Diario y Radio U Chile

Año XII, 6 de abril de 2020

Escritorio MENÚ

Pescadores artesanales convocan a nueva movilización

Los trabajadores cuestionan la lentitud del proyecto que busca anular la cuestionada Ley de Pesca en el Parlamento. Al mismo tiempo rechazan la dilación que, a su juicio, pretende la mesa técnica implementada por el Gobierno. Por eso llamaron a una nueva jornada de protestas para el próximo 26 de octubre.

Rodrigo Fuentes

  Domingo 2 de octubre 2016 18:45 hrs. 





Más de 250 dirigentes de trabajadores de la pesca artesanal de todo el país se reunieron en Caleta Lo Rojas en la Región del Bío Bío, donde acordaron una nueva convocatoria a protesta contra la Ley de Pesca que los tiene en la más absoluta precariedad.

La movilización se concretará el próximo 26 de octubre para exigir que se anule la normativa.

Precarios ingresos económicos y desesperaciónes la expresión habitual de las familias de los más de 120 mil pescadores artesanales, que en todo el país se han visto afectados por la Ley Longueira.

La normativa promulgada en 2013 y emanada bajo una serie de hechos de corrupción y cohecho legislativo, entregó de manera gratuita y a perpetuidad la propiedad de los peces del mar de Chile a siete familias. Angelini, Lecaros, Yaconi – Santa Cruz, Sarquis, Stengel, Fernández e Izquierdo.

A raíz  de las coimas y pagos por parte de los grandes consorcios pesqueros en la tramitación de esta ley, es que un grupo de diputados intenta anular la norma, a través de una normativa que se encuentra en trámite en el Congreso Nacional.

Además, en paralelo, el gobierno creó una “mesa técnica” que está discutiendo modificaciones a la normativa. Antes del establecimiento de la instancia, el propio Ejecutivo desestimó la posibilidad de anular la cuestionada normativa, ya que calificó la propuesta como inconstitucional.

Uno de los que impulsan la nulidad es el diputado de Izquierda Ciudadana, Sergio Aguiló, quien da cuenta de las dificultades que ha tenido que sobrellevar la moción que pondría fin a la llamada Ley Longueira.

“Por eso es que no usamos el mecanismo constitucional de derogar sino que anular, para que todos los efectos que la ley tuvo en su momento, desde que se aprobó en el gobierno de Piñera hasta hoy día, queden sin efecto y volvamos a hacer una ley como corresponde. Mientras se discute esto en la Comisión de Constitución, y se resuelve, porque no se ha resuelto todavía”.

Hoy, los trabajadores del sector artesanal y sus familias están cansados de esperar el extenso trámite legislativo, incluso rechazan absolutamente la mesa paralela impulsada por el Gobierno.

El Presidente de la Federación Nacional de Sindicatos de Pescadores Artesanales, Hernán Cortés, denunció que esta legislación ha generado una crisis en las caletas de todo el país, con una cuota de extracción ridícula que apenas alcanza para sobrevivir.

“Se ve una pobreza tremenda en las familias de los pescadores artesanales, escasez de dinero, poco pescado sobre todo en la octava región no hubo pesca. Hay cosas que no se pueden celebrar, por ejemplo los dueños de las cuotas las hayan a algunos y, simplemente, no les dieron participación a sus pescadores los dejaron tirados en la indefensión total, como están acostumbrados algunos a que el gobierno soluciones los problemas, o las alcaldías que los pescadores vayan a pedir una caja, pero nosotros tenemos dignidad una caja de vidrio no nos soluciona el problema, lo agrava más”.

El vicepresidente del Consejo de Defensa de la Pesca, Nelson Estrada, arremetió contra la mesa técnica que está desarrollando el gobierno y que pretende modificar algunos puntos de la ley.

“Yo no tengo confianza en la mesa y sé que en esa mesa están sentados los mismos sinvergüenzas que se han sentado siempre con el gobierno para vender la pesca artesanal”, indicó Estrada.

“Esa mesa de trabajo no cumple los objetivos porque no están los actores relevantes de la pesca artesanal involucrados. Nuevamente se están reuniendo entre cuatro paredes para hacer un traje a la medida de los pescadores industriales, algo que ya vivimos con la Ley Longueira, donde solamente citaron al señor Hugo Arancibia y a la señora Bustamente quienes fueron los que vendieron al sector pesquero artesanal, y que hoy día también están diciendo que la pesca es mala, mire qué novedad”.

Los dirigentes y trabajadores de la pesca artesanal reiteraron sus críticas a la llamada Ley Longueira, la que califican como una de las normativas cuyos efectos sociales conocidos son los más devastadores para las miles de familias que a lo largo de todo el país viven de la extracción de los productos del mar.