Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 19 de abril de 2024


Escritorio

Los millones que moverá la venta del CDF y el papel de los trabajadores

CDF y la ANFP están prontos a cerrar el periodo de recepción de ofertas por la señal deportiva. El canal se ha consolidado como un negocio tremendamente rentable y exitoso, por lo que la transacción aspira a dejar más de US$1.200 millones. En paralelo, el sindicato de la estación sostiene una negociación que, por el momento, no ha tenido mayores respuestas por parte de los propietarios de la señal.

Martín Espinoza C

  Domingo 19 de noviembre 2017 6:28 hrs. 
CDF

Compartir en

El Canal del Fútbol está en venta y las cifras que bailan en torno a las negociaciones alcanzan niveles que hace algunos años hubiesen sido impensados. Se habla de más de US$1.200 por la totalidad de la señal y las ofertas de los interesados se recibirán con un piso de entrada: la porción de Jorge Claro, que corresponde a un 20% y que espera cerrarse en unos US$260 millones y, además, US$ 2 millones más para cada uno de los clubes de primera y segunda división del torneo local.

Con cuatro o cinco ofertas sobre la mesa –la información es confidencial y aún no se revela ni siquiera a los presidentes de los clubes-, algunos ya empiezan a frotarse las manos. Los equipos requieren de pronta liquidez, por lo que la posibilidad de recibir esos US$ 2 millones suena bien dentro de la ANFP. Se trataría de la cadena FOX -recientemente acusada de estar envuelta en casos de coimas para hacerse de derechos de transmisión de torneos latinoamericanos en el marco del FIFA Gate-, ESPN, Turner (dueño de Chilevisión y CNN Chile) y Liberty, a lo que últimamente se podría haber sumado un “fondo extranjero” llamado Citi Venture Capital. Los términos de cada una de las ofertas aún se desconocen, sin embargo al interior del CDF también existe una pugna en torno a la danza de millones.

Actualmente el sindicato de trabajadores del Canal del Fútbol se encuentra llevando a cabo una negociación colectiva que promete no ser fácil. Ante la eventual venta de la estación los trabajadores pusieron sobre la mesa un petitorio con seis demandas básicas: El aumento de los salarios, el aumento en la repartición de las utilidades del canal, una rebaja de las jornadas laborales (CDF figura con una pobre evaluación en este punto), un monto dentro del finiquito en caso de potenciales despidos luego de la transacción, un bono de término de conflicto y una parte de las utilidades del 20% de Claro en la venta de la señal.

Con respecto a este último punto, Fernando Castro, presidente del sindicato de CDF, señala que la estación deportiva no está cerrada al diálogo, sin embargo también es enfático a la hora de afirmar que los propietarios aún no han manifestado ofertas concretas para los trabajadores: “El señor Claro y el grupo GTV van a hacer un negocio multimillonario, y a los trabajadores ¿qué nos va a quedar? Incertidumbre, potencial cesantía… En este país, cada vez que hay una venta o una fusión, a los trabajadores no les queda nada. Empeoran las condiciones de trabajo. El sindicato le hizo una  petición al canal,  se las entregamos en octubre, y ellos habrían aceptado ese punto. No se habló de montos ni valores ni porcentajes, pero no hubo un rechazo a esta solicitud del sindicato”.

Según detalla Pulso, “El monto anual que recibirán los clubes de aquí en adelante debería ser considerablemente mayor al que perciben hoy. En 2016, los equipos chilenos obtuvieron una ganancia líquida de $35.750 millones (US$ 55 millones) y se espera un aumento mínimo de 28% para llegar a los $45 mil millones (US$69 millones) en 2018″. Esto, además de los US$2 millones previamente mencionados.

El sindicato de CDF está siendo asesorado por Fundación SOL mientras dure su negociación coelctiva. Marco Kremerman, economista que ha acompañado el proceso, la repartición de utilidades de la venta jugará un rol decisivo para llegar a acuerdos en esta etapa: “Uno podría pesar que hay dos aristas de la negociación: por un lado todo lo que normalmente se negocia, aumento de los sueldos y otras condiciones de trabajo. Y por otro lado, es que en general los empresarios chilenos se acostumbraron a que las utilidades vayan solo para ellos, a diferencia de lo que ocurre en otros países o incluso en lo que uno puede percibir de acuerdo a lo que sale en el Código del Trabajo, que las utilidades se reparten en una proporción para los trabajadores y otra para los capitalistas. En Chile hace mucho tiempo que se dejó de hablar de repartición de utilidades. Entonces cunado estamos hablando de la venta del CDF; para los trabajadores es muy importante que esa ganancia llegue a ellos, por eso va a ser un tópico que estará puesto sobre la mesa”.

Con más de 1 millón de usuarios, CDF es un negocio que genera mucho interés para el empresariado asociado a las comunicaciones. Sea cual sea la oferta triunfante, los réditos para los propietarios serán suculentos.

Este jueves, a las 16 horas, se llevará a cabo la primera reunión de negociación entre el canal y el sindicato, que cuenta con un 90% de los trabajadores afiliados, para transparentar la postura de la estación en torno a los puntos mencionados. La negociación colectiva tiene plazo máximo de extensión hasta el 27 de diciembre, día en el que el sindicato deberá decidir si acepta o no la oferta del canal. De no hacerlo, se iniciaría el periodo de huelga.

 

 

Síguenos en