Diario y Radio U Chile

Año XI, 25 de junio de 2019

Escritorio

Elección de Intendentes abre debate por uso de fondos públicos

La molestia se funda en la posibilidad que los congresistas puedan presentar sus candidaturas sin perder su escaño parlamentario. Desde Amplitud anunciaron rechazo a la norma, mientras que desde el Gobierno aseguran que, por ahora, solo se trata de supuestos.

Montserrat Rollano

  Miércoles 4 de enero 2017 13:41 hrs. 
congreso-vacio

Luego que la semana pasada la Presidenta promulgara la reforma constitucional que permite la elección directa de intendentes, este martes Gobierno confirmó el envío de la Ley Orgánica Constitucional durante los próximos días, la que establece los requisitos e inhabilidades de los postulantes a este cargo.

Así lo aseguró, luego de reunirse con el ministro de la Segpres, Nicolás Eyzaguirre el secretario general de Renovación Nacional, Mario Desbordes, quien manifestó que espera esta ley sea tramitada durante el mes de marzo.

“Hay un compromiso del Gobierno de enviar esta semana el proyecto en donde se detalla la elección de los gobernadores regionales (…) esperamos que eso esté antes de marzo de manera que coincida con la ley de primarias”

En relación a la postura que adoptarán los parlamentarios de ese partido en torno a los proyectos que restan por aprobarse, el dirigente de RN señaló que mayoritariamente la colectividad está por aprobar la normativa en la medida que el proyecto tenga como piso en el proyecto de transferencia de facultades, la minuta que se acordó con los parlamentarios.

Uno de los puntos más polémicos de esta normativa que aún no se ingresa al Parlamento, es la que dice relación con los requisitos de los postulantes a gobernadores regionales, entre ellos, que los parlamentarios en ejercicio no deberán renunciar para postular al cargo de intendente, a diferencia de los alcaldes, concejales, y cores, quienes sí deberán hacerlo.

Sobre este punto la presidenta de la comisión de Gobierno de la Cámara, Daniella Ciccardini, justificó la medida, aunque enfatizó que esto será parte de un debate en la Cámara, en donde habrá objeciones.

La parlamentaria confirmó que esta propuesta que incluye cierta “permisividad” es con el objetivo de lograr su avance en el Congreso. Asimismo, aseguró que en la discusión se manifestarán oposiciones a la norma y que, vía indicación, tratarán de ajustar el reglamento para lograr un buen contenido.

Observaciones que ya fueron realizadas por algunos parlamentarios, entre ellos la senadora de Amplitud, Lily Pérez, quien calificó como un privilegio para los parlamentarios esta posibilidad, por lo que anunció su voto en contra, denunciando que “es algo hecho absolutamente a oscuras” de la gente.

En tanto, la directora ejecutiva de Multitudes, Paulina Ibarra, señaló que la fórmula entrega una “ventaja tremenda comparativamente hablando frente a otros candidatos que no estén en el Congreso”. La crítica se extendió porque desde su sillón parlamentario, los candidatos podrían hacer campaña con fondos del Estado.

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, el subsecretario de Desarrollo Regional, Ricardo Cifuentes, confirmó el envío de la normativa durante los próximos días, aunque aseguró que para ello antes debe ser publicada la reforma constitucional promulgada la semana pasada. Respecto al contenido, la autoridad, señaló que hasta el momento sólo se trata de supuestos: “Lo que tenemos hasta hoy día es un conjunto de ideas que conforman un proyecto de ley, pero todavía el proyecto no es despachado por la Presidenta y mientras eso no ocurra no es posible afirmar o desmentir algún supuesto contenido del proyecto (…) estamos trabajando apresuradamente para enviarlo lo antes posible, nosotros esperamos que pudiésemos enviarlo esta semana y si no a más tardar la próxima”

En relación con el proyecto de transferencia de competencias, que se encuentra en la Comisión de Hacienda del Senado, a la espera de la conformación de una comisión mixta, el subsecretario Cifuentes indicó que espera que entre marzo y abril se pueda destrabar la discusión y llegar a un acuerdo respecto de las atribuciones de las futuras autoridades regionales.