Diario y Radio U Chile

Año XII, 2 de diciembre de 2020

Escritorio MENÚ

Vicepresidente de la CUT: “La reforma laboral es un un bodrio legal”

En entrevista con Patricio López, Nolberto Díaz, vicepresidente de la CUT, se refirió a la omisión del tema de la reforma laboral en la cuenta pública de Michelle Bachelet. A su juicio, el Gobierno está "confundido" en una reforma que, en las actuales condiciones, es "sólo un acomodo para el empresariado".

Camila Medina

  Lunes 23 de mayo 2016 10:41 hrs. 
Nolberto2



Luego que la presidenta Michelle Bachelet no abordara el tema de la Reforma Laboral en la Cuenta Pública de este 21 de mayo, la mandataria señaló que prefirió omitir hablar de la reforma porque “uno no manda mensajes por discursos de temas que todavía están en evolución”.

En conversación con Radio y Diario Universidad Chile, el vicepresidente de la CUT, Nolberto Díaz, dijo que en este tema “el gobierno está confundido, prueba de ello es que la presidenta no señaló el camino en su discurso”.

“Esperábamos mucho más del mensaje presidencial y lamentamos que la presidenta y el Gobierno pierdan la oportunidad de dar claridad en esta materia porque al final no sabemos qué va a hacer el Gobierno y tenemos la sensación de que si no hay ley corta, si no hay veto presidencial, pero además si no hay reforma constitucional vemos difícil recuperar la titularidad sindical y sin eso esta reforma es un bodrio legal”, agregó.

Respecto al fallo del Tribunal Constitucional que declaró inconstitucional la titularidad sindical contemplada en la reforma dijo que fue “un golpe al movimiento sindical, pero también a las libertades individuales de las personas”. A su juicio, son las divisiones al interior de la Nueva Mayoría y la falta de convicción del gobierno lo que ha llevado a una reforma “modesta y pobre y a una derrota en el Tribunal Constitucional”.

“El fallo convirtió la legislación laboral en un bodrio porque hoy día un grupo negociador podría hacer lo mismo que en un sindicato y eso no pasa en ningún lugar del mundo. Aquí lo que ha hecho la CUT es su mejor esfuerzo para obtener avances, pero si ese mejor esfuerzo fracasa por la falta de convicción del gobierno y por el fallo del TC, es mejor suspender el proyecto de ley. Prefiero ponerme colorado una sola vez a cambio de aprobar una ley que le va a traer más ventajas al empresariado y desventajas al mundo del trabajo”, aseguró.

Finalmente, el dirigente señaló que debido a que el proyecto presenta pactos de adaptabilidad, aumento de quórum y  dificultades para los sindicatos, es necesario impulsar una reforma constitucional o, derechamente, suspender su tramitación, porque a su juicio “esto ya no es reforma, sino solo un acomodo para el empresariado”.