Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 2 de octubre de 2022

Escritorio

ANFP y futbolistas llegan a un acuerdo y evitan paro del fútbol chileno

El ente rector del fútbol chileno entregará un nuevo plazo a Naval e Independiente de Cauquenes para que salden la deuda por la garantía de la Segunda División.

Claudio Medrano

  Miércoles 26 de julio 2017 20:47 hrs. 
1461014761-auno198823-1

Compartir en

Luego de permanecer reunidos durante toda la tarde de este miércoles, la Asociación Nacional de Fútbol Profesional, aceptó en parte las demandas del Sindicato de Futbolistas Profesionales para destrabar la amenaza de paro que ronda entorno al fútbol chileno.

Puedes revisar: La crisis del ascenso que tiene al fútbol al borde del paro

Recordemos que debido al no pago de la garantía para participar de la Segunda División Profesional, tanto Naval como Independiente de Cauquenes habían quedado marginados del torneo con el consiguiente perjuicio profesional de los futbolistas de ambos equipos.

A esto se suma el caso de Barnechea que no pudo pagar las 25 mil UF exigidas para participar de la Primera B, monto que corresponde al 50 por ciento del total. Las otras 25 mil UF debían ser pagadas en 18 cuotas.

Esta situación motivó al Sindicato de Futbolistas Profesionales (Sifup) a intervenir y amenazar con un paro de actividades si es que se mantenía esta situación.

Por medio de un comunicado, la directiva encabezada por Gamadiel García asegura que “por mandato de su asamblea, ha resuelto que el torneo que parte el viernes 28 de julio no se iniciará con más de noventa desempleados, situación que se generó a raíz del no pago de la garantía de Naval y Cauquenes; y la cuota de incorporación del club Barnechea“.

El escrito profundiza en el tema, sosteniendo que la decisión se tomó “tras conocer la incómoda posición en la que quedan nuestros agremiados tras la incompetencia de los directivos de sus clubes“, agregando que continuarán en esta postura “si no se establece un plazo prudente y consensuado para que dichos clubes cumplan con sus responsabilidades económicas, que finalmente afectan directamente a nuestros agremiados. La ANFP tiene la obligación de garantizar un campeonato que parta sin vicios de ninguna especie ni menos con un número importante de cesantes, a tres días del inicio de la competencia”.

La directiva del Sifup aclaró que su intención no es defender a los malos dirigentes sino que la integridad de los trabajos de cerca de 90 profesionales que se verían afectados ante esta situación.

Frente a este panorama y luego de intensas negociaciones, en horas de la noche, la ANFP decidió finalmente prorrogar el plazo para cancelar los 30 millones de pesos exigidos para los equipos de la Segunda División, aunque la situación de Barnechea es irrevocable.

De todas formas y pese a que el cuadro de la capital descendería por secretaría a la Segunda División, el Sifup habría optado por bajar el paro que debía comenzar este fin de semana.

Síguenos en