Diario y Radio U Chile

Año XI, 18 de julio de 2019

Escritorio

Padres y autismo, solos no

Adolfo Fuentes Cartas al Director |

  Martes 2 de abril 2019 12:04 hrs. 

Sobre autismo suelen haber tres tipos de escritores, Terapeutas y/o profesionales implicados en el saber sobre autismo, Padres de hijos con autismo, y Adultos autistas cuyo nivel de funcionamiento les permite mediante un coautor, poner en palabras sus experiencias, sufrimiento y singular modo de estar en el mundo. Como terapeuta desde el psicoanálisis de orientación lacaniana, en el día de la concienciación sobre el autismo considero importante reflexionar sobre los padres que vienen a nuestras instituciones y consultorios, atemorizados, con preguntas y angustias.

En algunos casos, hay padres que necesitan saberlo TODO (qué pasa, que es y por que) y llenos de angustia, devoran cuanta bibliografía existe desesperados por información. Pienso también en padres que consultan con un sentimiento profundo de culpa y rabia “Quiero saber por que hace lo que hace y si es a causa de algo que hice”. Otros no pueden aun poner en palabras lo que sienten y apenas alcanzan a articular un par de frases, rompen a llorar asustados ante la incógnita de la situación y muy comúnmente ante el terror que les causa la vida que sus hijos vivirán. Puede ser también una mezcla de los tres que se va manifestando en distintos momentos.

Muy pocas veces los padres se interrogan tantos temas de infancia, crianza, autonomía e independencia que cuando se tiene un hijo que presenta alguna alteración en su desarrollo o alguna condición que afecte severamente sus posibilidades para estar en el mundo. Convengamos que muchos padres dan por hecho que sus hijos hablarán, caminarán, se vestirán solos, etc y entonces cuando aparece alguna irrupción se cuestiona eso que se denomina “desarrollo normal”. Dicho de otro modo, la alegria de una madre cuando su hijo por primera vez en su vida y con 10 años le dice mamá, es una imagen conmovedora pero casi imposible de imaginar a menos que se esté ahi en presencia de esas lagrimas de felicidad ante tal alcance.

Es muy importante escuchar a los padres de hijos con autismo ya que solo ellos conocen los periplos administrativos, la presión y discriminación social, la angustia por el futuro incierto y lo mas importante el sufrimiento que acarrea para quien se encuentra bajo un diagnostico y aquellos que le rodean. Sin los padres, no se puede hacer un cambio profundo, y no me refiero solamente al activismo político que conlleva adecuación de infraestructura, cobertura educativa y sanitaria, formación y posibilidades laborales que son flancos importantes, sino a que son los padres el motor que mantiene en sus hijos, en principio los cuidados básicos y luego también la consecución de tratamientos y deseo de vinculación social.

Leo una consigna que dice “Nunca mas solos” y pienso en ese motor que son los padres, no es un motor incansable sino uno empujado por el amor, la constancia y dedicación que amerita la responsabilidad de traer a alguien al mundo, también impulsado por su modo de experimentar la paternidad y las expectativas sobre esa persona que están acompañando en su incorporación al mundo. Tal labor parental no debería quedar sobreentendida ni por fuera de la escucha, sino incorporada en las directrices y tomas de decisiones para quienes trabajamos con el autismo, escuchada también y considerada de una forma en que sin caer en romanticismos se mantenga un estatus humano de los padres en el sentido en que también sufren y que al igual que todos tienen que vérselas con su propio sufrimiento, pero nunca más solos, solos no.

 

El autor es Psicólogo clínico.