Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 23 de mayo de 2024


Escritorio

Ministro de Justicia exige investigación a Krassnoff por encontrarse sin custodia

Después que el brigadier (r) Miguel Krassnoff, condenado por violaciones a los Derechos Humanos y detenido en Punta Peuco, fuera visto paseando por los pasillos del Hospital Militar sin ningún tipo de medidas de seguridad, el ministro de Justicia, José Antonio Gómez instruyó a Gendarmería investigar este hecho.

Sandra Trafilaf

  Jueves 18 de diciembre 2014 11:23 hrs. 
José Antonio GómezJosé Antonio Gómez

Compartir en

El secretario de Estado aseguró que no pueden existir ningún tipo de privilegios con “quienes han cometido delitos” y además informó que habrá una investigación para aclarar este hecho, porque la instrucción, sobre el procedimiento de traslado de internos, es clara: ninguno puede deambular sin los guardias correspondientes.

Ante esto, el director nacional de Gendarmería, Juan Letelier manifestó que las medidas deben ser adoptadas a todos por igual y que se tomarán las medidas pertinentes.

“Nosotros, somos reiterativos respecto de las instrucciones que estamos dando para que no haya un privilegio respecto de ciertos condenados y estas medidas tienen que ser adoptadas a todos por igual. En ese contexto, estamos instruyendo al respecto para primero analizar la situación en específico y tomar las medidas pertinentes para reforzar este mismo criterio. No lo podemos señalar como un error de procedimiento, esto es una situación especial en la cual se  encontraba en un centro asistencial, sin embargo, nosotros vamos a hacer el análisis para corregir y por si se desea adoptar alguna medida pertinente”.

Según explicó la autoridad, el reglamento establece que un hospital es una situación diferente, debido a que los propios recintos asistenciales rechazan ciertas medidas de seguridad, que en general,  consideran trasladar a los detenidos con los respectivos grilletes.

El hecho fue criticado por organizaciones de Derechos Humanos, que consideran esta situación, como una vulneración a su situación de condenado y un privilegio, que solo tienen los militares condenados por crímenes de lesa humanidad.

Síguenos en