Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 22 de junio de 2024


Escritorio

Crónica: Chile disgregado

Ningún organismo de inteligencia ha actuado en prevención si los otros chilenos encuentran peligrosa esta situación. El problema es que cada parte encuentra razonable su posición, pero de inteligencia nadie ha visto nada, solo represión, imaginando torpemente que la vida continuará limitada a acciones aisladas. Veremos.

André Jouffé

  Sábado 18 de junio 2016 11:21 hrs. 
Pueblos Originarios

Compartir en

Los aimaras pasean por tres tierras que consideran suyas: Bolivia, Perú y Chile. Podemos apreciarlos especialmente en fiestas auténticas suyas y otras turísticas. No constituye pecado.

Las excavaciones del Metro dejaron de manifiesto un hecho histórico bastante reservado: que es muy posible que los incas hayan invitado a Pedro de Valdivia a instalarse donde lo hizo. Restos arqueológicos no demuestran lo contrario y el diseño de ciudad y la caída del sol sobre ciertos puntos simbólicos corresponde en forma similar al de Lima y Quito.

Bastante más al sur, el pueblo mapuche, según Roberto Sebastián Mata Echaren, dice que son indios nómades y guerreros, pero no arquitectos; dejan escasas huellas arquitectónicas, al contrario de aztecas, incas y mayas y prosigue con su tradición de batalla. Según un experto en inteligencia, están a una coma de constituirse en un brazo armado, ahora en el 2016. Alejandro Jodorowsky suma que las machis en su mayoría son hombres.

En breve, no invitarán a los camioneros a descender del vehículo para incendiarlo. En la actualidad están distribuidas cerca de grandes ciudades del sur, más allá de la Araucanía. Instalados en casas o bloques de departamentos operan con las más altas tecnologías, tienen un abastecimiento y pertrechos asegurados, amén de financiamiento interno y externo sumado a simpatías no menores. Perdonan, incluido la mía.

Nadie puede asegurar que no los hayan visitado mayas, del Tupac Amaru además de otras etnias. Exageran los que incluyen las FARC pues el tema de la discriminación no es suyo.

Ningún organismo de inteligencia ha actuado en prevención si los otros chilenos encuentran peligrosa esta situación. El problema es que cada parte encuentra razonable su posición, pero de inteligencia nadie ha visto nada, solo represión, imaginando torpemente que la vida continuará limitada a acciones aisladas. Veremos.

El descontento esta también a cinco mil kilómetros, en Isla de Pascua. Es inimaginable cómo grupos pascuenses de visita en Francia se negaban a retornar a la isla; quieren pertenecer a la Polinesia francesa pues en el “conti” los tratan mal o, simplemente, los ignoran o invaden. La verdad es que de raza polinésica tienen poco y nada si consideramos que a comienzos del siglo XX, sobrevivían solo 300 pascuenses autóctonos. Si sólo se hubiesen mezclado entre ellos, la población sería una fortaleza de habitantes con deformaciones y síndromes. Fueron los buenos chilenos del “conti” que hicieron la explotación demográfica de manera que se puede asegurar que ningún habitante de la isla tiene más del 20 por ciento de sangre ancestral.

Síguenos en