Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 1 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Jorratt denuncia amenazas de parte del Gobierno y la UDI

La extensa declaración, a la que tuvo acceso la prensa, cuenta cómo se fueron gestando los vínculos entre Jorratt, los ex ministros Alberto Arenas y Rodrigo Peñailillo. El arribo al Servicio de Impuestos Internos y las presiones políticas que vivió en su labor, por ejemplo, las del Ministerio del Interior y las de la UDI.

Paula Campos

  Miércoles 8 de julio 2015 10:07 hrs. 
Comisión investigadora Caso Penta


El pasado 25 de junio, el ex director del Servicio de Impuestos Internos declaró ante Fiscalía, en el marco de la investigación por el caso SQM. Pese a la gran expectación que causó su presencia ante el Ministerio Público, nada de supo de las palabras de Jorratt.

En la Fiscalía existía la intención de mantener en secreto las palabras del ex servidor público. Sin embargo, su declaración completa fue filtrada a la prensa y en ella las figuras de los ex ministros Alberto Arenas y Rodrigo Peñailillo se tornan centrales.

“Debo indicar que a fines del año 2011, en diciembre específicamente, me contactó don Alberto Arenas, ex ministro de Hacienda, solicitándome una reunión en su oficina en la Universidad de Chile, señalándome que trabajaba en la elaboración de un programa del futuro gobierno para la Concertación, necesitando trabajar en la propuesta de Reforma Tributaria, por ende el objetivo era pedirme ayuda en esa tarea”, relata Jorratt respecto del origen de las boletas emitidas a la empresa AyN Spa, en años 2012 y 2013.

Sobre esa primera reunión con Arenas, Jorratt agregó: “Él en esa reunión me pide la posibilidad de trabajar media jornada en el proyecto de Reforma Tributaria y que había una remuneración asociada, por cuanto habían recursos, sin decirme cuál era el origen de esos recursos, contestándole yo que era imposible dedicarle ese tiempo, por cuanto estaba trabajando en varios proyectos en ese momento, sin embargo le manifesté mi interés ya que con esa Reforma Tributaria se podía llevar a la práctica varias ideas que yo mismo había aportado en trabajos anteriores de ese tipo, por lo tanto se acordó que yo aportaría un 10 o 20 por ciento de mi jornada, aproximadamente un día por semana, y que ese trabajo sería remunerado, acordándose posteriormente un pago de un $1.000.000 mensual de forma líquida, esto con el mismo señor Arenas”.

Otro de los mecanismos descritos es la política de envío de informes mensuales, los que eran, por ejemplo, de análisis coyunturales de las reformas impulsadas por el gobierno de Sebastián Piñera en 2012. “En algún momento de enero del año 2012, Fidel Miranda o Alberto Arenas, no lo recuerdo, me señaló que debíamos formalizar un contrato de servicios. Exactamente el 29 de enero del año 2012, recibí un correo de Arenas con copia a Miranda y Rodríguez en el que nos indicaba a los tres los datos de la sociedad a la que debíamos emitir las boletas de honorarios y que por cierto correspondía a la empresa con que debíamos firmar el contrato, siendo esa empresa Asesorías y Negocios SPA. Para esto me entregó todos los datos de la empresa, diciéndome que se comunicarían conmigo para formalizar el contrato”.

Así se inicia la conexión de Jorratt con Giorgio Martelli. Según describe el ex director del SII, se encontraron por vez única para firmar un contrato en una cafetería del sector oriente de la capital, “nunca le entregué un informe a este. De la misma manera, tampoco nunca entregué un informe al señor Rodrigo Peñailillo. De esto último recién conocí al señor Peñailillo en julio del año 2013, aproximadamente en el comando de la campaña”, agregó en su declaración.

Avanzando en el tiempo, Jorratt cuenta cómo llega a trabajar en la campaña de la ahora Presidenta Bachelet: “En el primer trimestre del año 2013, mientras estaba vigente el contrato con A y N Spa, en alguna conversación con Alberto Arenas, me señaló que se crearía una comisión de Reforma Tributaria en el contexto de las campañas primarias de la Concertación, para la precandidatura de Michelle Bachelet, y que quería que el trabajo que había desarrollado fuera el insumo principal para el proyecto de Reforma Tributaria del nuevo gobierno. A su pregunta, no sé si doña Michelle Bachelet sabía que el trabajo que estaba siendo desarrollado para A y N Spa, sería usado para su candidatura. Agrego que no la conocía y no la he visto más de dos veces”, sobre éste capítulo concluye que no fue hasta marzo de 2014 que le hacen el ofrecimiento concreto de ser el director del Servicio de Impuestos Internos: “pero el ofrecimiento concreto fue el 11.03.2014 o durante esa semana, de parte de Arenas, como Ministro de Hacienda, siendo aceptada esa propuesta”.

El rol de Peñailillo

“Como director siempre entendí que el SII tenía que ser autónomo en sus decisiones de fiscalización y persecución final basándose en criterios técnicos para tomar estas decisiones”.

Así, Jorratt pasa a detallar el rol jugado por el ex ministro del Interior, que también tiene boletas involucradas en el caso, y cómo éste habría montado una “operación” encabezada por Andrea Palma, jefa del gabinete de Interior, para detener el proceso de formalización en contra de SQM y Giorgio Martelli, una vez que se comenzó a indagar esta arista derivada del Caso Penta.

