Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Análisis económico:

Europa ajusta su sistema financiero

Según Bloomberg, los bancos que no pasaron las pruebas de estrés del BCE son el austríaco Erste, el alemán Nordbank; los italianos Banco Popolare, Monte dei Paschi di Siena y Banca Popolare de Milano, los griegos Alpha Bank, Piraeus Bank y Eurobank; el portugues Milennium BCP, y el franco-belga Dexia. De ser así, varios de ellos podrían terminar cerrando sus puertas si se siguen las instrucciones dadas a Bruselas por EE.UU., país que recomienda efectuar estas operaciones durante la noche para evitar aglomeraciones.

Roberto Meza

  Lunes 27 de octubre 2014 16:08 hrs. 





El Banco Central Europeo (BCE) anunció los resultados de las pruebas de estrés a que fueron sometidas 130 instituciones bancarias europeas de 19 países de la zona y que representan alrededor del 80% de los activos bancarios de Europa.

No obstante que con anterioridad las autoridades nacionales han realizado a sus bancos este tipo de exámenes, esta es la primera vez que el BCE efectúa tales pruebas con el propósito de medir la real capacidad de la banca para enfrentar eventuales nuevas réplicas del terremoto de 2008.

Los anteriores test no entregaron pistas correctas sobre el estado de la banca europea y para muchos analistas aquellos ejercicios resultaron inútiles en la medida que, por ejemplo, ninguno de ellos logró anticipar los problemas en los que estaba el banco portugués Espirito Santo, el que, como informáramos, se declaró en quiebra a mediados de julio pasado. Como se recordará, a dos días de desaparecer del mapa financiero europeo, el Banco Espirito Santo seguía siendo defendido como “una de las instituciones más sólidas de Europa”.

El trabajo del BCE fue puesto en marcha con gran discreción a contar de fines del año pasado, aunque ha tenido filtraciones. Según Bloomberg, unos 25 bancos de Italia, Grecia, Austria, Bélgica, Chipre y Portugal reprobaron los exámenes. Sin embargo, otros analistas han trascendido que la cantidad de instituciones financieras que no superaron los test podría ser aún mayor.

Como se sabe, antes del estallido de la crisis de 2008, la banca europea era de las más apalancadas del mundo y, por ejemplo, los activos bancarios de Islandia eran nueve veces el PIB del país, mientras que los del Reino Unido equivalían a siete veces su producto y los de Alemania y Francia llegaban a cinco y seis, respectivamente.

Según Bloomberg, los bancos que no pasaron las pruebas de estrés del BCE son el austríaco Erste, el alemán Nordbank; los italianos Banco Popolare, Monte dei Paschi di Siena y Banca Popolare de Milano, los griegos Alpha Bank, Piraeus Bank y Eurobank; el portugues Milennium BCP, y el franco-belga Dexia. De ser así, varios de ellos podrían terminar cerrando sus puertas si se siguen las instrucciones dadas a Bruselas por EE.UU., país que recomienda efectuar estas operaciones durante la noche para evitar aglomeraciones. Según el Fondo de Garantía de Depósitos (FDIC), desde el estallido de la crisis, en EE.UU. han cerrado más de 600 bancos.

Frente a este nuevo test y de acuerdo a cálculos de especialistas europeos citados por Blog Salmon, se necesitarían más de US$ 200 mil millones (3/4 del PIB chileno) para auxiliarlos. Pero a estas alturas, los recursos no están a mano. La FED está en pleno proceso de retirada de las facilidades de liquidez; Japón tiene problemas de estancamiento y caídas del consumo, mientras China está enfrentando sus propias burbujas internas. Finalmente, el BCE dispone de solo 12 mil millones de euros al mes y por tiempo limitado, lo que es insuficiente para para dar socorro a sus bancos con problemas.

Y aunque la apertura de esta semana en las Bolsas, como reacción al test del BCE, fue inicialmente al alza, sólo con caídas específicas de papeles como los de Monte Paschi, Carige y Lloyds, la tendencia se diluyó rápidamente, llegando a las cotizaciones de toda la banca regional. El índice sectorial bancario -que anotaba en la apertura subidas superiores al 1%- pasó a la primera hora a cotizar negativo.

Las acciones de Monte Pachi di Siena, la entidad con mayores carencias de capital según los test de estrés, se desplomaban 14%, lo que motivó su suspensión temporal en la Bolsa de Milán. El organismo supervisor bursátil ha decidido vetar las posiciones cortas durante hoy y mañana. Las acciones de otro banco italiano, Banca Carige, también fueron suspendidas en la Bolsa de Milán tras iniciar la jornada con un bajón del 17%.

En el otro extremo, la banca alemana destacaba en las subidas de apertura: las acciones de Deutsche Bank superaban el 3% de revalorización, y las de Commerzbank se disparaban más de 8%, tras aprobar los test de estrés. En el ránking de las mayores alzas iniciales de la banca europea destacaba el austríaco Erste Bank, relanzado 7% en Bolsa, y el italiano Banco Popolare, revalorizado en 6%.

Un signo bajista, aunque más moderado, lo registraba Lloyds, uno de los principales bancos británicos en la Bolsa de Londres, con caídas iniciales del 2%. El banco logró sólo aprobar ‘raspado’ en los test. La acción del BCE está, pues, poniendo a prueba la confiabilidad del sistema financiero europeo y constituye el primer paso serio en la dirección de una reestructuración global de su banca, por lo que, al parecer, varias entidades podrían seguir la huella del Espírito Santo en las próximas semanas.