Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 23 de mayo de 2022

Escritorio

U. de Chile inaugura Centro de Bioteconología y Bioingeniería

Con el objetivo de generar un polo de desarrollo científico, la Universidad de Chile ha creado el Centro de Biotecnología y Bioingeniería, en el cual podrán desarrollar sus investigaciones profesionales provenientes de distintas universidades estatales. “Aquí hay un ejemplo maravilloso de colaboración real”, señaló el decano de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, Patricio Aceituno.

Camila Medina

  Jueves 28 de abril 2016 18:04 hrs. 
Cebib

Un polo de desarrollo científico que atraiga investigadores de todas partes del mundo: Ese es el desafío que se planteó el Centro de Biotecnología y Bioingeniería de la Universidad de Chile (CeBiB) que ayer inauguró un nuevo edificio ubicado en Beaucheff frente a la Facultad de Ingeniería de nuestra casa de estudios.

El Centro que trabaja en conjunto con investigadores de universidades estatales a lo largo de todo el país, entre ellas la Universidad de la Frontera, de Antofagasta, de Los Lagos y la Universidad de Santiago, se dedica a investigar temas claves de la biotecnología y la bioingeniería modernas.

El Premio Nacional de Ciencias y director del Centro, Juan Asenjo, destacó que la labor que realizan tiene un gran potencial para el desarrollo de energías renovables y para la salud: “El tener estos recursos permite tener postdoctorados, permite que exista mayor intercambio de estudiantes a lo largo del país. Realmente permite generar un polo de desarrollo científico como este. Este es el único centro en Latinoamérica que aborda las materias que estamos atacando”, dijo.

Por su parte, la astrónoma María Teresa Ruiz celebró la nueva infraestructura del Centro, pero manifestó su preocupación en torno a que la iniciativa se mantenga en el tiempo.

Esto porque asegún explicó a veces los fondos se entregan por un tiempo acotado, lo que, a su juicio, “es una pésima forma de inversión en el desarrollo de la ciencia, porque en diez años uno recién está empezando a hacer muchas cosas”, afirmó.

Esto porque según explicó a veces los fondos se entregan por un tiempo acotado, lo que, a su juicio, “es una pésima forma de inversión en el desarrollo de la ciencia, porque en diez años uno recién está empezando a hacer muchas cosas”, afirmó.

En ese sentido, la investigadora criticó la administración de recursos públicos en el ámbito del desarrollo de la ciencia y la tecnología y dijo que hace falta aumentar los fondos para la investigación y los presupuestos de Fondecyt y Conicyt, para que exista una mejor administración de estos proyectos.

Patricio Aceituno, decano de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, recordó que sólo un 9 por ciento de las instituciones de educación superior son estatales y solo el 15 por ciento de los estudiantes se forman en universidades públicas. En ese contexto destacó al Centro como un ejemplo de colaboración y desarrollo en esta área.

“Hasta ahora la Universidad de Chile no se ha caracterizado en particular por colaborar con el resto del sistema estatal y aquí hay un ejemplo maravilloso de colaboración real. Son personas con nombre y apellido que están trabajando por un objetivo común y eso lo hace en un ambiente público estatal en un sistema particularmente disminuido”, aseguró.

Finalmente Rodrigo Velasco, miembro el directorio del CeBiB, dijo que desde el centro se busca “vincular a los investigadores con la industria” y dijo que “si Chile va a exportar conocimiento, esto permitirá convertirnos en líderes a nivel mundial”