Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 25 de mayo de 2022

Escritorio

Jornada clave para ley de migraciones: Senado vota en particular iniciativa en medio de fuerte tensión por indicaciones de la oposición

Aunque la moción contiene dos indicaciones de la oposición rechazadas por el Ejecutivo, para el presidente de la Coordinadora Nacional de Inmigrantes, Héctor Pujols, éstas “no salvan al proyecto y sigue siendo carente de lo que uno esperaría de los procesos migratorios en Chile”.

Eduardo Andrade

  Martes 18 de agosto 2020 21:23 hrs. 
Portada

El trámite del proyecto de ley de migraciones tendrá una semana crucial en la Cámara Alta. Este miércoles, la propuesta gubernamental sería votada en particular en el Senado en medio de una fuerte pugna entre el oficialismo y parlamentarios de la oposición. En la discusión de este martes, las diferencias advierten que la votación incluso podría aplazarse para la siguiente semana, si es que este miércoles o jueves no se llega a un acuerdo.

Ante esto, los partidos del oficialismo que más han tomado postura en esta discusión han sido Renovación Nacional y la Unión Demócrata Independiente. De este último, por ejemplo, la senadora Luz Ebernsperger se refirió al trámite de una moción que, en su opinión, aunque partió siendo oficialista, las modificaciones sufridas lo alejan de su postura inicial.

“La Cámara de Diputados había aprobado un proyecto estableciendo normas robustas y que equilibraban todos los derechos necesarios a proteger. La comisión de Gobierno del Senado avanzó en ese sentido, sin embargo, la Comisión de Derechos Humanos y la de Hacienda, particularmente senadores de la oposición, en forma irresponsable y peligrosa aprobaron indicaciones que desvirtúan ese proyecto y lo vuelven a foja cero”, criticó.

Luz Ebensperger.

Luz Ebensperger.

El entrampamiento de la discusión parlamentaria tiene que ver principalmente con una indicación que propone un período posterior al ingreso al país, donde las personas migrantes podrán buscar alguna oportunidad de empleo con la intención de cambiar su estatus migratorio, además de un plazo para la regularización de personas posterior a la aprobación de la ley.

Al respecto, para el diputado UDI, Celso Morales, se estaría marcando distancia con las intenciones del proyecto original, por lo que, de aprobarse las indicaciones, como bancada están dispuestos a iniciar una serie de medidas que incluyen acudir al Tribunal Constitucional.

“Uno no logra entender estas indicaciones. Quizás lo único que puede significar es que están en poco contacto con la gente, con el mundo real de los chilenos, o no entienden nada de lo que es migración. Por eso en la UDI vamos a pedir tres cosas, vamos a rechazar estas indicaciones, vamos a pedir al Ejecutivo que vete este proyecto, en estas indicaciones especialmente, y de lo contrario, la UDI también está dispuesta a ir Tribunal Constitucional porque creemos que es una aberración lo que se está proponiendo”, sentenció.

La voz de las organizaciones

Por otra parte, desde las organizaciones migrantes y pro migrantes, pese a valorar las indicaciones mencionadas, se sigue mostrando preocupación por la aprobación del proyecto en su conjunto.

Sobre este tema se refirió, en conversación con nuestro medio, la integrante del Colectivo Sin Fronteras, Patricia Loredo, quien aseguró que sus voces no fueron incluidas en el trámite que ha tenido el proyecto en las últimas semanas, cosa que podría revertirse en caso la discusión siga postergándose.

“En esta última etapa no habido participación de la sociedad civil y la mayoría de las organizaciones que hemos intentado hacer llegar indicaciones o propuestas para mejorar este proyecto, hemos sido prácticamente soslayadas. Principalmente en el último paso en la comisión de Hacienda, no ha habido representación de la sociedad civil ni de las organizaciones de migrantes, del mundo de la academia que ha estado muy activo. Esperamos que ahora se revierta esta situación”, precisó.

Patricia Loredo.

Patricia Loredo.

Asimismo, el presidente de la Coordinadora Nacional de Inmigrantes, Héctor Pujols, también expresó sus reparos frente a este proyecto, advirtiendo que se trata de un retroceso aun con las indicaciones ingresadas por la oposición.

“Creo que las indicaciones no salvan el proyecto y sigue siendo muy carente de lo que uno esperaría de los procesos migratorios en Chile y de cómo regularlos. Creo que todos estamos de acuerdo con regular la migración, pero eso no hace poniendo restricciones porque la experiencia que hemos tenido en Chile, las medidas ya implementadas, no han servido para detener los flujos ni para regularlos”, indicó.

Pese a que las organizaciones coinciden en que, por el momento y ad portas de un proceso constituyente, es conveniente esperar antes de tramitar el proyecto, de aprobarse, para el integrante del Movimiento Acción Migrantes, Eduardo Cardoza, éste debería considerar al menos la indicación de la visa de trabajo propuesta por la oposición en favor de evitar la irregularidad de los flujos migratorios.

Héctor Pujols y Eduardo Cardoza.

Héctor Pujols y Eduardo Cardoza.

“La visa que se propone es una visa de trabajo y que ha sido tan atacada por parte del Gobierno, es porque la opción que tienen allí es generar un proyecto restrictivo, que lo único que va a hacer es instaurar la irregularidad migratoria de forma sistémica. Y eso no le beneficia ni al país ni a los migrantes, les beneficia a los empresarios inescrupulosos que van a tener una cantidad de personas con derechos restringidos y desesperadas por vivir en ese contexto”, señaló.

Hay que considerar, además, que este lunes organizaciones y personas de 14 países firmaron una carta donde mostraban su preocupación por el trámite de esta ley. Así también lo hicieron durante la semana pasada organizaciones de chilenos en el exterior, sumándose también una carta presentada por el Comité de Protección de los Derechos de los Trabajadores Migratorios y sus Familias -organismo perteneciente a las Naciones Unidas-, que pese a reconocer puntos a favor en la ley, advirtió riesgos para la regularización y el debido proceso en el caso de las expulsiones.