Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

EEUU: Otro afroamericano es asesinado por la policía

Este miércoles, un hombre fue abatido por un agente de la policía en Minnesota, Estados Unidos. La pareja de la víctima filmó en directo el deceso a través de su celular. Es el segundo caso en que las fuerzas de orden matan a un hombre negro en 48 horas.

RFI

  Jueves 7 de julio 2016 9:05 hrs. 
Crime scene yellow tape

El video, que contiene imágenes sensibles, comienza con la agonía de un hombre negro desangrándose en el asiento de conductor de un automóvil. La cámara luego se fija en el rostro de una mujer desesperada que narra cómo su novio acaba de ser baleado por un policía mientras buscaba su billetera para mostrar su documento de identidad.

“Por favor, oficial, no me diga que usted acaba de hacer esto”, implora la mujer, cuya pequeña hija permanece sentada en el asiento trasero. “Usted le disparó cuatro balas, señor. Sólo buscaba su licencia y registro, señor”, agrega, dirigiéndose al policía que puede verse por la ventana del pasajero aún apuntado con su arma.

Durante unos diez minutos, la mujer relata en directo por su cuenta de Facebook Live cómo la policía le pidió a su novio el registro de conducir y del vehículo. El hombre, según esta versión, explicó que los documentos estaban en su cartera, pero que además llevaba una pistola para la que poseía una licencia.

En el video se escucha que el policía grita: “Le dije que no lo buscara. Le dije que levantara las manos”.

La policía confirmó poco después la muerte de un hombre de 32 años en Falcon Heights, un suburbio de Saint Paul. La prensa local indica que el afroamericano se llamaba Philando Castile y trabajaba como agente de seguridad en una cafetería.

En Facebook se creó una página web titulada “Justicia para Philando Castile”, y en la que se leía: “Philando Castile murió a manos de la policía el 6 de julio de 2016. Exigimos justicia”.

Hacia el final del video, de diez minutos de duración, la niña de Reynolds, de cuatro años, trata de tranquilizar a su aterrorizada madre.

“Está bien, mamá”, dice la niña. “Está bien, estoy aquí contigo”.

El hecho se produce menos de 48 horas después de que otro afroamericano, Alton Sterling, fuera abatido por la policía en Baton Rouge (Luisiana), desatando airadas protestas. Los asesinatos serán objeto de una investigación federal.