Diario y Radio U Chile

Año XII, 6 de abril de 2020

Escritorio MENÚ

Negociaciones por reajuste salarial siguen en punto muerto

Los esfuerzos del Ejecutivo por llegar a un acuerdo para aprobar un reajuste similar al ya rechazado dos veces no han rendido frutos. Desde Chile Vamos criticaron que el Gobierno no acoja una propuesta para crear una regla futura para el reajuste. En tanto, parlamentarios de la Nueva Mayoría aseguran que se pone en juego la gobernabilidad del país.

Montserrat Rollano

  Martes 15 de noviembre 2016 20:09 hrs. 





En un punto muerto se encuentran las negociaciones del Ejecutivo con los partidos políticos para sacar adelante un proyecto de reajuste del sector público.

A primer hora de este miércoles, la Presidenta se reunió con su comité político para analizar la situación. Discusión que durante la tarde se trasladará a Valparaíso igual que en las jornadas precedentes.

A la salida de la cita, el Vocero de Gobierno reiteró que persisten los criterios ya establecidos. Si bien no quiso referirse directamente al número del reajuste, dejó entrever que no habrá mejora al 3.2 por ciento puesto sobre la mesa. “La Presidenta nos entregó instrucciones. Ahora vamos a hablar con los parlamentarios, ellos son los actores claves del proceso”.

Marcelo Díaz anunció que durante el día entregarían nuevas observaciones y que no presentarán el proyecto en Valparaíso hasta que no estén seguros los votos para su aprobación.

Durante este martes, los ministros de Eyzaguirre y Valdés ya sostuvieron una serie de reuniones con parlamentarios, para sondear apoyos a una eventual propuesta basada en la propuesta inicial. Tratativas a las que se suma Díaz.

Todo esto en medio del desorden del conglomerado que quedó reflejado en las declaraciones posteriores al comité político y la suspensión de la reunión en donde se analizaría el tema. Diferencias que fueron abordadas por el ministro Vocero de Gobierno.

“Nosotros esperamos que los partidos superen rápidamente esos hechos para que sigamos trabajando en los desafíos que tenemos (…) diferencias van a haber siempre, opiniones distintas sobre las cosas también. La verdad es que yo creo que a eso no hay que darle más importancia de la que tiene”.

En ese marco, desde la oposición presentaron una propuesta al Gobierno la que apunta a crear una regla futura en materia de reajuste y que fue descartada por el Ejecutivo. Una decisión que lamentó el vocero del Chile Vamos, Hernán Larraín.

“No están disponibles en principio para hacer ningún cambio a su proposición. Se podría trabajar una mayor disponibilidad para trabajar en los bonos. A los ministros no les gusta esta fórmula, ellos están en la tesis de mantenerse en lo que están y ellos tendrán que ver cómo resuelven este tema. Lo que le hemos pedido en todo caso es que de una vez por todas haya gobernabilidad y por lo tanto se pongan de acuerdo en la Nueva Mayoría, porque si ellos hicieran bien su trabajo, no necesitarían de nuestros votos”.

En esa línea el jefe de bancada de la Democracia Cristiana, Fuad Chahín llamó a los distintos actores a ceder, asegurando que lo que está en juego es la gobernabilidad del país.

“Todos tenemos que estar disponibles a una solución. El Gobierno tiene que ceder, la mesa del sector público y los parlamentarios tenemos que generar las condiciones para que efectivamente resolvamos este problema. Acá está en juego la gobernabilidad del país y la verdad es que son millones de chilenos los que están pagando bastante caro esta incapacidad nuestra de resolver eso”.

El DC emplazó al Gobierno a tomar una decisión: “Solo tienen tres caminos”, dijo haciendo alusión a las posibilidades que maneja el Ejecutivo para resolver el conflicto. Alcanzar un acuerdo con los parlamentarios de la Nueva Mayoría para lo que se necesita reajustar la propuesta del salario; sellar pacto con la oposición manteniendo el guarismo o dejar las cosas tal como están y negar reajuste para el sector público.

Más duro que Chahín fue el socialista Juan Luis Castro. El diputado pidió que la Presidenta se haga cargo de la discusión y solucione un conflicto que se extiende por 16 días.

“Quiero hacerle un llamado a la Presidenta Michelle Bachelet, ella se va a reunir mañana a primera hora con los ministros, que les de instrucciones y que resolvamos esto ojalá mañana. No puede ser que tengamos un impasse permanente y falte mayor decisión política para enfrentar una solución que todo el mundo espera que venga”.

Castro agregó que es momento que los ministros den muestra de gobernabilidad y solucionen el problema.

Un complejo panorama es el que enfrenta el Ejecutivo, tomando en cuenta que si se presenta un proyecto que no cuenta con el respaldo parlamentario, no podría haber una nueva iniciativa hasta dentro de un año. Además, la fecha límite para firmar el reajuste es este 1 de diciembre, por lo que se le agotan los plazos a los negociadores.

Encrucijada en la que se encuentra el Ejecutivo a la que se suman los roces internos en la Nueva Mayoría, lo que dificulta aún más un acuerdo en esta materia.