Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 30 de noviembre de 2022

Escritorio

Autoridades anuncian que puente Cau Cau comenzará a operar en 120 días

Se trata de una medida momentánea, donde a la estructura se le bajarán los brazos para dejarla fija. Solo podrán circular vehículos livianos.

Rodrigo Fuentes

  Jueves 26 de abril 2018 18:37 hrs. 
cau_cau

Compartir en

El ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, anunció que el Puente Cau Cau será habilitado de manera provisoria en los próximos 120 días.

La medida fue dada a conocer durante la visita que el secretario de Estado realiza a la región de Los Ríos.

Fontaine indicó estar consciente de que la solución no es la definitiva y que la apertura estará limitada solo a vehículos livianos y en horario restringido, de acuerdo a las recomendaciones de la Dirección de Viabilidad del MOP.

La puesta en marcha momentánea del puente implica bajar los brazos de la estructura para que sea ocupado como un puente tradicional y fijo, y que sólo se pueda levantar en ocasiones puntuales.

El alcalde de Valdivia, Omar Sabat, valoró la decisión, ya que, según él, esto va a permitir solucionar, al menos de manera provisoria, uno de los problemas que mantiene la ciudad en materia de conectividad.

“Contento en lo personal, le habíamos propuesto esto al ministro hace algunas semanas. Hoy ya se ha evaluado la factibilidad de bajar los brazos, así que eso sin duda mejorará considerablemente las condiciones de conectividad en la comuna, y por supuesto vamos a estar a la espera de la resolución final de mejoramiento de la estructura, que no sigamos padeciendo la desconectividad por un puente que necesario para Valdivia”, afirmó.

El Cau Cau prometía ser el primer puente levadizo de Chile. La idea de su construcción empezó durante el primer gobierno de Michelle Bachelet, pero la ejecución se dio durante el también primer mandato de Sebastián Piñera.

No obstante, en enero de 2014 -cuando se esperaba la marcha blanca- se anunció que el puente había sido instalado al revés. Los profesionales que estaban al mando ni siquiera tenían los títulos universitarios para estar ahí, e incluso se cuestionó el dinero invertido.

Todo derivó en que la obra apareciera en varios reportajes internacionales como un ejemplo de “lo que no se debe hacer” en materia de ingeniería.

Síguenos en