Diario y Radio U Chile

Año XII, 23 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Coordinadora 8M: Es imposible concebir esta revuelta sin la movilización del 8 de marzo

Este 25 de noviembre se conmemora un nuevo Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres y la vocera de la Coordinadora 8M adelanta las consignas de la marcha convocada para este lunes a partir de las 17 horas.

Diario UChile

  Lunes 25 de noviembre 2019 14:46 hrs. 
12049363_10207996187235468_3737811918179070705_n





Este 25 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. La fecha se conmemora en recuerdo del  asesinato de las hermanas Mirabal, conocidas como “las mariposas”, activistas dominicanas contra el régimen de Rafael Trujillo y que en esta fecha de 1961,  fueron interceptadas en la vía pública por agentes del Servicio de Inteligencia Militar del régimen, y golpeadas hasta la muerte.

En 1981, se celebró en Bogotá el Primer Encuentro Feminista de Latinoamérica y el Caribe donde se decidió asignar al 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, en memoria de la tres hermanas.

En nuestro programa Semáforo, conversamos con Alondra Carrillo, vocera de la Coordinadora 8M, respecto de la significación de este día en el contexto político social chileno.

Según la dirigenta social, actualmente se produce un ocultamiento de los temas que el feminismo ha puesto sobre la mesa. “Eso tiene mucho que ver con el rol que ha tenido también la prensa y las comunicaciones de este estallido y de lo que está contenido en este momento, pero la potencia feminista de este estallido y revuelta queda verificado para quien sea que salga a las calles. Las perspectivas feministas están puestas sobre la mesa, nosotras las feministas hemos estado presentes en cada una de las movilizaciones y los territorios también y como coordinadora hicimos un llamado explícito a levantar asambleas territoriales y discutir el programa de la huelga general feminista del 8 de marzo que es un antecedente político de este momento. Es imposible comprender este momento de revuelta sin recordar que inició con la revuelta de las mujeres el 8 de marzo”.

25nov-portada

En cuanto a si las manifestaciones se enfrentan de igual forma para hombres,  mujeres o para las disidencias sexuales, Carrillo expresó que en Latinoamérica en general hay una caracterización común respecto de este tema.

“Pretendemos hacer un grito común latinoamericano contra la impunidad de la violencia política sexual, porque ella ha sido la herramienta privilegiada empleada por estos gobiernos que han dado un giro autoritario como lo ha hecho Sebastián Piñera a través de su actuación criminal y su terrorismo de Estado que despliega un tipo de violencia especial y particular contra las mujeres y disidencias sexuales, es decir aquellos que disienten de la heteronorma. Ese tipo de violencia tiene un objetivo preciso: desarticular la potencia del feminismo y de la acción política de las mujeres y disidencias organizadas y por eso la estamos denunciando. Cuando hablamos de un llamado a la impunidad, es un llamado contra este gobierno también, es una exigencia a nivel internacional la salida de Sebastián Piñera y de este gobierno debido a su responsabilidad política total respecto de las formas de violencia. Porque la violencia sexual es violencia política contra las mujeres y el feminismo”.

Consultada sobre el caso de una joven mujer en Concepción que fue desnudada por un grupo de policías, Alondra Carrillo señaló  que ese tipo de conductas constituyen una forma de castigo y de disciplina de parte de la policía. “Es una forma de regular los comportamientos de la gente en la calle, porque ese es el sentido en general de la represión y de la violencia político sexual como forma específica de represión de parte del Estado. Ese disciplinamiento es patriarcal, machista,  porque la violencia ejercida por las policías no es neutral, replica las violencias estructurales que atraviesan nuestra vida y que conforman parte de la trama que el movimiento feminista ha cuestionado todos estos años. Es un problema al que hay que atender de manera transversal pues las personas movilizadas, las organizaciones sociales proponen que la transformación de esta forma de vida no sea solamente de los elementos económicos del modelo,  sino una concepción general de cómo deben ser las relaciones entre las personas y cómo la violencia la patriarcal no puede tener lugar y debe ser combatida explícitamente”.

“Hace un par de meses  nadie hubiera creído que íbamos a tener la capacidad todo lo que hemos hecho y  ese esfuerzo de abrir otros caminos o realidades posibles, precisamente mediante otra forma de concebir el poder y su ejercicio es que este momento de revuelta está inaugurando otras formas de organización, que son otras formas de consolidación de ese poder que nos permiten  enfrentar procesos como el constituyente estando organizadas desde abajo”, agregó la vocera de la Coordinadora 8M.

Respecto de la pregunta sobre la escasa presencia de mujeres en la discusión de un nuevo pacto social, Alondra Carrillo calificó el Acuerdo por la Paz y Nueva Constitución como “un acuerdo de caballeros”, pero señaló que no se circunscribe a este ámbito del quehacer nacional, sino que es un tema transversal.

Pacto 00

“Esta configuración también se puede ver en otras actorías como el comité de huelga nacional que mostró una postal con solo hombres convocando. Una huelga no puede ser general si no estamos nosotras. Lo general implica que paren todos los trabajos, que tenga carácter productivo y reproductivo entonces esa disputa sobre cómo pueden hacer se las cosas de otra manera es una que hay que dar en el marco general de este proceso en términos políticos, pero también es una disputa que las feministas damos al interior de los espacios en que nos organizamos. Para nosotros en fundamental que la participación se consolide desde abajo, que la organización tenga características populares intransables”.

La marcha de este lunes, convocada por la Red Chilena de la Violencia contra las Mujeres, se inicia a las 17 horas y su sentido es visibilizar en el contexto actual la violencia contra las mujeres, la impunidad con la que se instala la violencia política sexual y levantar una voz firme contra nuestra exclusión y la consigna es “ningún acuerdo sin nosotras” y también el que este gobierno se haga responsable políticamente. Una de las primeras actividades realizada por las organizaciones feministas fue la entrega de un edición impresa de un informativo llamado “La Primera”, cuyo fin, según Carrillo es irrumpir en el espacio público y la normalidad y hacer aparecer el feminismo en ese contexto. La información contenida en “La Primera” también está disponible en las redes sociales de las organizadoras.

 

Foto referencial @Revista de Frente.