Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Museo Histórico Nacional se prepara para Gil de Castro

Si bien la exposición del destacado pintor peruano se exhibirá en los salones del Museo de Bellas Artes, el trabajo en conjunto de diferentes museos del cono sur, harán de ésta un hito entre las muestras internacionales que se presentan en el país.

Paula Campos

  Lunes 16 de febrero 2015 15:40 hrs. 
Museo Histórico Nacional





Hoy sus salones exhiben Érase una vez… Elena Poirier. Con una muestra infanto-juvenil el Museo Histórico Nacional reabrió sus puertas en febrero, luego de estar cuarenta días sin recibir público por remodelaciones.

Elena-Poirier.-La-salchicha,-el-ratón-y-el-pajarito

Elena Poirier. La salchicha, el ratón y el pajarito. Roma, ca. 1971.

 

Ya se preparan los trabajos para 2015, sobre todo, la que pondrá al MHN en el concierto internacional: Ahora en Lima, la exposición de José Gil de Castro mostrará lo mejor del pintor, obras que mayoritariamente se albergan en los salones del museo ubicado en Plaza de Armas.

En lo administrativo, siguen trabajando en el proceso de ampliación. Según comentan, la idea es que en 2016 se inicie la construcción del nuevo edificio. Por otra parte, la definición de quién será nombrado el nuevo director es un proceso pendiente para este año.

A días de que se ponga en marcha la gratuidad de los museos dependientes de la Dibam, Isabel Alvarado, directora (s) del Museo, ahondó en el trabajo que viene este 2015 y cómo planifican la entrada en vigencia de la norma.

“Es un desafío, pero no podemos proyectarnos cómo va a ser el flujo del público. Creemos que en una primera etapa puede venir mucha gente y después puede que se estabilice. Lo importante de esta política de gratuidad tiene que ver con que ninguna persona que quiere conocer los museos se vea limitado porque no disponga de los medios. En la medida en que aplique esta norma y vayamos viendo la experiencia, vamos a ir implementando distintas medidas para que la medida se haga grata y que no nos cause problemas logísticos”.

José Gil de Castro

Pero más allá de estos temas, la perfecta puesta en marcha de la exposición del destacado pintor peruano, donde obras del Museo de Arte de Lima (MALI), el Museo Histórico Nacional de Buenos Aires, el Museo de Bellas Artes y el Museo Histórico Nacional de Chile se unen en esta exposición itinerante que presenta por primera vez una selección del artista recordado como el “pintor de los libertadores”, es una de las preocupaciones en el corto plazo.

“Es una exposición conjunta, también participan privados, pero lo importante es que va a marcar un hito en lo que se refiere a  exposiciones internacionales desarrolladas en el país”, comenta Isabel Alvarado, quien también se refiere al desafío que es para el MHN (el mayor donador de obras para esta muestra) reemplazar el material exhibido, mientras esté en Lima y el Museo de Bellas Artes: “Nosotros tenemos que redistribuir el espacio. Ahora estamos estudiando qué colecciones vamos a subir para representar este periodo que va a estar un poco más pobre”, explicó.

2_José-Gil-de-Castro-y-Morales.-Retrato-del-Coronel-Judas-Tadeo

Retrato del Coronel Judas Tadeo de los Reyes y Borda. 1815.

 

Lo interesante de la muestra es que, en paralelo, el MHN realizará en sus salones la presentación de Gil de Castro estuvo aquí, donde se presentará el momento histórico en el que el artista desarrolló su técnica (transición entre la Colonia y la República): “La muestra va a tener que ver con la vida cotidiana de la época en la que él vivió acá en Santiago, buscando reconstruir las costumbres sociales, civiles, religiosas, y las costumbres de la ciudad y el campo desde lo colonial a la nueva República. Va a ser un guiño a esta gran exposición internacional”, mencionó la directora del Museo.

Al término de esta muestra (pronosticada para julio), el Museo Histórico Nacional tendrá a la fotografía como la protagonista. Fin de año, en tanto, podría permitirnos visitar una exposición que presente a la infancia, sin embargo, este punto aún no está cien por ciento definido.

El trabajo para 2016 aún es un misterio. La probabilidad de que durante ese año se reciban los fondos para iniciar los trámites de obra traerá dos grandes desafíos para la institución: por una parte, decidir dónde se trasladarán las colecciones que permanecen en el depósito, ver si van a ser llevadas a bodegas externas o bien si se montarán en los salones del ex palacio de la Real Audiencia; por otro lado, el cómo se va a visibilizar un museo que podría estar años cerrado. En este último punto cobra real importancia la difusión, idea en la que ya trabajan los equipos a cargo.

Iasabel Alvarado

Isabel Alvarado, directora (s) Museo Histórico Nacional.

 

Finalmente, Isabel Alvarado menciona que es también el momento óptimo para seguir construyendo el nuevo guion “tratando de avanzar en el siglo XX, trabajo que hay que hacer con la comunidad, historiadores y los propios curadores del Museo, un relato que debe avanzar en los procesos históricos del país. No tenemos claro hasta qué año llegaremos, porque aún estamos en los primeros lineamientos, nos queda mucho por donde avanzar”.