Diario y Radio U Chile

Año XII, 27 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Multitudinario rechazo a las AFP en jornada familiar de movilización

Sólo en Santiago los organizadores de la organización contra el actual sistema de AFP cifraron en más de 100 mil los asistentes a la manifestación nacional, dando cuenta de una efectiva convocatoria. En la instancia además se adelantó un paro de trabajadores para el próximo 4 de noviembre.

Tania González

  Domingo 24 de julio 2016 20:25 hrs. 
fd0387ff-8103-47ab-9f3c-94458827403e



Miles de personas asistieron este domingo a la movilización contra las AFP que se realizó en Santiago y otras 40 ciudades del país simultáneamente. El rechazo de la población al actual sistema de pensiones se hizo sentir con protestas de carácter familiar que enseñaban la transversalidad de una demanda que convocó a distintas generaciones y organizaciones sociales.

La dirigenta nacional de la Confederación de Funcionarios de la Salud Municipal (Confusam), Carolina Espinoza, sostuvo que el escándalo de las jubilaciones en Gendarmería impulsó a muchos chilenos a movilizarse, asimismo, la representante estima que colaboró el que la cita haya se haya convocado por redes sociales y no por medios de comunicación “coartados”.

“Este es el comienzo de un muchas otras actividades que ya tenemos preparadas y que de ser necesario nos llevarán a la realización de un paro nacional productivo en el que el sector industria, comercio, servicio y transporte, deberemos unirnos para ir donde más le duele al poderío económico. Estamos evaluando si hacemos el paro el 4 de noviembre, como una fecha en que debiésemos ser capaces de alcanzar una organización”, señaló la líder de la Confusam.

En tanto, el secretario general de la Confederación bancaria y vocero de la coordinadora “No más AFP”, Luis Mesina, instó a las autoridades a hacer cambios al sistema con los trabajadores: “Mandarle un mensaje a la clase política: No les creemos y no vamos a descansar hasta que este sistema lo derrotemos definitivamente e instalemos un nuevo sistema de seguridad social. Nuestra propuesta de sistema de reparto funciona sobre un principio básico solidario, intergeneracional,  entre hombres y mujeres, entre trabajadores sanos y enfermos, entre los que ganan más y los que ganan menos. Se reciben las contribuciones de los trabajadores activos y las utiliza para pagar a los que están en el sector pasivo, nada más”.

Llamó la atención que a pesar de que el sistema de pensiones afecta directamente a los trabajadores cuando dejan la actividad, los dirigentes de la CUT no estuvieran presentes en la masiva manifestación. Consultado al respecto, Mesina contestó que la convocatoria fue desde la Coordinadora Nacional “No más AFP” por lo que no esperaban que necesariamente participaran representantes de la Multigremial.

No obstante, pudimos dar cuenta por redes sociales de que la líder de la CUT, Bárbara Figueroa, participó de una movilización desarrollada en la Provincia de Los Andes.

La movilización de más de 700 mil personas en todo el país, terminó en el centro de Santiago con carabineros reprimiendo a manifestantes con agua y gases frente a la sede de la ANEF en Plaza Los Héroes. Los uniformados comunicaron por alto parlantes que la movilización había concluido, lo que fue criticado por las organizaciones sociales.

Trabajadores de la Posta Central, de la Asociación de Jubilados de las AFP y de organizaciones mapuche, se hicieron presentes en la principal avenida de Santiago, quienes comentaron a Diario y Radio Universidad de Chile su parecer frente al sistema de pensiones: No puede ser que hoy un trabajador de Gendarmería por trabajar 30 años sentado tras una máquina de escribir este sacando un sueldo de un millón 300 o un millón 500 mil pesos, sin embargo los trabajadores que imponemos mes a mes estamos ganando 250 o 190 mil pesos, es una injusticia… Quién vive después de los 60 años, que tiene salud desmejorada, que tiene necesidad de medicamentos y una serie de insumos para seguir viviendo con 150 mil pesos… Queremos que cambien, que por favor se dignen a pensar a discutir cuál sería el mejor sistema”.

En regiones también se registraron movilizaciones, incluso en algunas ciudades desafiando a la lluvia. Temuco, Coyhaique, Valdivia, Puerto Montt, y hasta en Punta Arenas, se vieron personas congregadas por la demanda de mejores pensiones.

Los últimos estudios de la Fundación Sol revelan que el 91,5 por ciento de las pensiones de vejez son menores a 156 mil pesos, es decir, más de 300 mil personas reciben menos del 60 por ciento del salario mínimo. A estos datos se suma otra diferencia de género, puesto que un poco más del 90 por ciento de las mujeres recibe menos de 156 mil pesos mensuales de jubilación.

Por último, cabe señalar que alrededor de 31 mil millones de dólares son invertidos desde fondos de pensión en diez bancos que operan en el país controlados por grandes grupos económicos, Luksic, Saieh y Matte figuran entre estos últimos.