“Quiero aclarar que ninguna de esas presiones limitó las acciones el SII en materia penal ni en ninguna otra. A mi juicio debo señalar que el servicio realizó todas las acciones penales que debían realizar de acuerdo a los criterios técnicos señalados. Lo segundo es precisar que estas inquietudes o preocupaciones me fueron transmitidas por la jefa de gabinete del Ministro de Hacienda, doña Andrea Palma, quien a su vez me manifestaba que venían del Ministro del Interior, don Rodrigo Peñailillo”.

“El primer hecho a mi juicio relevante ocurre en noviembre del año 2014, según recuerdo. En esa oportunidad la jefa de gabinete me indicó que el Ministerio del Interior estaba muy preocupado que el SII investigara a Soquimich, me dijo que ella no tenía clara la razón de esa preocupación del ministro, me agregó que estuviera tranquilo porque el Ministro de Hacienda, jamás me pediría que hiciera algo que no correspondiera y que él respetaba la autonomía del SII, pero que me tenía que transmitir esa preocupación porque venía del Ministro del Interior. Mi primera relación fue de sorpresa porque yo desconocía cualquier vinculación de SQM con la investigación que realizaba el SII. En ese momento en DIDET estaba investigando a las empresas del grupo Penta por diversos fraudes tributarios y estaban apareciendo algunas boletas y facturas ideológicamente falsas relacionadas con campañas políticas. Como yo no estaba encima de estas investigaciones, no sabía que SQM había sido mencionada tangencialmente en algunas declaraciones tomadas por la fiscalía. Le manifesté a la jefa de gabinete mi sorpresa por lo que me decía, que hasta yo sabía no había antecedentes, pero que en caso de surgir hechos de esa empresa el SII estaba obligado a hacer lo que correspondiera y que esas decisiones no las tomaba yo sino que se hacía descentralizadamente”.

“También me sorprendió que el Ministro del Interior estaba muy al tanto de las acciones que realizaba el SII y que pudieran vincular a SQM, por ejemplo el 10.NOV.2014 me llamó la jefa de gabinete de Hacienda, para decirme que el Ministro del Interior, quería saber por qué el Servicio había citado a declarar a Tatiana Aránguiz Palacio. Yo ni siquiera sabía quién era esa persona y por qué había sido citada, le pregunté al Subdirector Jurídico y me respondió que le había emitido a la UDI, Fundación Jaime Guzmán y SQM. Y así me enteré muchas veces de acciones que realizaba el DIDET, a través de información que venía del Ministerio del Interior, siempre en relación con SQM”.

La mujer habría contactado en distintos momentos al ex mandamás del Servicio, pero la rudeza de las conversaciones habría cambiado cuando se presentó la querella en contra de SQM y Giorgio Martelli: “Horas después de presentada la querella, la jefa de gabinete de Hacienda me solicitó que fuera a su oficina y me contó que el ministro del Interior estaba enfurecido por la querella citada y en particular las diligencias que se solicitaba en esa querella, porque ellas le abrían la puerta al fiscal para que pudiera investigar a la empresa”.

Otro de los episodios relatados por Jorratt recuerdan el momento cuando el Tribunal Constitucional aceptó la solicitud del ex gerente de la minera no metálica, Patricio Contesse, de no entregar la documentación tributaria de la empresa a la Fiscalía. Ahí le habría dicho que “el SII concurriera hasta el domicilio de SQM, si era necesario con camiones, para llevarse la información contable de tal forma que la Fiscalía no encontrara ningún antecedente”.

La UDI en defensa de Novoa

Asimismo aseguró que la UDI también lo presionó mientras estaba al mando del SII. El responsable seria el senador Juan Antonio Coloma, quien trató de defender a Jovino Novoa argumentando la importancia del hombre para el gremialismo. “Señaló que la UDI esperaba que no se presentara una querella en su contra”, pero que de ser así debería reaccionar.

“Un hecho concreto es que la semana del día 04.05.2015 recibí en audiencia al senador Coloma, contactándome telefónicamente el día anterior para solicitar esa audiencia, con el objetivo de aclarar dudas respecto del proyecto de modernización del servicio y para ver otros temas particulares sin mencionarme qué. En esa audiencia comenzamos hablando del proyecto de modernización y le aclaré una duda menor que tenía y luego pasamos al tema que pareció que a él más le importaba y que tenía que ver con la posible querella de don Jovino Novoa. Él andaba con una minuta que describía una serie de supuestas arbitrariedades que había cometido el SII en la investigación a Novoa, me la quería entregar, pero le dije que no era necesario porque yo ya la conocía. En efecto, esa minuta me la había entregado días antes Andrea Palma y a su vez yo se la había entregado a Cristián Vargas para que analizara si veía que tenían asidero esos argumentos. Antes de la reunión con el senador Coloma, Vargas me había entregado una minuta en papel que refutaba cada una de esas arbitrariedades, explicando que esas supuestas arbitrariedades eran en realidad los procedimientos normales en el servicio”.

Y agrega que “en la reunión del señor Coloma, él me explicó el contenido de esa minuta, contestándole de la misma manera que estaba detallado con las respuestas de Vargas. Luego hizo una defensa de Novoa en términos de sus cualidades personales y de su importancia como figura para la UDI. Finalmente, me señaló que la UDI esperaba que no se presentara una querella en su contra, pero que de haberla no les quedaría otra que contraatacar o reaccionar, sin detallar en qué iba a consistir. Solamente me limité a explicarle que la investigación estaba en curso y que lo único que podía hacer era garantizarle que el SII actuaría sin arbitrariedades. Además debo precisar que el señor Coloma y otros parlamentarios se me acercaron más de una vez en el Congreso para presentar la misma preocupación como también en relación a los hijos de Carlos Alberto Délano. Por cierto, ninguna de estas situaciones tuvo incidencias en las acciones que tomó el SII”.