Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 16 de mayo de 2022

Escritorio MENÚ

Futuro de la clase política: Nada que celebrar

Expertos y parlamentarios plantean que “no hay nada que celebrar” en el mundo político luego de los resultados en las recientes elecciones municipales, sobre todo considerando la exigua participación popular en los comicios. Además, plantean que las escenas de júbilo, especialmente en Chile Vamos, sólo expresan el absoluto divorcio entre la ciudadanía y la clase política.

Gonzalo Castillo

  Lunes 31 de octubre 2016 17:51 hrs. 
celebracion-municipales

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile la semana pasada, la directora de Mori Chile, Marta Lagos, se refirió a los resultados de las recientes elecciones municipales, y haciendo énfasis en la baja participación de votantes aseguró que este escenario “es el fracaso de los partidos, es el fracaso de la manera como se hace la política”.

De la misma manera, el ex rector de la Universidad de Chile y quien manifestó disposición para ser candidato presidencial, profesor Luis Riveros, cuestionó a Chile Vamos por manifestar su júbilo por los resultados en las elecciones, ya que en realidad, su votación fue inferior a la de 2012.

“Vemos a la derecha celebrando un triunfo, pero que es porque los otros no votaron, porque en términos nominales también sacaron menos votos que en 2012. La pregunta, entonces, es qué estamos celebrando. Lo otro que me parece dramático es que los independientes y otros partidos también disminuyeron sus votaciones, porque están todos metidos en los mismos escándalos y sin una propuesta integral que sea convincente y atractiva”.

Independientemente de que, circunstancialmente, los resultados fueran favorables a la oposición, distintos actores sociales han hecho énfasis en el comportamiento de la clase política frente a estos resultados, cuando se hace más que evidente el desinterés de la mayoría de la sociedad por los procesos electorales, poniendo, incluso, en tela de juicio la legitimidad de las autoridades elegidas.

El coordinador nacional de Izquierda Autónoma, Andrés Fielbaum, señaló que esta es “una victoria espuria y de poco valor” la que se está celebrando por parte de Chile Vamos, porque si bien ahora pueden haber obtenido más alcaldes, es una satisfacción “de corto plazo” ya que el mensaje que ha entregado la ciudadanía es de un divorcio total con la clase política.

“La señal fundamental que ha entregado la ciudadanía es que se mantiene una lejanía tremenda con la política. Hay un castigo gigante a los partidos políticos tradicionales en su conjunto. Que no sean capaces de convocar ni siquiera a la mitad de los chilenos sino que a uno de cada tres da cuenta que la política para la visión de la mayoría de la sociedad se está transformando en una actividad inútil, y lo evidente que ha sido el secuestro por parte de los grandes grupos empresariales de la actividad política, les está pasando la cuenta al sistema de votaciones”.

Además, el ex presidente de la FECh calificó de “irresponsable” la actitud de la clase política que hace la vista gorda frente a las señales de castigo que la ciudadanía está dando a los partidos políticos que se han visto involucrados en irregularidades en el financiamiento de sus campañas políticas.

“Me parece que los que están celebrando están mostrando una actitud tremendamente irresponsable. Creo que el ejemplo del PPD es paradigmático: ha sido un partido particularmente castigado por la ciudadanía, tanto por su relación con SQM, pero también por lo que ocurre, por ejemplo, con Pilar Armanet como vocera de las universidades que lucran, al mismo tiempo que tienen a Nicolás Eyzaguirre y Adriana Delpiano diseñando la reforma educacional junto a Rodrigo Valdés. Ese tipo de conflictos de interés, finalmente, de intereses del empresariado operando al interior de los partidos es lo que la ciudadanía está castigando”.

El diputado independiente Gaspar Rivas, quien actualmente se encuentra desaforado por una controversia judicial con el empresario Andrónico Luksic, sostiene que no hay nada que festejar cuando se tiene un 66 por ciento de votantes que no concurrieron a expresar su parecer en las urnas. “Fue la abstención la verdadera ganadora”, señaló el diputado.

Rivas considera que la celebración de la derecha “es una falacia total”, ya que del universo total efectivo de votantes, Chile Vamos obtuvo menos del 15 por ciento, por lo que mal podría proclamarse vencedora de un proceso que está al borde de la ilegitimidad, situación que, a juicio del diputado independiente, es amplificada con la ayuda de los medios de comunicación dominantes de nuestro país.

“Es una construcción falsa, una falacia que están presentando los medios de comunicación que son parte y voceros del sistema, para tratar de presentarle a la ciudadanía una falsedad, como diciendo que el pueblo ha salido a la calle en masa a votar por la derecha porque ya no quiere más este gobierno de izquierda, y lo que se necesita ahora es un giro a la derecha, y empezar a preparar el terreno para la candidatura de Sebastián Piñera que es el candidato favorito de la derecha”.

Finalmente, Andrés Fielbaum realizó una autocrítica sobre el rol de las fuerzas políticas pequeñas y emergentes, señalando que deben ser más creativos, generosos, “actuar con mayor unidad y audacia”, para ser capaces de conquistar las reformas que cambien el sistema neoliberal en el que los derechos sociales básicos son transados en el mercado.