Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

La forma del agua gana el Oscar a la mejor película

En la ocasión, el realizador mexicano Guillermo del Toro se llevó cuatro galardones, entre ellos, el Oscar a la Mejor película y al Mejor director.

RFI

  Lunes 5 de marzo 2018 9:25 hrs. 
guillermo del toro


El mexicano Guillermo del Toro fue el gran ganador en la ceremonia de los Oscar en Los Ángeles. Su fantástica fábula de amor, La forma del agua, se llevó cuatro estatuillas doradas, entre ellas, el Oscar a la Mejor Película y al Mejor Director.

La cinta se impuso a Tres anuncios por un crimen, la otra favorita, así como a DunkerqueLlámame por tu nombreLos archivos del Pentágono¡Huye!,Las horas más oscurasLady Bird y El hilo fantasma.

Guillermo del Toro subió dos veces al escenario para recibir los premios y en las dos ocasiones expresó el orgullo de ser mexicano: “Soy un inmigrante, como muchos y en los últimos 25 años he vivido en un país que es de todos nosotros. Creo que lo más maravilloso que se puede hacer -y nuestra industria lo hace- es borrar las líneas en la arena”, dijo el realizador.

El filme, que cuenta una historia de amor entre una limpiadora muda y una criatura anfibia guardada en un tanque de agua en una instalación militar de Estados Unidos en plena Guerra Fría, ha dominado la temporada de premios en Hollywood.

El mexicano había estado en octubre pasado en el Festival Lumière de la ciudad de Lyon, en Francia, donde destacó la humanidad contenida en su película: “Es un momento muy importante para esta cinta que habla de humanidad y de tolerancia. Yo como inmigrante fui víctima de discriminación. En un momento el que vemos el auge de las ideologías radicales, me parece que es una película muy importante”, dijo entonces Del Toro.

Por otra parte, Frances McDorman alzó el Oscar a la Mejor Actriz por su brillante interpretación de una madre furiosa tras la violación y el asesinato de su hija en Tres anuncios por un crimen, mientras que el veterano Gary Oldman fue consagrado Mejor actor por su interpretación de Winston Churchill en Las horas más oscuras.