Diario y Radio U Chile

Año XIII, 18 de junio de 2021

Escritorio MENÚ

Presidenta mantiene a Eyzaguirre y Valdés pese a su crítica evaluación

La Mandataria solo reemplazó a los ministros que continuarán una carrera al Parlamento, pese a las crítica de diversos sectores. Desde el oficialismo aspiran a que los cambios vayan de la mano con un esfuerzo de dialogar más con los partidos. En tanto, desde la oposición dijeron que el enroque no estuvo en sintonía con las expectativas de un giro a la administración.

Paula Campos

  Viernes 18 de noviembre 2016 11:24 hrs. 
presidenta-bachelet


En el sexto cambio de gabinete de su segundo mandato, la Presidenta Michelle Bachelet mantuvo a Nicolás Eyzaguirre y Rodrigo Valdés en sus puestos.

El ministro Secretario General de la Presidencia y su par de Hacienda, respectivamente, son los más criticados del equipo presidencial. Principalmente, por las fallidas negociaciones con los partidos políticos y el conflicto con el sector público por reajuste.

Pese a los cuestionamientos, donde políticos y organizaciones sociales, exigían su salida, la Presidenta optó por mantenerlos en sus cargos, en lo que fue un nuevo mensaje que reafirma su tendencia de gobierno: ella no escucha a  las colectividades que la secundan.

Así, las carteras que cambiaron sus jefes son Trabajo. Donde la abogada democratacristiana Alejandra Krauss remplaza a Ximena Rincón. La también DC presentó su renuncia para emprender una carrera senatorial con la intención de retomar su sillón en El Maule.

Marcelo Díaz, ministro Vocero del Gobierno sería la carta socialista para la renovación en el Senado. Se especula que el ex embajador de Chile en Argentina podría incluso competir con Ximena Rincón en la Séptima Región. Sin embargo, desde el PS evalúan también otros distritos.

En su reemplazo asume Paula Narváez, psicóloga cercana al escalonismo en el Partido Socialista.

Paula Narváez egresó de la Universidad Andrés Bello y es magíster en Economía y Gestión Regional de la Universidad Austral. También fue directora regional del Servicio Nacional de la Mujer y luego seremi del Trabajo en la región de Los Lagos. Fue vocera del comando de Frei y en 2008 fue nombrada delegada presidencial tras la erupción del volcán Chaitén. Posteriormente, se instaló en La Moneda como coordinadora de la agenda regional de la Dirección de Programación de la Presidencia.

También se desempeñó en ONU Mujeres y en 2014 asumió como jefa de gabinete de Bachelet, cargo que debió abandonar sólo por unos meses producto de su embarazo.

Mientras en Deporte Natalia Riffo es reemplazada por Pablo Squella. El ex atleta y actual presidente de la Comisión Nacional Antidopaje será el encargado de conducir las líneas de un ministerio al que se le ha imputado que, desde su creación en 2013, no ha logrado imponer una política país que, efectivamente, eleve los estándares nacionales en la disciplina.

Duras críticas a la decisión de la mandataria

Uno de los más críticos respecto al rol del gabinete político es el jefe de bancada del partido Socialista, Juan Luis Castro. En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile el parlamentario indicó que hubiera preferido un cambio más radical.

“Esperábamos un cambio tal vez más radical, pero es la Presidenta la que decide, y si ella resolvió de esta manera se le respalda, y se pide sí que el contenido de lo que haga el equipo político sea aprendiendo las lecciones que hemos tenido en estos meses que han sido duras y ojalá tomando la iniciativa, resolviendo con claridad los grandes nudos que tenemos todavía por delante. Ya hemos pasado momentos muy dolorosos en el último mes, tocamos fondo en el último mes”.

Otro de los dirigentes políticos que ha sido bastante críticos respecto a la conducción política del Gobierno, -llevada adelante por los mencionados secretarios de Estado-, ha sido el presidente del partido radical, Ernesto Velasco, quien también enfatizó que hubiera preferido un cambio más profundo.

“Es difícil, y yo espero que por el bien del país los cambios se hagan desde el punto de vista del diseño, y que haya un esfuerzo por dialogar más con los partidos para tener una mejor gestión con cada uno de los parlamentarios (…) yo creo que el Gobierno requiere un gabinete con más densidad, con mejor gestión y un cambio más profundo, pero la presidenta optó por hacer algo distinto y espero que le vaya bien”.

Desde la oposición también surgieron críticas al ajuste presidencial. El senador RN Francisco Chahuán expresó que el enroque no respondió a las expectativas que se tenían de dar un giro importante a la actual administración y agregó que el Gobierno no escuchó el clamor de la ciudadanía.

“Estamos ante un cambio de gabinete que no se hace cargo de la necesidad de dar un giro al rumbo del actual administración, parece que el Gobierno no recibió el mensaje de la ciudadanía en términos de generar cambios estructurales, particularmente en el comité político y por lo mismo, más allá de desearle a los ministros que les vaya bien, el llamado que hacemos es a asumir la necesidad de cambio de timón que permita lograr un acuerdo en torno a una agenda legislativa acotada para el tercio de gobierno que queda por delante”

Este sería el último de los cambios de equipo presidencial. De esta forma se cerraría la puerta a la salida de los cuestionados secretarios de Estado.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.