Diario y Radio U Chile

Año XIII, 7 de marzo de 2021

Escritorio MENÚ

Agustín Edwards y Hernán Büchi se suman a vinculados al escándalo Papeles de Panamá

La arista chilena de esta investigación periodística internacional que se conoció el fin de semana involucra a cerca de 200 sociedades offshore con inversiones en Chile y con jurisdicción en diversos paraísos fiscales.

Claudio Medrano

  Lunes 4 de abril 2016 12:00 hrs. 
9agustin_edwards_


Agustín Edwards Eastmann, Alfredo Ovalle, Hernán Büchi, Iván Zamorano y los controladores de Ripley y el banco BCI aparecen vinculados a los registros secretos del bufete Mossack en una investigación conocida como “Panamá Papers”.

En los textos filtrados aparecen cerca de 200 sociedades offshore vinculadas a nuestro país dentro de un universo de antecedentes que involucra además a monarcas, futbolistas, dirigentes de la FIFA, líderes mundiales, artistas, además de traficantes de drogas y armas.

De acuerdo a los datos dados a conocer por CiperChile reveló la arista chilena de este caso, sosteniendo que los vínculos entre la firma Mossack Fonseca y nuestro país son de larga data y que ha servido para crear estas sociedades con inversiones en Chile, en jurisdicciones como Panamá, Islas Vírgenes, Británicas, Bahamas, Seychelles y Nevada en Estados Unidos.

Se trataría en algunos casos de sociedades instrumentales con un directorio de pantalla, conformado por ejecutivos de la misma firma Mossack Fonseca o testaferros y, valiéndose del secreto bancario y la opacidad que impera en esos territorios, resguardar la identidad de los reales propietarios de los dineros que administran.

Los chilenos vinculados con el escándalo

De acuerdo a la investigación, no existe certeza del total de capitales invertidos en paraísos fiscales, solo a través de las declaraciones realizadas por contribuyentes chilenos con dineros alojados en esas jurisdicciones, se puede aproximar que existían, en 2015, US$11.200 millones declarados por 408 contribuyentes. La cifra equivale al total de los prestamos que hizo ese mismo año el Banco Interamericano de Desarrollo hacia América Latina y el Caribe.

Entre los chilenos vinculados a las sociedades offshore creadas por Mossack Fonseca destacan el ex presidente de la CPC, Alfredo Ovalle, el empresario Isidoro Quiroga, el dueño de El Mercurio, Agustín Edwards Eastman, el ex ministro de Hacienda de Pinochet, Hernán Büchi, la familia Calderón Volochinsky, controladores de Ripley y los empresarios vinculados al sector de los juegos de azar, Luis y Lientur Fuentealba Meier, entre otros.

Otro punto que llama la atención de los documentos revelados refiere a los abogados que aparecen en estos registros actuando como intermediarios entre los propietarios reales de esas sociedades y el polémico bufete panameño.

Allí se encuentra el presidente de Chile Transparente (capítulo chileno de Transparencia Internacional), Gonzalo Delaveau Swett, quien ha gestionado a través de Mossack Fonseca la administración de una serie de sociedades offshore con domicilio en Bahamas, desde las que se controla un millonario proyecto minero e hidroeléctrico en la V Región.

Otras figuras vinculadas a sociedades offshore, activas o inactivas son el hermano del animador Mario Kreutzberger, René y el ex futbolista Iván Zamorano. El costo de creación de una sociedad offshore, con directorio incluido, asciende a cerca de US$2.500. Con eso ya se puede operar. Los beneficios que entregan estas sociedades, que no realizan ningún tipo de actividad económica en el país donde residen, son múltiples, entre ellos, la evasión o elusión de impuestos.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.