Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Protestas y manifestaciones marcan cambio de mando en EE.UU.

Durante esta mañana, Trump visitó a Barack Obama en la Casa Blanca y pasadas las 14:00 horas se inició la ceremonia de investidura en la sede del Congreso de Estados Unidos, en Washington. Esto, en medio de distintas manifestaciones contrarias a la política que aplicaría Trump según sus propuestas de campaña.

Natalia Figueroa

  Viernes 20 de enero 2017 15:26 hrs. 
d9042114ad97a01e3057c06685f5f1b9


La jornada de cambio de mando en los Estados Unidos se inició con la llegada de Donald Trump junto a su esposa Melania a la misa en la Iglesia Episcopal de San Juan, para luego ser recibidos por Barack y Michelle Obama en la Casa Blanca a un desayuno.

Posterior a eso fueron trasladados hasta el Capitolio, la sede del Congreso de Estados Unidos, para iniciar la ceremonia de investidura donde Trump junto al vicepresidente Mike Pence juró sus cargos ante el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts.

Desde la mañana se observaron manifestaciones tanto a favor como en contra de Donald Trump, en Washington. Muchos lo acusan de ser autoritario y populista por la campaña que impulsó donde destacaron propuestas como construir un muro entre Estados Unidos y México y deportar a millones de inmigrantes.

También planteó crear un registro de musulmanes y prohibirle su entrada al país.

Estos aspectos han mantenido en alerta a los defensores de derechos humanos. Organizaciones internacionales han advertido su preocupación por el eventual debilitamiento de los derechos civiles durante su administración.

Desde Amnistía Internacional llamaron a que Trump abandone la retórica del odio que plasmó en su campaña: “Estamos en medio de una crisis humanitaria mundial. Hay más gente huyendo de la violencia, existen más disturbios que en cualquier otro momento desde la Segunda Guerra Mundial y Estados Unidos lleva mucho tiempo abriendo sus puertas a quienes buscan refugio”, expresó la directora ejecutiva de esta organización en Estados Unidos, Margaret Huang.

Otro asunto central que marcó la campaña de Donald Trump fue el comercio.

En conversación con el programa Política en Vivo de nuestra emisora, el director del Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Santiago, Fernando Estenssoro, reconoció que existe incertidumbre respecto de la política económica  que implementará Trump a nivel nacional e internacional.

Sin embargo, se llegó a hablar de una verdadera “guerra comercial” con China, y por lo tanto, ese sería uno de los puntos que requiere de mayor atención en este ámbito, a juicio del analista.

Respecto de la relación que mantendrá Estados Unidos con América Latina con la llegada de Trump a la presidencia, se advierte una posición más bien hostil hacia la región.

En México, el presidente Enrique Peña Nieto ha reconocido evidentes diferencias con las políticas anunciadas por Donald Trump sobre todo porque ha calificado el Tratado de Libre Comercio de América del Norte como el peor acuerdo comercial de la historia del cual México forma parte.

Por otro lado, el presidente de Bolivia, Evo Morales, dijo esperar que el nuevo presidente de Estados Unidos termine las intervenciones y las bases militares en la región y en todo el mundo para garantizar la paz social.

La analista internacional y académica del Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile, Paz Milet se refirió en particular a esta materia: “Puede significar que anuncie la renegociación del tratado con México, pero, en general, la política de defensa de las fronteras afectaría a los países limítrofes y a todos los países caribeños”, señaló.

Respecto del gabinete nombrado por Dond Trump, se habla que eligió un equipo para gobernar a su imagen, es decir, hombres de negocios. Figuran tres mujeres, un afroamericano y por primera vez en treinta años ningún latino.

Hablamos por ejemplo de su secretario de Estado, Rex Tillerson, quien desde 2016 presidía la petrolera más grande del mundo Exxon y que ha encabezado innumerables proyectos energéticos.

El secretario de Trabajo, Andrew Puzder, es dueño de cadenas de comida rápida y cuenta con un prontuario de investigaciones por las reiteradas infracciones  de sus empresas al Código Laboral.

También su secretario de Defensa, James Mattis, crítico de la política de Barack Obama en el Medio Oriente, particularmente sobre Irán, y quien tiene una frase célebre: “Se cortés, se profesional, pero siempre ten un plan para matar”.

El sábado por la mañana, el nuevo presidente y vicepresidente de Estados Unidos asistirán a un servicio religioso en la Catedral Nacional de Washington, que pondrá fin a los actos oficiales de la investidura.

Esto se dará en paralelo a una gran manifestación que está fijada por mujeres y organizaciones sociales detractoras de los planteamientos de Donald Trump por sus polémicos dichos sobre las mujeres que se pueden reconocer abiertamente de misóginos.

Algunas de sus frases han sido: “la mejor parte de cualquier película es cuando hacen callar a las mujeres” o que “las mujeres son en esencia objetos estéticamente agradables”.