Diario y Radio U Chile

Año XII, 26 de febrero de 2020

Escritorio MENÚ

Judith Schönsteiner: “La evidencia apunta a que hay patrones de violaciones de DD.HH.”

En conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, la investigadora del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Diego Portales lamentó la reacción del Gobierno ante el informe de Amnistía Internacional e hizo un llamado al Ejecutivo a condenar con mayor fuerza las violaciones a los derechos humanos ocurridas durante el último mes en el país.

Tomas González F.

  Viernes 22 de noviembre 2019 18:55 hrs. 

La enérgica reacción del Gobierno en contra del informe de Amnistía Internacional sobre la situación de los derechos humanos en el país, en el contexto de las masivas protestas que han tenido lugar durante el último mes, provocó críticas de distintos sectores, pero sobre todo, desde la academia y de quienes forman parte de organizaciones ligadas a la defensa de los derechos humanos.

La tarde de este jueves, la subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Recabarren, tomó la vocería frente al tema y expresó un rechazo categórico por parte del Gobierno de Sebastián Piñera frente al informe titulado “Política deliberada para dañar a manifestantes apunta a responsabilidad de mando”, que publicó la reconocida ONG tras su paso por Chile.

En conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, la investigadora del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Diego Portales, Judith Schönsteiner, se refirió a la delicada situación en que se encuentra el país.

Respecto de la postura del Gobierno y su reticencia a si existen o no violaciones a los derechos humanos en Chile, Schönsteiner sostuvo que la evidencia es clara en este sentido.

La evidencia apunta a que sí hay patrones de violaciones de derechos humanos, son violaciones graves y estas violaciones, según mi entender, no se pueden explicar si no presumimos, por lo menos, una omisión del mando de cambiar los protocolos y las instrucciones de cómo operar“, señaló Schönsteiner.

El Gobierno de Chile rechazó categóricamente el informe titulado “Política deliberada para dañar a manifestantes apunta a responsabilidad de mando”, que publicó la reconocida ONG Amnistía Internacional tras su paso por Chile.

El Gobierno de Chile rechazó categóricamente el informe titulado “Política deliberada para dañar a manifestantes apunta a responsabilidad de mando”, que publicó la reconocida ONG Amnistía Internacional tras su paso por Chile.

En su informe, Amnistía Internacional sostiene que el objetivo de las Fuerzas de Orden y Seguridad es “lesionar a quienes se manifiestan para desincentivar la protesta incluso llegando al extremo de usar la tortura y violencia sexual en contra de manifestantes. Esto, en vez de tomar medidas encaminadas a frenar la gravísima crisis de derechos humanos”.

Una situación que, para la especialista en derechos humanos de la Universidad Diego Portales, se debe a un problema con los protocolos de uso de fuerza, los que no han sido actualizados de acuerdo a las normas internacionales.

“Los protocolos internacionales son distintos, no están cumpliéndose como deberían y hay un deber de prevención, de reacción, reparación y justicia también, pero también de prevención de parte del Gobierno y de parte de Carabineros para evitar que estas violaciones vuelvan a ocurrir”, aseguró la académica del Centro de Derechos Humanos de la UDP.

Asimismo, la directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara, criticó este jueves que “las autoridades bajo el mando del presidente Sebastián Piñera han sostenido su política de castigo durante más de un mes generando que más personas se sumen al abrumador número de víctimas, que sigue aumentando hasta el día de hoy”.

En ese sentido, Judith Schönsteiner indicó que la señal que dio el Gobierno este jueves, rechazando el informe de la ONG internacional, no es la correcta y que, por el contrario, el Ejecutivo tiene una responsabilidad en condenar las violaciones a los derechos humanos.

La directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara, indicó que le harán llegar al presidente Sebastián Piñera "todo tipo de recomendaciones, “sobre todo haciéndole recordatorio de cuáles son las obligaciones internacionales que tiene Chile frente a los derechos humanos”, dijo la directora para las Américas de la organización internacional.

La directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara, indicó que le harán llegar al presidente Sebastián Piñera “todo tipo de recomendaciones (…) sobre todo haciéndole recordatorio de cuáles son las obligaciones internacionales que tiene Chile frente a los derechos humanos”. Foto: Amnistía Internacional.

El llamado de respetar los derechos humanos tiene que ser muy concreto. El Gobierno tiene más responsabilidad que simplemente decir ‘por favor respeten los derechos humanos’. La responsabilidad de control civil sobre las fuerzas del orden es de tal forma que, efectivamente, ellos tienen que dar las instrucciones mucho más concretamente”, sostuvo la investigadora de la UDP.

“En ese sentido tienen una obligación internacional. O sea, no es solamente una obligación de respetar y bajar esta obligación, sino que también tienen una obligación de proteger“, agregó Schönsteiner.

Sin embargo, el Gobierno criticó que Amnistía Internacional no les hubiese solicitado información. Pero esto fue rápidamente refutado por la ONG, desde donde aseguraron que le habían pedido una reunión al Presidente, pero que nunca tuvieron respuesta.

No obstante, Erika Guevara indicó que le harán llegar al mandatario todo tipo de recomendaciones, “sobre todo haciéndole recordatorio de cuáles son las obligaciones internacionales que tiene Chile frente a los derechos humanos”, dijo la directora para las Américas de la organización internacional.