Por un Chile que Transforma y Vencer son las candidatas.

Este año se puede observar un fenómeno de convergencia entre diversos movimientos de Izquierda. La lista A “Somos Fuerza” encabeza ese proceso. El Frente de Estudiantes Libertarios (FEL), donde milita la actual presidenta de la FECh, Melissa Sepúlveda, la Izquierda Autónoma, de donde vienen Andrés Fielbaum y el diputado Gabriel Boric, la Unión Nacional Estudiantil (UNE) y Convergencia de Izquierda compiten juntas a diferencia del año pasado.

La candidata será Valentina Saavedra (IA), estudiante de Arquitectura, afirmó que para esta propuesta pusieron un objetivo común por sobre las diferencias: Que el movimiento estudiantil avance. Por esto, se refirió a las llamadas “tensiones al interior de la Confech”.

“Siempre ha existido la diferencia de posturas en el movimiento estudiantil. Es un movimiento heterogéneo. Lo importante es saber llegar a acuerdo. Para el 2015 es importante mantener esa unidad y luchar juntos para incidir en la Reforma, es importante que la dirección que esta tome tenga que ver con los planteamientos desde el movimiento social”, explicó.

La candidata afirmó que es muy importante que el debate nacional se abra y no se cierre sólo a las coaliciones que hoy existen en Chile. “Hay que ampliar la democracia”, dijo. Además, llamó a los estudiantes a no delegar sus banderas y mantener su autonomía, respondiendo así a las críticas de otros actores que los consideran como un movimiento crítico pero dialogante con el Gobierno.

La idea es incidir en el debate y mostrar la fuerza a través de movilizaciones, para cumplir con el objetivo principal: el fortalecimiento de la educación pública. Sin embargo, desde la Lista B, lista abierta que tiene como principal carta a Roxana Valdebenito afirmó que este sector ya mostró su desempeño el 2014 que estuvo marcado por un mal precedente en la unidad de la Confech.

“Este año se generó un autodenominado bloque de conducción que no le pudo hacer frente a la ofensiva que tenían las juventudes del Gobierno en la Confech. Para el próximo año es importante ver cómo nos articulamos sin depender de estas juventudes para poder impulsar manifestaciones. Finalmente lo que han hecho todo el año es tratar de generar este tipo de divisiones en el movimiento, hoy los estudiantes están fuera de los procesos de discusión”, señaló.

Con esto coincidieron desde la lista C, Juventud en Lucha, lista también abierta, conformada por independientes que provienen de la coordinadoras Luchar y la Izquierda Comunista. La alumna de derecho Amanda Rozas calificó el comportamiento del organismo estudiantil este año como “vacilante”.

Además, indicó que cuando el 2015 viene el debate por la educación superior, las autoridades no buscan generar cambios de fondo, por lo que apuntó a re-apegarse a las demandas del 2011.

“El Gobierno está pactando con la derecha, no quiere hacer cambios sustanciales a la educación de mercado. Nosotros no somos parte de la Mesa Social, creemos que ellos toman nuestras demandas, pero las vacían de contenido sin responder al meollo del asunto, por ejemplo, en la Reforma Tributaria no hubo un cambio significativo de recursos para la educación. Por ello creemos que debemos retomar la idea de renacionalización del cobre”, indicó.

La dirigenta señaló que harán una campaña a nivel latinoamericano con lo que significó la lucha del movimiento estudiantil de entonces.

La necesidad de salir del letargo como movimiento estudiantil es algo que se comparte también desde la lista D, Avancemos, donde se agrupan las Juventudes Comunistas, las Juventudes Socialistas y la Izquierda Ciudadana. El último triunfo lo obtuvieron con Camila Vallejo el 2011, y ahora busca la presidencia de la FECH con Javiera Reyes, alumna de Ingeniería Comercial e integrante de la Jota.

Javiera Reyes afirmó que hay que recuperar la masividad para que el 2015 sea un año de triunfos. La dirigenta respondió a las críticas que surgen por el rol del Partido Comunista en el Gobierno.

“Creemos en la autonomía del movimiento estudiantil. Me parece curioso que se planteen críticas contra las personas que militan en partidos como el Comunista, un partido que siempre ha estado al alero de las transformaciones sociales y en la lucha por recuperar los derechos. Hoy es una apuesta, ya se logró abrir el espacio en la institucionalidad para conseguir esta reforma, pero no nos podemos quedar ahí”, dijo.

Javiera Reyes afirmó que hasta ahora no se ha sabido hacer parte a los estudiantes de los procesos, y son quienes apuestan a seguir a la cabeza. Es necesario un viraje. Así, hizo frente a Somos Fuerza, que sería su principal competidor. Desde los otros movimientos estiman que, al estar vinculada al Gobierno la lista del PC correría con mucha fuerza y recursos.

En ocho años es la primera vez que se presenta una fuerza de derecha. La Lista E, “Por un Chile que Transforma” también es fruto de una convergencia. Se suman el Centro de Derecha Universitaria (CDU), el Movimiento Gremial, Movimiento Elegir más Independientes. Diego Conejeros, estudiante de Derecho de tercer año de la CDU afirmó que con esta unidad apuestan a integrar la FECH y ser un contrapunto.

“Nos levantamos como alternativa a los grupos de ultra izquierda que tiene cooptada la FECH. La Federación tiene un rol protagónico a nivel país que puede aportar en el debate nacional. Nosotros queremos defender principios de la centro derecha, como la calidad en la educación, la gratuidad a los más vulnerables, creemos en una educación justa, libre. También queremos defender la libertad de enseñanza como un principio básico de una democracia”, afirmó.

Conejeros afirmó que, a diferencia de las cinco listas de izquierda que tienen un discurso hacia afuera, ellos tienen también un discurso hacia adentro en poder representar a ese estudiante de “la Chile” y poner fin a los problemas reales en la casa de estudios y que aún siguen pendiente.

Este planteamiento generó molestia en la Lista E, Vencer, que representa al grupo troskista de la Universidad, también lista abierta. Rafaela Ruilova, afirmó tienen una serie de propuestas concretas, internas y externas.

“Está la necesidad de avanzar en una segunda reforma universitaria. En términos concretos lo ponemos como propuestas concretas para la Universidad, la necesidad de claustros triestamentales, donde sean los delegados de base mandatados y revocables quienes tomen las decisiones sobre qué pasos va a seguir el movimiento estudiantil en el año”, explicó.

Para Rafaela, la intención de estas instancias es instalar pisos mínimos interesables en el debate nacional: La educación gratuita en un cien por ciento financiada por el Estado, no más subsidio a los privados, toda universidad que lucre o quiebre pase a propiedad estatal, entre otras demandas.

Con todos estos planteamientos es que los movimientos políticos en la Universidad de Chile se presentan buscando incidir en la política interna, la Confech y la política macro en un año donde la educación superior será el tema principal.

Las elecciones de la FECH se desarrollarán el próximo tres y cuatro de noviembre.

Síguenos en