Diario y Radio U Chile

Año XI, 21 de julio de 2019

Escritorio

Christina Rosenvinge: El relajo de cantar al aire libre

Era una cita íntima en un escenario veraniego. Las Majadas de Pirque recibió a los seguidores de la cantante española quien se presentó en medio de árboles, con un público cercano sentado en mantas, y dio el vamos a una serie de presentaciones en el país que incluyen Arica, Quilpué, Frutillar y Concepción.

Claudia Carvajal G.

  Domingo 13 de enero 2019 0:01 hrs. 
Portada 1

El llamado era a las 15 horas en los jardines de la casona palaciega de Las Majadas de Pirque. A esa hora ya se veían unas tímidas mantas en el pasto mientras una sonriente Sabina Odone estaba en el escenario probando sonido. Fue el preludio de una larga tarde de voces femeninas que terminó en una fiesta en el pasto.

La encargada de abrir los fuegos, Sabina Odone, fue invitada por la propia cantante española y presentó su trilogía ” Una historia de amor”. Algunos problemas de sonido pudieron jugar una mala pasada a la ex Supernova, pero salvó la situación cantando a capella en italiano. Emocionada, agradeció a Rosenvinge el haberle “prestado su escenario y su público”  lo que generó el inmediato aplauso de los asistentes.

Luego de un breve intermedio, Christina Rosenvinge subió al escenario e inició con  El Pretendiente de su disco “Un hombre rubio” lanzado en febrero pasado y que es una especie de elegía en honor a su padre muerto hace casi tres décadas.

Sin embargo, quienes fueron a escuchar la presentación de ese nuevo trabajo, rápidamente se llevaron una sorpresa. El característico riff de Pálido del disco Flores Raras de 1998 fue el indicio que esto sería un agasajo para los fans.

20190112_180119

 

CR3

CR2 - copia

Así, mezclado con anécdotas y canciones de “Un hombre rubio” vinieron “Sábado”, “La distancia adecuada”, “Alguien tendrá la culpa” o “La muy puta”. Luego de un breve descanso volvió para el solicitado bis de parte del público e inició una especie de presentación a petición del público. Solo acompañada de su guitarra se escuchó algo de su época de Christina y los subterráneos con “Las suelas de mis botas” o”Mil pedazos”. Tras el retorno de su banda al escenario, la ganadora del Premio Nacional de las Músicas Actuales 2018 que concede el Ministerio de Cultura de España, bajó al pasto y eligió a una de las asistentes para bailar, rodeada de sus seguidores mientras caía el sol. Claro que todo terminó en risas cuando  decidió inclinar a su acompañante sobre el piso y ambas terminaron de bruces, causando el regocijo de los asistentes quienes no perdieron la oportunidad de utilizar sus teléfonos celulares para captar el momento.

CR4

Luego de la escena, la fiesta se acercó al escenario con una Christina y banda en plenitud cantando “Voy en un coche” del disco “Que me parta un rayo” que la hizo conocida en Chile en la década de los noventa y que no ha sido olvidado por quienes este sábado fueron al picnic musical que la rubia española entregó y que satisfizo por completo a los comensales que terminaron vitoreando el anuncio de un nuevo concierto al aire libre. Esta vez será el Parque Araucano el que preste su entorno a la rubia cuya voz no envejece y que sigue cautivando a los chilenos.

 

Fotos @Claudia Carvajal