Diario y Radio U Chile

Escritorio

Juan Pablo Izquierdo no dirigirá Lulú en el Municipal de Santiago

A dos semanas del estreno en Chile de la ópera de Alban Berg, el Premio Nacional de Artes Musicales anunció que no podrá estar en ninguna de las cinco funciones que contempla la temporada. Su lugar será asumido por Pedro Pablo Prudencio.

Rodrigo Alarcón L.

  Miércoles 8 de agosto 2018 13:30 hrs. 
jpizquierdo

Fue uno de los varios hitos que el director del Municipal de Santiago, Frédéric Chambert, destacó cuando se presentó la temporada 2018 del teatro: el estreno en Chile de Lulú, la ópera de Alban Berg, con Juan Pablo Izquierdo al frente de la Orquesta Filarmónica de Santiago.

Justo a dos semanas de su estreno, sin embargo, el Premio Nacional de Artes Musicales 2012 anunció que no estará en ninguna de las cinco funciones, para las que se había estado preparando desde el año pasado. Así lo confirmaron diversas fuentes a Radio Universidad de Chile y se espera que el teatro emita un comunicado próximamente, informando a sus abonados y al público general.

Fue el propio Izquierdo, de 83 años, quien advirtió a los músicos de la Filarmónica que no podía continuar con las largas jornadas de ensayo que necesita la obra de Alban Berg, particularmente desafiante para los cantantes e intérpretes: “No puedo aceptar creativamente más de dos ensayos de tres horas por día por un período prolongado”, les explicó. “He tenido que optar por entregar la dirección de esta ópera”, dijo en un mensaje en que les agradece su entrega y entusiasmo y los elogia como “una gran orquesta”.

De esta manera, el director residente de la Filarmónica, Pedro Pablo Prudencio, será quien deberá asumir las últimas dos semanas de ensayo y las funciones, que se inician el miércoles 22, con puesta en escena de la directora francesa Mariame Clément.

Lulú es una de las obras más llamativas programadas para este año en la sala de calle Agustinas. Compuesta de acuerdo al sistema dodecafónico y con más de tres horas de extensión, fue un anuncio poco habitual en un teatro acostumbrado a piezas más convencionales.

La baja de Izquierdo se suma a otras dificultades que ha enfrentado la presente temporada de ópera. El último título, Tosca, recibió durísimas críticas debido al nivel de los cantantes que participaron de su elenco estelar, en que los roles protagonistas fueron confiados a solistas extranjeros. “Se ofreció la función de ópera tal vez más deplorable de que se tenga registro en el Municipal”, escribió el crítico Mario Córdova en el diario Las Últimas Noticias

“El Municipal de Santiago no está cumpliendo con su función artística de promover y apoyar el desarrollo de los artistas nacionales”, acusó también la directiva de la Asociación de Cantantes Líricos de Chile, en una carta publicada a fines de julio en el diario La Tercera, que apuntaba a la postergación de los cantantes chilenos en ese elenco.

En tanto, Don Giovanni, el primer título de la temporada, tuvo comentarios mixtos, que cuestionaron su propuesta escenográfica, similar a la utilizada el año pasado en Las bodas de Fígaro.

El momento más crítico, no obstante, fue cuando el año pasado una huelga del Sindicato Técnico del Municipal impidió realizar con normalidad las funciones de Lady Macbeth de Mtsensk, de Dmitri Shostakóvich, que se ofreció semi-escenificada.