Diario y Radio U Chile

Año XI, 15 de diciembre de 2019

Escritorio

Homicidio de Fernanda Maciel: Otro caso marcado por la desidia de instituciones del Estado

Los restos de Fernanda Maciel fueron encontrados casi 500 días después de su desaparición en la misma bodega que sus familiares sindicaban como el lugar en donde se encontraba su cuerpo. Negligencia, desidia y postergación en una indagatoria que ha sido fuertemente cuestionada por organizaciones ligadas a la lucha contra la violencia hacia las mujeres.

Tomás González F.

  Martes 25 de junio 2019 18:26 hrs. 
wqrw

Un año y cuatro meses después de la desaparición de Fernanda Maciel, este martes la Fiscalía Metropolitana confirmó que sus restos fueron encontrados en la misma bodega de Conchalí que, desde hace meses, acaparaba todas las sospechas de sus familiares y cercanos.

Y es que lo último que se supo fue que ese sábado, la joven de 21 años y embarazada de siete meses, salió de su casa y se dirigió por la calle Llaima hacia una bodega ubicada a 80 metros de su domicilio. Ahí la esperaba Felipe Rojas, vecino y conocido de Fernanda, hoy formalizado por su homicidio.

Si bien una cámara captó el recorrido y el momento en que Rojas abrió la puerta, no alcanzó a registrar el instante en que ella entró. Ahí se le perdió el rastro. Pese a la insistencia de los familiares, que pedían más indagatorias en el lugar, la Fiscalía y la Policía de Investigaciones, al no encontrar nada sospechoso en la bodega, llevaron sus indagatorias a lugares como la Laguna Carén, en Pudahuel; e, incluso, a Bariloche, Argentina. Sin embargo, ella nunca salió de ahí.

La calle Llaima en la comuna de Conchalí, en donde se ubica la bodega en que fueron encontrados los restos de Fernanda Maciel.

La calle Llaima en la comuna de Conchalí, en donde se ubica la bodega en que fueron encontrados los restos de Fernanda Maciel.

La que en principio se descartó, terminó siendo la teoría correcta, en una indagatoria que para la directora de Derecho Penal de la Asociación de Abogadas Feministas (ABOFEM), Camila Guerrero, es inexplicable. En conversación con Radio Universidad de Chile, la abogada sostuvo que se debieron agotar las instancias en un principio.

“Sin perjuicio de que en la buena labor investigativa se deben barajar varias hipótesis, no se explica cómo no se agotan algunas líneas investigativas más evidentes. Nosotras no conocemos la interna de todas las aristas que se estaban barajando en la investigación, pero una no se explica cómo no fue agotado en profundidad el principal lugar que se sindicaba por la familia como el lugar en que posiblemente podría haber estado el cuerpo de la víctima”, señaló la directora en Derecho Penal de ABOFEM.

La lentitud y falta de suspicacia con que se resolvió el caso trae a la memoria el homicidio de Vivian Haeger, desaparecida en 2010, siendo encontrada luego de 42 días al interior de su propia casa. Luego de siete años, el principal sospechoso, Jaime Anguita, fue absuelto.

Así también sucedió con Érica Hagan, quien fue asesinada en 2014 al interior del Colegio Bautista de Temuco y que, pese a que se halló ADN del principal sospechoso, Domingo Cofré, éste quedó libre y la Fiscalía cerró un caso que a la fecha sigue impune.

Ximena Cortés fue encontrada agonizante en su casa al interior de la Base Aérea Cerro Moreno de la Fuerza Aérea en Antofagasta, en donde se desempeñaba su esposo y el principal sospechoso, James Díaz. En principio se habló de un suicidio, tesis que fue rechazada por la familia, quienes exigieron la exhumación de su cuerpo. A la fecha la Fiscalía no ha transparentado los resultados y el crimen sigue impune.

Siete días después de haber sido secuestrada, torturada y asesinada, Nicole Saavedra fue encontrada muerta a sólo 15 minutos del lugar donde fue vista por última vez. Tres años después, aún no hay culpables.

Tres años después de haber sido secuestrada, torturada y asesinada, aún no hay responsables por el crimen en contra de Nicole Saavedra.

Tres años después de haber sido secuestrada, torturada y asesinada, aún no hay responsables por el crimen en contra de Nicole Saavedra.

Lamentablemente, casos sobran para graficar la poca prontitud de las instituciones del Estado cuando se trata de investigar homicidios en los cuales las víctimas son mujeres. Sobran también los ejemplos para demostrar la tibieza de la Justicia cuando se enfrenta a un femicidio. Una negligencia que, para la vocera de la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres, Lorena Astudillo, tiene que ver con la naturalización que existe de los crímenes de este tipo.

“Acá hay una banalización, se le da poca importancia a los crímenes cometidos en contra de las mujeres. Llevamos 31 mujeres asesinadas, pero no se revolucionan, no salen a dar declaraciones publicas los ministros, no salen a decir las nuevas medidas que van a adoptar”, comentó.

“¿Por qué las muertes de las mujeres importan menos que las otras muertes, cuando son crímenes machistas? Porque se ha naturalizado, porque no les importa, porque pareciera que es un problema sólo de las mujeres. Pero somos más de la mitad de la población, entonces aquí hay un desinterés y una falta de voluntad que ya es manifiesto”, acusó Astudillo.

A la vez, la vocera de la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres agregó que este no es un problema que tenga que ver sólo con el Ministerio Público, sino que afecta a todo el sistema judicial. En esa línea, la vocera de la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres señaló que es necesario capacitar a las diferentes instituciones para evitar este tipo de situaciones.

“Debieran capacitarse de mejor manera, debieran entender lo que significan los crímenes de violencia extrema hacia las mujeres. Acá hay un problema de todo el aparataje judicial, que no le da la importancia que tiene y la legislación tampoco penaliza como debiera”, dijo.

“Pero además, acá hay una desidia por parte del Ministerio Público, sabemos que son ellos quienes dirigen las investigaciones. El Ministerio Público es quien decide qué se investiga, cuándo se investiga y cómo se investiga”, agregó la vocera de la ONG.

Es por esto que la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres convocó para este miércoles a las 13 horas a una concentración llamada “Contra la impunidad: exigimos al Estado detener la negligencia y desidia frente a los crímenes contra las mujeres”. Ésta se llevará a cabo en el frontis de la Fiscalía Nacional (Catedral 1437, Metro Santa Ana).

D97greIWwAEDySz