Diario y Radio Universidad Chile

Año XV, 7 de febrero de 2023

Escritorio

Consejo de Monumentos Nacionales denuncia escasez de recursos y de personal a nivel nacional

Colegio de Arqueólogos apunta a que crisis dentro del Consejo de Monumentos Nacionales se da por problemas financieros y condiciones laborales. La presidenta del gremio acusa exceso de trabajo y poco personal para dar repuesta a demanda nacional.

Sofía Navarro

  Lunes 15 de enero 2018 18:55 hrs. 
cmt

Compartir en

Críticas externas apuntan a una gestión ineficiente y burocrática en sus resoluciones mientras que trabajadores del área de la arqueología reclaman condiciones laborales precarias, malos tratos y falta de personal, estas son las principales denuncias que enfrenta el Consejo de Monumentos Nacionales, donde ex consejeros y actuales dirigentes hablan de una crisis interna, la que motivó a paralizaciones de parte de los arqueólogos.

A la espera de ser parte del reciente Ministerio de las Culturas, las artes y patrimonio, el ex Consejero del CMN durante seis años y actual director de Arqueología de la Universidad Alberto Hurtado, Luis Cornejo apunta que siempre han existido problemas de recursos económicos dentro de la entidad. A esto se suman las denuncias de mala gestión del vicepresidente ejecutivo Ángel Cabeza, quien además figura como director de la Dirección de Bibliotecas Archivos y Museos.

En sus dichos, Cornejo sostiene que Cabeza actúa “tomándose atribuciones que no le corresponden. Un ejemplo práctico se puede ver en los oficios,  que son los documentos oficiales que emite el CMN, en los que se agregó el logo de la Dibam, como si el Consejo de Monumentos Nacionales dependiera de la Dirección de Bibliotecas Archivos y Museos, lo que no es así. De hecho, hay un pronunciamiento de la Contraloría que dice solo tiene que ver con el Consejo en relación a la administración de los recursos financieros para la contratación de algunos de sus profesionales”.

A las prácticas denunciadas, la directora del colegio de arqueólogos, Alejandra Vidal, suma la falta de recursos y la situación dentro del Consejo Monumentos Nacionales donde trabajan “ocho personas para hacer un análisis de todo Chile. Es impensable y eso ha implicado que en los últimos diez meses hayan tenido que ingresar más de 2.500 oficios o requerimientos al área patrimonial. Si se considera que el sector de arquitectura del mismo consejo tiene 13 personas trabajando y reciben en ese mismo periodo de tiempo 1.500 oficios, hay una disparidad de la cantidad de trabajo de los profesionales versus la cantidad de personal designado”.

Para ambos dirigentes, el traspaso del Consejo de Monumentos Nacionales desde el Mineduc al Ministerio de las Cullturas, las Artes y Patrimonio debiera venir acompañado de una nueva regulación y cambios en la gestión.

Para el ex consejero, Luis Cornejo, se debe plantear una distribución zonal y perfeccionamiento de los trabajadores, sosteniendo que “se necesita en particular que en la aplicación y control de la ley de monumentos nacionales exista una unidad con el financiamiento adecuado y el tipo de regionalización, por ejemplo, no soy partidario a que haya un Consejo de Monumentos en cada región sino que debería haber, por ejemplo, uno en el norte, uno en el centro y otro en el sur, esto por un problema de infraestructura y disponibilidad del personal debidamente formado, según las necesidades que se requieran”.

La directora del Colegio de Arqueólogos asegura que hay una intención de cambiar la ley 17.288 dictada en 1970 la que, según la representante gremial, tiene puntos positivos pero no responde a la realidad actual y en la que “hay intenciones de modificación pero todavía nada se concreta. Hay elementos de la ley que son muy valorables por ejemplo, que la ley en su espíritu efectivamente protege y resguarda el patrimonio arqueológico el que es monumento nacional por el mérito de la ley”.

La propuesta del actual director de arqueología apunta al fortalecimiento de la secretaría técnica con un Secretario Ejecutivo que sea electo por Alta Dirección Pública, un mejoramiento en la infraestructura y una cantidad de personal que esté acorde con lo que la ley establece, con posibilidades de perfeccionarse en el tiempo, además de cierto grado de regionalización.

Por su parte, desde el Consejo de Monumentos Nacionales consignaron que se está canalizando la denuncia de los arqueólogos de forma interna.

Síguenos en