Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 27 de noviembre de 2021

Escritorio MENÚ

Alberto Espina: “Ossandón se fue porque sabía que iba a perder”

El parlamentario por la región de La Araucanía insistió en sus críticas a la salida de Manuel José Ossandón de RN y afirmó que su partido “no puede estar al servicio de aspiraciones personales”. El legislador agregó que “para gobernar se necesitan propuestas y no solo ser un comentarista político”.

Claudio Medrano

  Miércoles 20 de julio 2016 12:35 hrs. 
Alberto Espina


El senador de Renovación Nacional Alberto Espina señaló que las razones que entregó Manuel José Ossandón para renunciar al partido “no son válidas, ni verdaderas” y agregó que “siempre se le dieron todas las garantías para que participara de un proceso democrático donde RN decidiera su candidato presidencial”.

El parlamentario agregó que Ossandón condicionó su participación en este proceso a que fuera electo como el candidato, pese a que era muy probable que el perdiera dicha elección.

A juicio de Espina, este fue el principal motivo que impulsó la renuncia del Senador por Santiago Oriente a Renovación Nacional: “no tengo otra interpretación porque no es verdad que no hubiesen garantías para participar de un proceso de primarias. Si él hubiese tenido esa base ciudadana tan grande por qué temer a un enfrentamiento con nosotros”, recalcó.

Para Espina, no es correcto estar tanto tiempo en un partido, ser electo gracias a esa colectividad y luego salir a criticar cuando no se satisfacen las aspiraciones personales.

El parlamentario por la región de La Araucanía descartó que el proceso interno de Renovación Nacional sea funcional a las pretensiones del ex Presidente Sebastián Piñera: “no tengo relación directa, ni indirecta para ser funcional a nadie. Tampoco se está haciendo un traje a la medida de Sebastián Piñera, yo voy a competir hasta el final en las primarias internas de Renovación Nacional”.

Espina recordó que su equipo ha realizado una serie de propuestas constitucionales que podrían significar un eventual programa de gobierno enfocados en el desarrollo económico y determinando una serie de deberes para el Estado.

Respecto de si es suficiente un periodo presidencial de cuatro años, el senador Alberto Espina señaló que si bien es poco el tiempo, se puede avanzar trabajo “los problemas no se resuelven en cuatro años, pero si pueden quedar bien encaminados, los presidentes deben estar más preocupados de ver qué es lo que sembraron que cosechar apurados”.

Espina finalizó señalando que “pueden criticar nuestra propuesta constitucional, pero la tenemos” y agregó que “hay que saber proponer si se quiere gobernar y no quedar solo como un comentarista de la política”.