Diario y Radio U Chile

Año XIII, 14 de mayo de 2021

Escritorio MENÚ

Con o sin Sename: Critican al Gobierno por mantener financiamiento a privados

Este martes, el Senado votará el proyecto de ley que crea el Servicio Nacional de Protección Especializada a la Niñez y a la Adolescencia. Durante el día, además, se conoció la renuncia de Susana Tonda a la dirección de Sename.

Camilo Villa J.

  Lunes 4 de mayo 2020 21:19 hrs. 
sename


Este martes 5 de mayo, entre las 11:00 y las 14:00 horas, el Senado votará, en segundo trámite constitucional, el proyecto de ley que crea el Servicio Nacional de Protección Especializada a la Niñez y a la Adolescencia.

La eventual nueva institución se enmarca en el proyecto presentado por el Presidente Sebastián Piñera a pocos días después de asumir su segundo mandato, esto, ante las permanentes críticas y cuestionamientos que, desde un tiempo a esta parte, ha recibido el Servicio Nacional de Menores (Sename).

La iniciativa ejecutiva busca crear dos nuevos servicios, el de Protección Especializada a la Niñez y Adolescencia, y el de Responsabilidad Adolescente, que se hará cargo de los adolescentes infractores de la ley. El primero de estos servicios es el que será votado este martes.

El nuevo servicio sería el encargado de proveer la oferta de protección especializada para los niños, niñas y adolescentes vulnerados en sus derechos y, para ello, deberá diseñar, ejecutar, supervisar, fiscalizar y ejecutar programas que apunten a la intervención, reparación y restitución de derechos.

Pese a que especialistas y autoridades coinciden en la necesidad de crear una nueva institucionalidad que vele por los derechos y el amparo de los infantes en riesgo, el proyecto del Gobierno ha sido criticado por diversas instancias que trabajan con el tema de la infancia.

Entre quienes ven con recelo la iniciativa se encuentra la defensora de la niñez, Patricia Muñoz. Para ella, una de las carencias de la iniciativa es que no estipula ningún tipo de prohibición para la acreditación de organismos colaboradores del Sename que hayan sido vinculados a situaciones de vulneración de los derechos de las niñas y niños.

Otra falencia importante según Muñoz, es que no se trata de una reforma estructural, pues se mantendría la lógica de financiación a través de subvenciones, por lo cual, la iniciativa no significa grandes cambios.

“Es un proyecto de ley que, justamente, lo que no hace es hacer una reforma estructural del servicio, porque se mantiene el mismo sistema de financiamiento actual por vía de subvención, situación que ha sido severamente cuestionada por el Comité de los Derechos del Niño, el año 2018, después de la investigación que realizó con ocasión de la irreparable muerte de Lissette Villa, y por lo tanto, desde esa perspectiva, evidentemente no se constituye en aquella reforma lo que estos niños, niñas y adolescentes merecen”.

niña

Quien desde hace años se ha involucrado, ha seguido y ha fiscalizado temas de infancia, es el diputado independiente René Saffirio.

Para el parlamentario, la iniciativa del Gobierno –que ya pasó por la Cámara y del que Saffirio aprobó algunos aspectos-  no cambia en lo medular lo que actualmente existe, pues el Ejecutivo no ha querido tocar la el sistema de financiamiento en que los privados “se roban la plata del Estado”.

“Se continúa con la lógica de que sean los mismos privados, sujetos ahora a otros sistemas de certificación y acreditación, los que continúen administrando el sistema, lo que me parece muy malo, esa parte yo la voté en contra. De tal manera que mientras no haya un sistema o no haya servicios que reemplacen al Sename, en que el financiamiento no sea perverso como lo es actualmente, que financia en razón de niño atendido –en consecuencia no hay ningún estímulo para egresar a los niños del sistema- esto no va a cambiar”.

Según el legislador, no se toca el sistema de financiamiento porque “no hay voluntad política para hacerlo, porque si se resuelve el problema se les acabó el negocio a los organismos Colaboradores del Sename (OCA)”.

De todas maneras, René Saffirio considera un paso importante la iniciativa que reemplaza al Sename, pues “es el comienzo de la muerte del Sename y se abre una posibilidad de seguir cambiando las cosas”.

Por su parte, Paulina Fernández, líder de abogacía de Aldeas Infantiles S.O.S., identificó lo que para ella es un problema que debe resolverse a la brevedad, y es que el Servicio Nacional de Protección Especializada a la Niñez y a la Adolescencia, así como el de el de Responsabilidad Adolescente, verían la luz sin un contenido que garantice su funcionamiento, pues la Ley de Garantía de los Derechos de la Niñez, iniciativa que el Parlamento se había comprometido a sacar paralelamente con los nuevos servicios, está aún estancada en la comisión especial de la niñez del Senado.

“El problema que puede ocurrir es que esta ley puede avanzar, pero la Ley de Garantía todavía no sale de la comisión especial del Senado y lo que va a quedar son dos nuevos servicios nada más, sin una Ley de Garantía que ordene todo el sistema, que crea una institucionalidad, que crea institucionalidad a nivel local. Entonces la ley que se vota en el Senado este martes puede terminar siendo, en algunos aspectos, lo que hoy ya vemos en el Sename, aunque tiene cambios que son interesantes, pero un primer llamado es que se cumpla el compromiso y que la Ley de Garantía apruebe su tramitación y pueda llegar a la Sala lo antes posible”.

Además, Paulina Fernández identificó otros dos problemas a la iniciativa del Gobierno: el cuestionado financiamiento que, según ella, genera desigualdad en las niñas y niños, pues el sistema no garantiza un piso estándar en cuanto a la subvención –así  la mantención de un niño podría costar 600 mil y el de otro un millón, y el otro es que se sigue estigmatizando a los infantes, ya que los que han cometido delitos quedan como “imputables”, cuando ellos han sido vulnerados en gran parte de sus derechos.

De esta forma, con grandes críticas, el Senado rechazará o aprobará uno de los proyectos estrellas de Sebastián Piñera, el primero que anunció cuando asumió el mandato.

La renuncia de Susana Tonda

En medio de toda esta discusión, este lunes se conoció la renuncia de Susana Tonda, quien oficiaba como Directora Nacional del Servicio Nacional de Menores.

“La principal razón que tuve para tomar esta decisión es que, dado los acontecimientos de los últimos días, me ha quedado claro que no cuento con la confianza de mi jefatura directa, lo cual es imprescindible para ejercer un cargo como éste, más aún considerando los tremendos desafíos en los que estamos empeñados”, dijo en una carta confirmando que declinaba al puesto.

La referencia era clara: después del bullado acuerdo para entrega de información entre la ANI y Sename, todo se complicó entre las partes. A lo que se sumó, las denuncias por presuntos abusos sexuales en una residencia de Hualpén.

“Lamento profundamente no poder finalizar el camino iniciado, pero me asiste la tranquilidad de haber avanzado de manera relevante en una reforma estructural del Sistema de Cuidados Alternativos, 13 residencias familiares ya son una realidad en reemplazo de los Cread, un modelo de cuidado masivo e impersonal que como Estado no es posible justificar”, escribió.

Será la actual jefa del Departamento Jurídico del Sename, Denisse Díaz, asumirá como directora suplente del servicio.

Al conocerse la salida de Tonda, Patricia Muñoz declaró que “lo relevante acá es que no centremos la discusión de lo que ocurre en ese servicio en las personas que puedan pasar por él dirigiéndolo, sino que más bien en cómo resulta preocupante que pasen y pasen los años y no se produzca la reforma estructural para los niños y adolescentes que se encuentran bajo el cuidado del Estado”.

 

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.