Diario y Radio U Chile

Año XI, 17 de junio de 2019

Escritorio

Caso San Ramón: Core Mónica Aguilera se querella por asociación ilícita

Esto, en el marco de la acusación de red de tráfico de drogas que hay en la Municipalidad de San Ramón, que inculpan a la propia querellante y su hermano, el alcalde del municipio, como parte del negocio. Para el abogado Roberto Ávila, las acusaciones forman parte de un montaje.

Camilo Villa J.

  Jueves 24 de mayo 2018 19:31 hrs. 
fssfsfsf

La Consejera Regional por la circunscripción Santiago VI, Mónica Aguilera Sanhueza, interpuso el pasado 18 de mayo una querella contra todos quienes resulten responsables de una asociación ilícita, que, según ella, tiene por objetivo defenestrar a ella y a su hermano Miguel Ángel Aguilera, alcalde de San Ramón.

La acción judicial fue interpuesta en el 15 Juzgado de Garantía de Santiago, y apunta directamente a Pedro Isla Farías, alcalde de San Ramón entre 1996 y 2012, y a la actual alcaldesa de La Pintana, Claudia Pizarro Peña, ambos militantes de la Democracia Cristiana.

En el libelo se lee que un grupo “encabezado por el sr. Isla, que tuvo un origen legítimo, derivó por ambiciones políticas y odiosidades personales, en una Asociación Ilícita que se propuso por la vía de la comisión de los delitos de injurias y calumnias obtener la defenestración del alcalde Aguilera y la destrucción de mi imagen pública mediante la imputación de narcotráfico”.

En cuanto a la alcaldesa Claudia Pizarro, la core Mónica Aguilera asegura que el avance y buena gestión de su hermano en San Ramón generó “preocupación en La Pintana”, lo que fue “visto también como una amenaza”.

El texto prosigue: “Se conformó una organización con un núcleo conspirativo en San Ramón al mando de Pedro Isla, otro en La Pintana dirigido por la alcaldesa Claudia Pizarro y un tercer grupo conspirativo del cual se ignoran mayores antecedentes pero cuyo vínculo sería el sr. Isla, estos tendrían por objeto instigar resoluciones judiciales en el Ministerio Público”.

Es el abogado Roberto Ávila quien representa a Mónica Aguilera. Para él, los grupos encabezados por el ex alcalde de San Ramón, la actual alcaldesa de La Pintana, y otro del que no se tienen mayores detalles, pero asegura que está liderado por militantes de la UDI, tienen por objetivo sacar a Miguel Ángel Aguilera y Mónica Aguilera de sus cargos por una vía ilegal.

“Todas estas personas se reunieron con el propósito de desprestigiar al alcalde y obtener su destitución por medios ilícitos a partir de la imputación de la acusación de vínculos con el narcotráfico, cosa que es absolutamente falsa, y lo peor es que involucraron –y ahí entramos nosotros al escenario judicial- a la hermana del alcalde, que no tiene nada que ver con el municipio, fue concejal, pero hace cinco años”.

Ávila señaló que el programa Informe Especial, quien denunció una red de narcotráfico al interior de la Municipalidad de San Ramón y de la que supuestamente el alcalde Miguel Ángel Aguilera tenía absoluto conocimiento, formó parte de un montaje que obedece a ambiciones políticas de algunos líderes de la zona.

“A los pocos minutos de efectuado el programa, el primero de octubre del año pasado, se arrojaron cientos de miles de panfletos con la cara de ella y su hermano señalándolos como narcotraficantes. Esa es una acusación muy grave que se desplegó en medio de una campaña electoral, cuando doña Mónica Aguilera competía contra el ex alcalde Pedro Isla y contra la hermana de la alcaldesa de La Pintana, Claudia Pizarro”.

El abogado explicó que el delito de asociación ilícita es penado con cárcel, y que existen múltiples antecedentes para que los implicados sean, efectivamente, procesados por esta causa.

“Estos son delitos, y los delitos tienen la prisión como sanción típica del derecho penal. Hay múltiples antecedentes, incluso hay grabaciones en internet donde aparecen estas personas hablando sobre su confabulación, hay declaraciones de personas que han desertado, hay gente que se arrepintió, pues este era un grupo para hacer oposición política, pero que después vieron que lo que se estaba haciendo era cometer delitos, injurias calumnias, a sabiendas que eso no era verdad”.

El delito de asociación ilícita, el cual acusa la querella, consiste en la unión voluntaria de un grupo de personas que se organiza, con un cierto grado de permanencia, que requiere la convergencia anímica de todos y cada uno de sus miembros en un objeto común, el que ha de ser la comisión de crímenes o simples delitos.