Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 7 de octubre de 2022

Escritorio

Gobierno por visiones enfrentadas entre Interior y Cancillería: “No existe ninguna contradicción”

Las declaraciones contradictorias que se han dado desde Interior y la Cancillería respecto de si el gobierno considera el migrar como un derecho, han producido una cadena de reacciones no sólo desde la oposición, sino también desde el oficialismo. 

Diario Uchile

  Miércoles 12 de diciembre 2018 19:19 hrs. 
CECI PEREZ

Compartir en

Las declaraciones del subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla -quien, al dar a conocer la noticia, manifestó que la postura del Ejecutivo no consideraba la migración como un derecho humano-, abrieron un debate que ha dividido posturas dentro del gobierno de Sebastián Piñera.

Fue el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, quien contradijo los dichos de Ubilla en la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, manifestando que el migrar, a su juicio, sí es un derecho humano. Dichos que son contradictorios con las declaraciones del subsecretario de Interior y no tardaron en generar reacciones.

Desde el oficialismo, el diputado Evópoli, Francisco Undurraga, se mostró de acuerdo con lo expresado por el canciller Ampuero en la Comisión de Relaciones Exteriores, pero enfatizó en las condiciones del país para recibir a los migrantes.

“Es un derecho humano, evidentemente que lo es. No sólo lo señalo yo, si no que también lo señaló ayer en la Comisión de Relaciones Exteriores el ministro Ampuero. Básicamente el tema es el derecho del individuo a ir a otro país en la medida que en el otro país estén las condiciones dadas para que él pueda desarrollar su proyecto de vida”, dijo el parlamentario.

Por su parte, el senador RN, Manuel José Ossandón, le restó importancia al debate acerca del derecho de migrar, argumentando que Chile tiene otras prioridades y esta es una discusión elitista.

“Yo creo que la definición de si es o no un derecho humano, no es importante. Lo importante es que Chile debe preocuparse primero de los pobres y de la gente más vulnerable en Chile”, dijo el senador, y agregó que “ésta es una discusión elitista en la que todos los que hablamos de este tema no pagamos ninguna consecuencia de la migración, sólo beneficios”.

Sin embargo, la poca claridad y las declaraciones contradictorias obligaron al presidente Sebastián Piñera a expresar la postura del Ejecutivo frente a la migración, sosteniendo que en la migración hay dos derechos que se contraponen.

“La posición de Chile es simple y clara. Toda persona tiene derecho a dejar o abandonar su país. Pero también todo país tiene derecho a decidir quién ingresa a su territorio. Esos dos derechos a veces coinciden y a veces se contraponen. Por eso, nuestro gobierno, este presidente, y con el apoyo de la inmensa mayoría de los chilenos, estamos promoviendo una política de migración para poner orden en nuestra casa”.

Tan solo 10 minutos después apareció el Canciller Ampuero en el Patio de los Naranjos, en donde ofreció un punto de prensa en el que mantuvo la postura dada por el presidente. Minutos después fue el turno de la ministra vocera de gobierno, Cecilia Pérez, quien explicó la postura de La Moneda expresando que “no existe ninguna contradicción” entre Interior y la Cancillería. “Existe la mirada del Ministerio del Interior, que está llevando a cabo adelante en el Parlamento la política migratoria y desde esa mirada nosotros como gobierno establecemos leyes claras para el ingreso de extranjeros. Y existen las declaraciones por parte de Cancillería, de en lo que consiste el derecho de una persona de entrar y regresar a su país de origen”, afirmó la vocera.

Síguenos en