Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio

Habla Javier Perianes, el prestigioso pianista español que llega al Municipal de Santiago

El intérprete actúa este martes en el ciclo Grandes Pianistas, con un programa dedicado a Schubert, Debussy, Albéniz y De Falla.

Rodrigo Alarcón

  Martes 16 de mayo 2017 7:32 hrs. 
perianes

Con un programa dedicado a Franz Schubert, Claude Debussy, Isaac Albéniz y Manuel de Falla, el pianista español Javier Perianes vuelve esta semana para presentarse en el Teatro Municipal de Santiago.

En la sala de calle Agustinas , el intérprete abordará un programa dividido en dos partes: “La primera está dedicada a la última sonata para piano de Schubert, la D.960 en Si bemol Mayor, finalizada pocas semanas antes de su fallecimiento. Es una obra monumental, de gran densidad, y desde muchos puntos de vista podríamos decir que incluso testamentaria. La segunda parte la conforman obras de Debussy, Albéniz y Falla inspiradas en la ciudad de Granada. La música francesa y española se dan la mano, y se pueden apreciar con claridad los enormes vínculos existentes entre estos compositores”, adelanta en conversación con Radio Universidad de Chile.

En particular, además de las obras de Schubert, Perianes tocará el Homenaje a la tumba de Claude Debussy y Amor brujo, de Manuel De Falla; El albaicín, de la suite Iberia, de Isaac Albéniz; y tres piezas de Debussy: Impresiones: Una noche en Granada, Preludios para piano, libro 2: La puerta del vino y Preludios para piano, libro 1: La serenata interrumpida.

“Hasta ahora solo tengo palabras de agradecimiento y cariño para el público por su acogida tan calurosa. Estoy disfrutando mucho en Latinoamérica, me siento realmente como en casa”, dice el pianista, quien arriba a Santiago en el marco de una gira por el continente. Ya pasó por Washington, Nueva York, Vancouver, San Francisco, Quito, Medellín, Bogotá y Lima. Luego de actuar en el Municipal, cruzará la cordillera para un concierto en Córdoba y otros dos en el Teatro Colón de Buenos Aires.

La excusa para el extenso recorrido es el disco que el sello Harmonia Mundi acaba de editar con su versión de las sonatas D. 960 y D. 664 de Schubert, un músico al que Perianes ya había enfrentado en años anteriores: “Tras un primer álbum dedicado a Schubert en 2007 para Harmonia Mundi, con los Impromptus op. 90 y los Klavierstücke D.946, tanto a la compañía como a mí nos pareció que era un buen momento para volver al compositor austríaco, y qué mejor manera que registrando su última sonata, una de las obras cumbres del repertorio del piano clásico. En cuanto a la sonata en La mayor D.664, por su estilo, duración y carácter, concluimos que sería el contrapunto ideal”, cuenta.

La del Municipal no será, de todos modos, la primera actuación de Javier Perianes en suelo chileno ni tampoco su primera aproximación al medio local. Hace cinco años ya tocó junto a la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile y luego ha actuado junto a la Sinfónica de Puerto Rico, dirigida por Maximiano Valdés. “Si centramos la mirada en Chile, ¿qué puedo decir? Chile vio nacer a uno de los pianistas más importantes y trascendentes de toda la historia de la música, Claudio Arrau, un referente para cualquier pianista”, añade.

Perianes, que ha compartido con directores como Daniel Barenboim y Zubin Mehta, que ha actuado en el Carnegie Hall y en agosto estará en el Royal Albert Hall para los tradicionales Proms de la BBC, a menudo es presentado como el pianista español más prestigioso de la actualidad o el de mayor proyección internacional. ¿Siente esa etiqueta como una carga? “Mi responsabilidad es hacia la música que interpreto,y la de trabajar con la mayor dedicación y honestidad posible. Eso es realmente lo único que me ocupa. Siempre digo que la presión se la pone uno mismo, no debería venir de elementos externos”, responde.

“La fama es algo que, sinceramente, me es completamente ajeno. Tengo la enorme suerte de poder dedicarme a lo que realmente me apasiona, que es la Música, y este tipo de cuestiones me resultan realmente accesorias y no me atraen en absoluto”, concluye.