Diario y Radio U Chile

Año XI, 16 de octubre de 2019

Escritorio

Isabel Allende se autoproclama vencedora en elecciones del PS

Según los primeros conteos del partido, la lista que encabeza la senadora estaría quedándose con la mayoría de los sufragios y con la primera opción para elegir al nuevo presidente del Partido Socialista.

Diario Uchile

  Lunes 27 de abril 2015 0:57 hrs. 
Isabel Allende

Cerca de las diez de la noche, la senadora Isabel Allende se autoproclamó ganadora en las elecciones de comité central del Partido Socialista.

En los comicios que enfrentaban a cuatro listas (la de Isabel Allende, la de Camilo Escalona, la Tercera Vía y el Socialismo Allendista), se elegían los 112 miembros que en mayo deberán proclamar al presidente del partido. Sin embargo, la tendencia de la elección permitiría vislumbrar quien ocuparía el cargo. En esa lógica, la senadora aseguró que los votos escrutados le entregaban un amplio margen de triunfo a su sector, quienes tendrían mayor número de miembros electos en el Comité, por ende, mayoría para definir al próximo líder del partido.

Hasta medianoche, los conteos oficiales confirmaban los presagios de la ex presidenta del Senado. Sin embargo, su principal contendor, Camilo Escalona, calificó de “apresurada” la reacción de Isabel Allende: “Lo que importa es que se elijan los miembros del Comité Central, y que una vez que este esté constituído, y el Tribunal Supremo los proclame, se elija al presidente del partido”.

El ex senador agregó que cree que su sector (Nueva Izquierda) tiene un respaldo que les permite afirmar que van a “ser capaces de configurar la mayoría en ese pleno del Comité Central”.

De ese modo se cerraba la noche de una de las elecciones de partido que más expectación causó en el último tiempo. Esto, porque fue el propio Escalona quien se encargó de marcar contrapuntos con las decisiones del Ejecutivo, sobre todo frente al rol que se ha tomado en la crisis de credibilidad que vive La Moneda y la clase política en general.

Ejemplo de esto es la petición de adelantar las elecciones parlamentarias. Situación que Isabel Allende calificó como “guante blanco para Bachelet”. No solo las elecciones separaban las propuestas de ambos socialistas, mientras la hija del ex Presidente ha señalado un apoyo irrestricto al programa de gobierno de la Jefa de Estado, Escalona ha criticado abiertamente no solo al gobierno, sino también a la Nueva Mayoría.

Tanta fue la expectación que causó la elección, que el propio ministro Peñailillo tomó parte en el debate. Durante las últimas semanas, el jefe de la cartera de Interior declaró que tras los cuestionamientos a su labor estaban algunos miembros del oficialismo que no estaban de acuerdo con las reformas impulsadas por el Ejecutivo, reviviendo el debate entre la presencia que los rostros de la ex Concertación deban o no tener en el gobierno.

Por ello, en el debate se instaló la idea que apoyar a Allende era también apoyar a Michelle Bachelet, al gobierno y a la Nueva Mayoría. Tendencia que, según los resultados, se ajustaría a la amplia mayoría individual que obtuvo la senadora. En tanto, se planteaba que cerrar filas con Escalona era dar un espaldarazo a la vieja guardia concertacionista y al partido del orden.

Al interior del PS sus principales figuras se encuentran divididas. El actual mandamás del partido, Osvaldo Andrade, apoya a Escalona por ser parte de su sector, a la vez que defiende que la Nueva Izquierda nunca ha dejado de apoyar al gobierno de la Presidenta que milita en el mismo partido. Los diputados Marcelo Schilling y Juan Luis Castro también respaldan la posición del ex senador, en quien ven el liderazgo suficiente para enfrentar el momento político actual.

Sin embargo, voces como las del senador Carlos Montes, o los diputados Daniel Melo y Maya Fernández defienden la candidatura de Allende. Para ellos, es la senadora quien puede avanzar en la unidad con el gobierno y también con la Nueva Mayoría.

Ahora, en la decisión del nuevo Comité Central recae la responsabilidad de elegir al nuevo presidente PS y las respuestas sobre cómo influyó el rol de Isabel Allende o Camilo Escalona en el quehacer del gobierno tendrán tiempo para el análisis.