Diario y Radio U Chile

Año XI, 18 de febrero de 2019

Escritorio

Marcial Sánchez: “El Cardenal está más preocupado del tema legal que de su propio pastoreo”

Por medio de una carta al decano de la Facultad de Teología de la Universidad Católica, Joaquín Silva, el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, señaló que no participará del proceso de selección de la próxima autoridad universitaria . Lo que para el experto en Iglesia Católica, Marcial Sánchez, se debe a que el cardenal está deslegitimado al interior del clero.

PIlar Leon

  Martes 12 de febrero 2019 10:22 hrs. 
ezzati

El pasado viernes se hizo pública la noticia de que el arzobispo de Santiago, el cardenal Ricardo Ezzati, no nombraría al próximo decano de la Facultad de Teología de la Universidad Católica, dejando la decisión en manos de su próximo sucesor.

De esta forma, sería la primera vez que un decano, en este caso Joaquín Silva, deberá prorrogar de forma indefinida su mandato, el que debía concluir  el 28 de febrero.

Situación que, para el historiador y experto en Iglesia Católica, Marcial Sánchez, responde a la falta de legitimidad que tiene la figura del cardenal Ezzati al interior del clero como también en la ciudadanía, debido al proceso penal en su contra.

“Cuando uno habla de Ricardo Ezzati dentro de la iglesia chilena ven a un hombre que no ha podido enfrentarse a su realidad en cuanto a lo que está pasando con la justicia (…) Es un hombre que ha caído en la deslegitimación, pero no necesariamente por lo que uno diga, sino por lo que él hace. Ezzati ha hecho mal las cosas, él ha estado muy mal asesorado, no así otros obispos. Y ese mal asesoramiento le está pasando la cuenta y ya solamente estamos hablando de Ezzati como un cardenal imputado”, afirmó.

En mayo de 2018, el arzobispo Ricardo Ezzati renunció junto con 33 obispos debido a la negligencia del clero chileno por los casos de abusos sexuales. Sin embargo, el Papa Francisco todavía no ha nombrado a un sucesor del cardenal.

Respecto de la demora en la designación de un nuevo arzobispo para la arquidiócesis de Santiago, el experto en Iglesia Católica, Marcial Sánchez, aseguró que, por un lado, “es positivo en la medida en que tiene que llegar la mejor persona para ese lugar, porque también no puede estar nombrando a cualquier persona. El arzobispado de Santiago es una plaza cardenalicia, por lo tanto, cualquier persona que hace cargo puede ser perfectamente cardenal mañana”.

Como por otro lado, es perjudicial porque “cada día que pasa la deslegitimación del cardenal Ezzati es mayor. En la actualidad el arzobispado de Santiago está siendo administrado por sus párrocos los que tienen que dar la cara en cada una de sus parroquias y conversar con la gente (…) En Santiago, lamentablemente el cardenal está más preocupado del tema legal que de su propio pastoreo”.

Sobre posibles sucesores de Ezzati, Marcial Sánchez señaló que “hay nombres sobre la mesa hace rato, nombres que no son malos entre chilenos y extranjeros, pero el Papa tendrá que dirimir, lo que deberá ser pronto porque la verdad es que cada día que pasa se deteriora más el arzobispado de Santiago ante la opinión pública y yo creo que la culpa no lo tiene la gente que trabaja ahí”.

En la actualidad, a pesar de que Ricardo Ezzati sigue siendo el arzobispo de Santiago, muchas de las decisiones han sido delegadas al único obispo auxiliar que queda en Santiago, Cristián Roncagliolo. Las últimas gestiones de Ezzati fueron nombrar nuevos párrocos y publicar las líneas pastorales 2019-2020.

Se espera que el Vaticano entregue novedades de quién precederá a monseñor Ricardo Ezzati luego de las reuniones a las que fueron convocados los presidentes de las Conferencias Episcopales para reflexionar sobre los casos de abusos sexuales entre el 21 y el 24 de febrero.

Mientras, la terna compuesta por Joaquín Silva, Claudia Leal y Fernando Berrios, deberá esperar la llegada del nuevo arzobispo para que participe del proceso de selección del próximo decano de la Facultad de Teología de la Universidad Católica.