Diario y Radio U Chile

Año XIII, 23 de enero de 2021

Escritorio MENÚ

Padre de Rodrigo Avilés: “Me parece una burla el retraso del informe de Carabineros”

Pese a que hubo una reunión entre el alto mando de Carabineros y la familia del estudiante Rodrigo Avilés, todavía no hay respuesta por parte de la institución respecto de qué ocurrió a qué 21 de mayo.

Claudio Medrano

  Domingo 6 de diciembre 2015 11:50 hrs. 
Rodrigo Aviles


Fue a mediados de noviembre que la familia de Rodrigo Avilés sostuvo una reunión con el General Director de Carabineros para saber por qué la institución no había hecho entrega del sumario administrativo que determinaría las responsabilidades del ataque que sufrió su hijo por parte de un carro lanza aguas y que lo tuvo por varias semanas en coma.

Este es el mismo informe que en su momento exigió con vehemencia el Ministerio del Interior y que hoy permanece enclaustrado en las oficinas administrativas de la institución uniformada.

El padre de Rodrigo, Félix Avilés está molesto y decepcionado y ve con cierta impotencia como las autoridades cooperan para que se mantenga la impunidad en este caso.

Pero su familia no se rinde y por lo mismo anunció que acudirá a las herramientas que otorga la Ley de Transparencia para que de una vez por todas Carabineros entregue los antecedentes de lo ocurrido ese 21 de mayo en la ciudad de Valparaíso.

¿Qué opinión le merece el hecho que hasta el día de hoy no se haya entregado el sumario administrativo por parte de Carabineros?

Me parece absolutamente burlesco para la situación que se generó. Estoy con una inmensa molestia, así lo he conversado con algunas autoridades y con el movimiento estudiantil. Me parece lamentable que se vuelve a repetir en este país, en situaciones que se amerita para avanzar en la verdad y sanar las heridas que se producen por los abusos y violencia innecesaria para construir una sociedad mejor, aquí lo que se hace es meter todo bajo la alfombra y abusar del tiempo y del silencio para que el olvido solucione los problemas.

El olvido no soluciona nada, lo único que hace es incrementar las dudas, acrecentar las desconfianzas y profundizar las malas relaciones y el desprestigio de las instituciones. Carabineros de Chile ha abusado y el ministerio del Interior ha guardado silencio, han sido cómplices de este encubrimiento. Estamos todos molestos, este país sufre heridas que no sanan por instituciones que no deberían comportarse así.

¿Qué explicación dio el alto mando de Carabineros en la última reunión que tuvieron?

Ninguna. Más bien en algún momento se dejó caer el concepto error en la conducta de los funcionarios cosa que yo, inmediatamente, reaccioné que no fue así. Esto no fue un error individual, acá lo que hay, y lo expresé así, es una conducta institucional que responde a una cultura institucional y lógicas que vienen determinadas de hace mucho tiempo. Carabineros, en las Fuerzas Especiales, cuando salen a la calle, en vez de asegurar los derechos, lo que hacen es enfrentarse a los ciudadanos como si fueran enemigos de la patria y por tanto, aplican la fuerza que ellos saben aplicar en circunstancias que los ciudadanos solo están armados con la voluntad de cambiar el país.

Me parece que lo que hay es un descriterio para poder enfrentar a los ciudadanos que quieren un país para todos. Esa conducta no es un error, es una conducta que se repite en el caso de la Paulina Estay, de Manuel Gutiérrez, de la gente de Aysén, en La Araucanía, etc. Acá no hay errores. Me parece lamentable que conductas que responden a una cultura, hoy día no seamos capaces de enfrentarlas con verdad.

¿Qué le parece que éstas prácticas, esta cultura que usted menciona, sean avaladas por el Ministerio del Interior?

A mí me parece que acá hay responsabilidades políticas claras. Cuando el ministerio indica que hay un tiempo determinado para poder informar al país sobre lo que ha sucedido y ello no se respeta, y cuando el ministro del Interior, habiendo sido consultado sobre ésta dilación del informe, señala que en realidad lo importante es el procedimiento judicial y no tanto el administrativo, a mí me parece que es de una irresponsabilidad impresentable. Hay responsabilidad política, no solo en este caso, sino que en todos los que se han nombrado. Se debe perseguir la verdad y que estas instituciones funcionen. Hay que asumir las responsabilidades, no hay que hacerle el quite. Este país avanzará en su dignidad cuando seamos todos capaces de asumir con la frente en alto y la mirada puesta en el futuro la verdad.

Da la impresión que las instituciones uniformadas no han cambiado el código de conducta y esa sensación de invulnerabilidad que arrastran desde la dictadura.

No la han logrado cambiar y no ha habido condiciones políticas para que las autoridades civiles produzcan los cambios que se requieren, me preocupa eso porque efectivamente las instituciones de las Fuerzas Armadas y Carabineros de Chile son instituciones dependientes, de hecho ese es el fundamento para decir que el pitonero no es el único responsable, que acá hay responsabilidad en la línea de mando. Las herencias de la dictadura son profundas, pasará mucho tiempo en este país antes de que vuelva a ser completamente democrático.

¿Qué le parece que siga funcionando, en nuestro país, la Justicia Militar?

Me parece absolutamente lamentable. Este es el único país en el que la Justicia Militar funciona como funciona acá. La Justicia Militar mantiene un celo en la intocabilidad de la institución y de las personas que la componen cuando se cometen delitos para no asumir responsabilidades y lo que produce es asegurar la impunidad. Me parece que en Chile la Justicia Militar sólo asegura la obstrucción de la consecución de la verdad, la impunidad en este país está absolutamente asegurada. No puede ser que el sargento que asesinó a Manuel Gutiérrez sea sancionado con 400 días de cárcel, eso rompe toda lógica del Estado de derecho, con ese precedente, entonces, se autoriza a cualquier funcionario de las Fuerzas Armadas y Carabineros para hacer de la vida de los ciudadanos lo que se les ocurra.

Hay que avanzar con decisión para modificar esta situación, hay un compromiso de la Presidenta para cambiar la Justicia Militar, esto estaba dispuesto para el primer semestre de 2015 y aun no se ha podido dar un paso importante en esa dirección, me parece lamentable.