Diario y Radio U Chile

Año XII, 27 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Gran empresariado presiona al Gobierno por conflicto en La Araucanía

Como una campaña orquestada de parte de los empresarios para presionar al Ejecutivo calificaron desde el mundo mapuche el inserto publicado por la Sofofa en el que aseguran que el Estado de derecho no impera en La Araucanía y en el que lo emplazan a tomar medidas “inmediatas y excepcionales”. En tanto, desde el Colegio de Periodistas calificaron como sediciosas las declaraciones de la multigremial.

Gonzalo Castillo

  Miércoles 11 de enero 2017 21:36 hrs. 
Pueblo Mapuche3


Este miércoles se dio a conocer un inserto realizado por la Sofofa en el diario La Tercera, en el cual se refirieron al conflicto en La Araucanía asegurando que en la región “ya no impera el estado de derecho” y que se ha hecho “evidente la incapacidad de los poderes del Estado para reaccionar y cumplir con sus funciones”, e hizo un llamado a “tomar las medidas inmediatas y excepcionales (…) a fin de identificar, detener, juzgar y sancionar a los responsables de estos actos, así como adoptar las medidas que permitan prevenir su futura ocurrencia”.

Desde el gobierno, el ministro del Interior, Mario Fernández, calificó como “desprorcionada” estas declaraciones, e hizo énfasis en lo contradictorio de las palabras expresadas por los gremios empresariales, ya que “es un lenguaje que solo puede traer incertidumbre justamente para un sector que lo que más reclama es certidumbre”.

Incluso, desde el Colegio de Periodistas calificaron de “sedicioso” este inserto, y como un llamado a generar un “micro golpe de Estado en una zona de conflicto entre el Estado chileno y el pueblo mapuche”.

Pedro Cayuqueo calificó como una “campaña orquestada de parte de los gremios” para presionar tanto al Poder Judicial, al Ministerio Público y a las autoridades de gobierno estas declaraciones de la Sofofa, e hizo énfasis en lo contradictorio de sus acciones ya que según ellos son los mapuche quienes presionarían a las autoridades para conseguir beneficios en procesos judiciales.

Cayuqueo sostiene que esta campaña responde a que por primera vez en muchos años, la justicia ha fallado de manera favorable al pueblo mapuche y sería eso lo que molesta al empresariado: “Quienes quizás están acostumbrados a una dinámica de aplicación de justicia en el sur, que durante décadas les favoreció y que hoy día comienza lentamente a darse vuelta la tortilla de injusticia y comienza de a poco a favorecer a los mapuche”.

Cayuqueo señaló que el estado de derecho que desde la Sofofa plantean que no estaría imperando en La Araucanía, es el que se impuso por la fuerza de las armas a fines del siglo XIX: “El estado de derecho que ellos defienden, tengo la sensación que se refiere a este estado de derecho que durante un siglo, al menos, ha tenido como principales perjudicados a los mapuche. Hay un estado de derecho que deriva de la victoria militar del ejército chileno sobre el pueblo mapuche y sobre este estado de derecho ilegítimo en su esencia, es donde se ampara el derecho de propiedad, el derecho que tienen los colonos y sus descendientes de ocupar el territorio que antiguamente estaba en manos de nuestros ancestros”.

El escritor expone que los mapuche también podrían reclamar que el estado de derecho no está imperando en la zona, ya que a pesar que las disposiciones del Convenio 169 de la OIT sobre pueblos indígenas y que es ley de la República desde 2009, “tampoco se está cumpliendo en la zona sur”.

Cayuqueo señaló que pareciera que en los gremios añoran la Dictadura, “tiempos oscuros en donde existían fusilamientos, ejecuciones sumarias y desaparición de personas”, tiempos que para el periodista ya no corren en Chile y Latinoamérica. Por esto, Cayuqueo plantea que “hoy día, quizás por primera vez en mucho tiempo, los pueblos indígenas estamos del lado correcto de la historia”.

“Los gremios tienen, a nivel cultural, una desviación fascista que es bastante evidente. Ellos constantemente están aludiendo a la posibilidad de que las FF.AA o militares sean quienes tomen el control de algunas zonas del territorio mapuche. Hace poco tiempo atrás, la dirigenta de la Multigremial de La Araucanía, Angélica Tepper, señaló expresamente un llamado a que el Ejército fueran a los campos esta ola de protestas que tienen algunas comunidades. Claramente es un llamado irresponsable, es un llamado que carece absolutamente de fundamento”.

Finalmente, Pedro Cayuqueo vinculó la aparición de este inserto de la Sofofa con la próxima publicación de las conclusiones del trabajo que realiza la comisión asesora presidencial de La Araucanía, asegurando que es un intento explícito por pautear las recomendaciones que la instancia realizará hacia el ámbito de la seguridad pública y del beneficio de los empresarios.

Para Salvador Millaleo, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, estas declaraciones de la Sofofa no son novedosas ya que es la posición que han venido sosteniendo hace más de una década, y lo único que logran es amplificar y alimentar el conflicto, todo lo contrario a lo que en rigor plantea el inserto.

“Curiosamente, este tipo de posiciones lo que genera es exactamente lo que ellos dicen combatir o criticar, en el fondo generar una instancia entre los pueblos indígenas y el Estado, si bien ellos dicen que los dirigen respecto a ciertos grupos que no es la mayoría, pero estas medidas excepcionales, sobre todo aquellas que son cuestionables desde la perspectiva de los derechos humanos, crea una brecha, un abismo entre el Estado y los pueblos indígenas y esto en vez de generar condiciones de entendimiento, va a profundizar este conflicto”.

Millaleo hizo hincapié en señalar que “lo mejor que se puede hacer con esta declaración es ignorarla” y buscar las soluciones dentro del verdadero estado de derecho: “Es decir, donde hay un respeto recíproco de derechos y donde se respetan los derechos humanos”.

Para el jurista, una de las lecturas que se puede hacer de la declaración de estos gremios es que es un intento de su parte de llamar al Estado a regresar a una política de militarización del conflicto, frente a las recientes decisiones judiciales que han beneficiado a miembros del pueblo mapuche.

“Creo que se está leyendo que hay un peligro o un riesgo que el Estado reflexione un poco más y entre en otra lógica o se plantee ciertas preguntas y la idea sería, con esta campaña, mantenerlo dentro de esta lógica tradicional represiva, de este estado de derecho que funciona para un sólo lado y no para los dos lados”.

En tanto, desde la Cámara de Diputados el jefe de bancada del PS, Juan Luis Castro, calificaron como “extemporánea” y una “sobrerreacción” el inserto de la Sofofa, e hicieron un llamado a que la multigremial transparente si adoptará, de ahora en adelante, un rol en la oposición política al gobierno.

“Ellos vuelven a mostrar la hilacha, como empresarios de nuestro país, que tienen una posición política detrás de una posición gremial. Lamento estas declaraciones, pero creo que es hora que la Sofofa se revele de cuerpo entero: qué quiere, plegarse a la oposición al Gobierno y hacer declaraciones incendiarias, o prefiere tener en un rol gremial la articulación de un sector de la economía que es poderoso e importante, pero que no puede ser incumbente en materias políticas, sobre todo teniendo posiciones parciales y poco objetivas como las que está teniendo hoy día”.

Finalmente, Salvador Millaleo manifestó que este puede ser el momento propicio para que el Estado se pregunte si se ha logrado algo con tanta represión, si esto ayuda a que haya paz desde Arauco hasta Lanco, quién podría resolver, de verdad, el conflicto. “El sentido común nos dice que no es lo que hemos hecho hasta ahora”, concluyó.