Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 26 de mayo de 2022

Escritorio

Alta Dirección Pública otra vez cuestionada

El envío de propuestas de cambios al sistema de Alta Dirección Pública por parte de los mismos consejeros de esta entidad ha hecho que se vuelva a cuestionar un sistema que pareciera haber perdido la credibilidad que se suponía debió tener. Al debate se sumó el ex ministro de salud Jaime Mañalich quien con una visión radical cree que se debe eliminar completamente.

Javier Muñoz

  Sábado 28 de febrero 2015 15:47 hrs. 
Palacio_de_la_Moneda_desde_el_aire

La discusión sobre la eficiencia de los cargos de Alta Dirección Pública ha vuelto al debate nacional, esta vez mediante la carta de los consejeros de esta institución que supone debe velar por un estándar profesional para los cargos de responsabilidad, independiente de los colores políticos que se encuentren en el poder.

En una misiva  enviada a El Mercurio los consejeros advierten sobre la elevada cantidad de desvinculaciones de profesionales elegidos por concurso público, así como la excesiva utilización de directivos en calidad de transitorios y provisionales (TyP) que harían peligrar en el futuro la legitimidad y credibilidad de este sistema de selección.

Consejo de Alta Dirección Pública

Consejo de Alta Dirección Pública

A modo de solución el grupo propone entre otras medidas que los designados en calidad de TyP no puedan participar en el concurso del cargo que están desempeñando y que se restringa su número y el de los subrogantes simultáneos para un mismo servicio público.

De igual forma se propone restringir las desvinculaciones en los primeros meses de un nuevo gobierno para los cargos de segundo nivel y la posibilidad de requerir información sobre el cumplimiento del convenio de desempeño de un directivo y los motivos de una desvinculación

El diputado de la Unión Demócrata Independiente y presidente de la comisión de Ética y Transparencia de la Cámara Baja, Romilio Guitiérrez Pino, compartió la decisión del Consejo y agregó que se deben establecer tiempos para los cargos transitorios.

Romilio Gutierrez Pino

Romilio Gutierrez Pino

“A mí me parece bien esa propuesta y además yo creo que debería tener un límite de tiempo donde se puede ejercer el cargo transitorio, unos 3 o 6 meses. Me parece bien también que quién entre transitoriamente al cargo quede inhabilitado de optar al mismo”, afirmó.

Además, dijo el Diputado, los cargos de confianza política deberían ser definidos por el Gobierno que asume y darle espacio a que los cargos de alta dirección pública puedan seguir al mando de las personas adecuadas independientes de su orientación política.

Los cuestionamientos no son nuevos, y los diagnósticos se acarrean con el paso del tiempo. En una entrevista a CNN hace ya casi un año, Dieter Koch, magíster en gestión y políticas públicas de la Universidad Tecnológica Metropolitana manifestó que no existen motivaciones políticas para cambiar esta situación.

“Más del 50 por ciento de los cargos son llenados con interinos que son nombrados por el gobierno de turno. Ahí tiene que haber un acuerdo político porque los incentivos que tiene el sistema político para corregir el sistema de alta dirección pública no son muchos. Ellos prefieren mantener ciertas prerrogativas en la selección de las personas que llevan adelante su programa en detrimento tal vez de ciertas capacidades técnicas o mayor independencia que pudieran mantener los directivos públicos”, cuestionó.

El tema también fue comentado por el ex ministro de Salud Jaime Mañalich, quien tuvo una opinión mucho más radical y aseguró que, luego de 11 años, habría que aceptar que el sistema de Alta Dirección Pública es oneroso con un gasto de casi $10 mil millones y no ha logrado su objetivo. En síntesis, la propuesta de Mañalich es eliminar el sistema por su presunto fracaso.

Jaime Mañalich

Jaime Mañalich

Esta opinión no ha hecho esperar reacciones como la del ex presidente del Consejo, Carlos Williamson, quien cuestionó las palabras del ex ministro recordándole que no se condicen con la percepción positiva que siempre tuvo como usuario de los más de 150 cargos del área de la salud seleccionados por la Alta Dirección Pública en el Gobierno del ex Presidente Sebastián Piñera.

Finalmente el  consultor en estudios y evaluaciones de políticas públicas, Gustavo Rayo, valoró los avances que se han logrado en la elección de cargos de responsabilidad. Al mismo tiempo desestimó las palabras de Mañalich, advirtiendo que nada se resuelve con la eliminación del sistema, pero también criticó la lentitud del consejo en el análisis de los antecedentes y procesos de entrevistas y evaluación de candidaturas, postulando que debería haber un proceso descentralizador.