Diario y Radio U Chile

Escritorio

Oposición a Nicolás Maduro se repliega tras nueva insurrección fallida en Venezuela

Pese a los llamados del propio Juan Guaidó, las fuerzas opositoras al gobierno de Nicolás Maduro no repletaron los alrededores del Palacio Presidencial de Miraflores. Por el contrario, Leopoldo López terminó como huésped en la Embajada de Chile en una jornada que, al parecer, tuvo un impacto más comunicacional que real.

Montserrat Rollano

  Martes 30 de abril 2019 19:18 hrs. 
venezuela

“El intento de golpe de Estado fracasó”. Esta es de las frases más repetidas por el Chavismo durante la tarde de este martes, luego de que la denominada “Operación Libertad” no cosechara los frutos esperados: producir un quiebre en las Fuerzas Armadas Bolivarianas y, con ello, desestabilizar al gobierno de Nicolás Maduro.

Y pese a que éste ha sido el intento más exitoso desde la auto juramentación de Juan Guaidó como “Presidente Encargado” de Venezuela, todo indica que dicha acción, al igual que en ocasiones anteriores, tuvo ribetes más comunicacionales que reales.

De hecho, a la misma hora en que gran parte de los medios de comunicación chilenos informaban sobre los enfrentamientos entre civiles y la Guardia Nacional Bolivariana, en redes sociales circulaban videos y testimonios que mostraban una jornada de normalidad en el centro de la capital venezolana.

Por esta razón, no es raro que autoridades del país caribeño salieran temprano a descartar un levantamiento cívico-militar como lo proponía la oposición bajo el nombre de “Alzamiento Nacional”.

Lo cierto es que, a ojos de todo el mundo, el nuevo intento por derrocar al Chavismo fracasó, otra vez. Así quedó de manifiesto cuando Leopoldo López, su esposa y su hija, se refugiaron en la Embajada de Chile en Venezuela, como punto culmine de una jornada en la que la oposición no puede sacar cuentas alegres.

En horas de la tarde, el canciller chileno, Roberto Ampuero, se refirió a la situación de los nuevos huéspedes en la Embajada.

“Ellos, a distintas horas del día jueves entraron a nuestra misión en Caracas. Ambos están ahora bajo la protección diplomática (…) Esto es una señal muy clara del compromiso que tiene Chile con la democracia y la defensa de los Derechos Humanos”, manifestó Ampuero.

 

Sin embargo, ya entrada la noche, el canciller informó que López y su familia se retiraron de la misión chilena en Caracas para refugiarse en la sede de España.

Para el analista venezolano Sergio Rodríguez Gelfenstein, la situación en su país se grafica de la siguiente manera: “era una operación muy clara en la que ellos sabían que no tenían ninguna oportunidad de éxito. Es como que, ubicado en Santiago, tú quieras dar un golpe de Estado en Apoquindo con Manquehue, mientras que en La Moneda todo sigue funcionando con absoluta normalidad, no hay ninguna posibilidad de acercamiento porque La Moneda está rodeada de adherentes al Gobierno”.

En ese sentido, Rodríguez agregó que “este es un golpe de Estado mediático y comunicacional que, en realidad, ha tenido más repercusión en el exterior que en Venezuela”.

Un fallido quiebre de las Fuerzas Armadas

Desde que asumió como “Presidente Encargado de Venezuela” –aunque según la Constitución su eventual mandato se extendía solo por 30 días- Juan Guaidó ha insistido, a través de distintas formas, en generar un quiebre en las Fuerzas Armadas.

Y pese a no haberlo conseguido hasta ahora, el líder opositor ha afirmado que posee cerca del 90 por ciento de apoyo de los militares. Por esta razón, llama la atención que, luego de la supuesta toma de la base aérea de La Carlota, que en realidad nunca se concretó, varios efectivos de la Guardia Nacional hayan afirmado que fueron engañados para acudir a dicho lugar.

Así lo confirmaron algunos entre quienes iban a participar de la operación. El primer teniente, Jairo Betermini, relató su experiencia: “el punto de salida iba a ser aquí, hacia el Penal de Tocorón y no fue así, cuando llegamos lo que hicieron fue entregarnos brazaletes, mandarnos a trancar la vía y nos informaron que esto era un golpe de Estado”.

uhuhuhi

El cuestionado rol de Chile en el conflicto

Con el asilo de Leopoldo López y su familia en la embajada de Chile en Venezuela, inevitablemente nuestro país adquiere un protagonismo inusitado en la crisis.

Ya había ocurrido con la fallida entrega de supuesta ayuda humanitaria a través de la frontera colombiana, donde el Presidente Sebastián Piñera posó junto a Juan Guaidó, además de Iván Duque y Luis Almagro, sin que otros representantes importantes de la región estuvieran presentes.

Luego, en una conferencia de prensa conjunta, condenó tajantemente la supuesta violencia ejercida desde el Gobierno en la ciudad fronteriza de Cúcuta, que terminó con camiones quemados llenos de víveres y medicamentos. Días después se comprobó que dicha información era falsa y que habían sido opositores lo que incendiaron los vehículos.

Para el analista internacional y profesor del Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile, Gilberto Aranda, la decisión del Gobierno puede ser leída como una defensa a la democracia, “pero también que Chile está jugando un papel muy visible que nos puede jugar en contra”.