Diario y Radio U Chile

Año XI, 17 de junio de 2019

Escritorio

Chile Transparente devela datos falsos en portales de transparencia

El capítulo chileno de Transparencia Internacional lanzó Integrity Watch, herramienta de visualización de datos que permite fiscalizar las reuniones ingresadas con Ley de Lobby. Tomado desde ejemplos internacionales, la plataforma permite responder si hubo, o no, una influencia real en la tramitación de algún proyecto de ley, por ejemplo.

Paula Campos

  Sábado 21 de abril 2018 16:07 hrs. 
Alberto Pretch

¿Cuáles son las industrias y sectores productivos que más acciones de lobby realizan en Chile? ¿Quiénes son las autoridades que más reuniones de este tipo sostienen?, estas son parte de las preguntas que responde Integrity Watch herramienta de datos abiertos para la vigilancia del lobby en nuestro país.

La plataforma desarrollada por Chile Transparente, capítulo nacional de Transparencia Internacional, permite filtrar y analizar, por ejemplo, cuál es el sector que más reuniones le solicitan o el patrimonio de las autoridades.

Presente en diferentes países, esta es la primera de su tipo en Chile. Desde que se promulgó la Ley de Lobby, en marzo de 2014, no ha habido una plataforma destinada a la fiscalización.

En conversación con el programa Semáforo de Radio y Diario Universidad de Chile, el director Ejecutivo de Chile Transparente, Alberto Precht, comentó que el proyecto nació en la Unión Europea y que, en su principio, buscaba monitorear las acciones de lobby que se realizaban por parte de las empresas frente a los distintos órganos de la Unión Europea; luego se extendió a Francia y al Reino Unido.

“En Chile nadie había trabajado orgánicamente con estos datos. Hicimos el esfuerzo. Fue dificultuoso, pero hoy y en una plataforma muy fácil, podemos obtener revelaciones entre lobbistas o gestores de interés con autoridades, ver también los incrementos patrimoniales e intereses de las autoridades y, sobre todo, para las personas interesadas, poder hacer determinadas relaciones que nos permitan responder preguntas del tipo ¿hubo una influencia real en la tramitación de un proyecto de ley? Eso es lo que busca Integrity Watch, hacer que los datos que hoy el Estado disponibiliza, estén de manera fácil y accesible, con un par de clicks a cualquier ciudadano”.

La página recoge datos desde los inicios de la Ley de Lobby. Desde las primeras reuniones de 2014 hasta las del mes anterior al de curso.

Precht indicó que otra interesante situación descubierta. Hay mucho no dato: “Hay muchas autoridades que están subdeclarando. Hay un problema importante porque desde el Estado nadie fiscaliza la calidad de la información entregada. Muchas veces hay registros incompletos y, también, nos dimos cuenta que a nivel municipal es imposible trabajar porque hay datos con los que no sirven. ¡Están mal hechos! Esto es una mentira del Estado, porque hay algo que no se cumple, el que el dato abierto sea utilizable, accesible y útil”.

Uno de los ejemplos de esta desviación del sistema es que en Chile Transparente se encontraron con un 80 por ciento de reuniones fantasmas. Alerta que quieren dejar en evidencia.

El gran problema sería que no existe una autoridad que hoy pueda fiscalizar la ley. Nadie vela porque la calidad del dato incluido en los portales de transparencia, sea verídico. No existe este problema en el gobierno central, pero cuando vamos al gobierno local, los encontramos. “En el caso del Senado, nos encontramos con registros que dan un poco de risa. Por ejemplo, una reunión entre los representantes de Mc Donalds en Chile con el ex senador Fulvio Rossi que dice que fue por alimentación y nada más. ¿Hablaron de la ley de etiquetado de alimentos o le regalaron una cajita feliz? Claramente eso nos devela que hay espacios para mejorar”.