Diario y Radio U Chile

Año XI, 14 de diciembre de 2019

Escritorio

Unidad, libertad y democracia: el homenaje al Comité Central del PS desaparecido en dictadura

Carlos Lorca Tobar, Ricardo Lagos Salinas, Michelle Peña, Carolina Wiff y Exequiel Ponce Vicencio, entre otros, serán honrados este sábado 23 de marzo en Villa Grimaldi. Con esta conmemoración, sus familiares pretenden realizar un ejercicio de memoria y rescate de las ideas que inspiraron al socialismo reprimido y extinguido en dictadura.

Abril Becerra

  Jueves 21 de marzo 2019 16:38 hrs. 
lorca ps

El 17 de diciembre de 2018, la Corte de Apelaciones de Santiago condenó a seis ex agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) por su responsabilidad en el secuestro calificado del Comité Central del Partido Socialista.

Entonces, el juez Miguel Vásquez Plaza aclaró que once de los militantes fueron capturados en 1975 y que entre los culpables se encontraban Raúl Iturriaga y Miguel Krassnoff, a quienes se les aplicó una pena de 20 y 15 años de presidio efectivo, respectivamente.

Esta resolución significó, para los familiares de las víctimas, un avance respecto del esclarecimiento de estas investigaciones, sobre todo, porque desde hace 40 años, hermanos, madres, padres e hijos, se encontraban en búsqueda de verdad y justicia.

Así, el fallo del tribunal abrió una puerta para conocer lo sucedido respecto de las desapariciones de militantes como Carlos Lorca Tobar, Ricardo Lagos Salinas, Michelle Peña y Exequiel Ponce Vicencio, entre otros.

Para conmemorar este hecho y a casi tres meses de la resolución del tribunal, el Centro de Formación Memoria y Futuro, que desde los años 90 congrega a los familiares de las víctimas del Partido Socialista, decidió realizar un homenaje este sábado 23 a las 11:00 horas en Villa Grimaldi para recordar a estos estos militantes.

Jaime Lorca, presidente de la organización y hermano del dirigente socialista Carlos Lorca, manifestó que esta actividad pretende así, revivir el legado de quienes fallecieron en búsqueda de un futuro de igualdad, libertad y unidad.

“Es bueno que sean conocidos, que la gente sepa quienes fueron, pero también en que pensaban, cómo siendo gente tan inteligente deciden entregar su vida por la causa real de la libertad. Entonces, con esto estamos reivindicando la figura de estos héroes y heroínas, porque creemos que esto no va a la contingencia, sino que a la trascendencia. Esto no es del pasado, sino que del futuro”, dijo.

Durante el homenaje se inaugurará una placa que incorpora el nombre de diez militantes socialistas. Además, la actividad será dirigida por los actores Malucha Pinto y Alejandro Goic.

53026325_2257908364260828_7580758534619398144_o

De la clandestinidad a la prisión

De acuerdo al libro Lorca, vida de un socialista ejemplar del periodista Juan Azócar (Ediciones Radio Universidad de Chile), una vez producido el Golpe de Estado, el Comité Central del Partido Socialista pasó rápidamente a la clandestinidad.

“(…) la dureza de la represión se dirigió de manera especial hacia el PS, puesto que constituía buena parte del entramado social y de masas de la Unidad Popular: no solo se trataba de una fuerza con miles de militantes y adherentes, sino que contaba con una presencia significativa a nivel parlamentario, así como en la administración pública, las organizaciones sociales y los órganos de representación municipal”, advierte la publicación.

De esta manera, en abril de 1974, en el marco del aniversario 41 del partido, se contabilizó una baja de 40 dirigentes. No obstante, a partir de ello comenzó a articularse una organización clandestina con el fin de reactivar la estructura política del organismo: una casa de la avenida Chile-España se transformó en en el refugio de los militantes que decidieron iniciar esta tarea.

Sin embargo, a dos años del bombardeo a La Moneda, los dirigentes comienzan a caer.

De esta forma, “el 21 de junio Ricardo Lagos Salinas fue detenido en una casa de seguridad en calle Tiros en el sector de Las Rejas, junto a su enlace Michelle Peña Herreros, embarazada de ocho meses al momento de su captura”.

“El 25- de dicho mes- tres vehículos de la DINA se presentaron en horas del toque de queda frente al número 557 de calle Tocornal. El sorprendido dueño de la pensión fue conminado a entregar a todos los ocupantes de la última pieza. El casero lo desconocía, pero esos alojados no eran sino otros que Exequiel Ponce, máximo dirigente del socialismo en la resistencia y su joven enlace, Mireya Rodríguez”, relata la publicación del periodista Juan Azócar.

Carlos Enrique Lorca Tobar, ex diputado por Valdivia quien, además, en clandestinidad ocupó el nombre de “Sebastián”, en tanto, fue detenido el 25 de junio de 1975, alrededor de las 16:00 horas, en una casa ubicada en calle Maule por ocho agentes de la DINA.

Luego, fue trasladado a Villa Grimaldi. Su pista, y según las investigaciones judiciales, se perdió en Colonia Dignidad.

La historia respecto del curso que tomó cada una de las detenciones también fue variado. Sin embargo, hubo un punto de conexión: Villa Grimaldi, centro de tortura por el que pasaron cerca de 4 mil 500 prisioneros y prisioneras, de los cuales 241 fueron asesinados o se mantienen como detenidos desaparecidos.

Este centro de inteligencia, cuyo nombre original era el Cuartel Terranova, dejó de funcionar en 1978. En este sentido, según Álvaro Ahumada, presidente de la Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi, dentro del procedimiento de inteligencia era común que los presos políticos del régimen fueran trasladados a este espacio de detención y tortura.

“Esos fueron los procedimientos estándares que hizo la DINA con todos los resistentes que fueron capturados entre el ’74 y ’78. Acá hubo desaparecidos y hubo algunos asesinados, pero sobre la dirección del Partido Socialista no podría afirmar que fueron asesinados aquí o que fueron hechos desaparecer”, dijo.

Rescatando las ideas

Para Jaime Lorca el homenaje de este sábado también representa una oportunidad para retomar aquellas ideas que inspiraron a aquella generación de socialistas que murió en manos de la dictadura. Por lo mismo, sostuvo que “la unidad de los pueblos es el arma más valiosa que tienen los pueblos para hacer cambios sociales”. Además señaló que la invitación de este sábado es a hacer un ejercicio de memoria para rescatar aquellas ideas que inspiraron a estos militantes.

Unidad, libertad y democracia. Ese es el mensaje que quiere transmitir con esta actividad.